Los niños que se convirtieron en ángeles


El régimen genocida de Daniel Ortega y Rosario Murillo han dejado las calles de Nicaragua llenas de sangre y un dolor inmenso en los nicaragüenses, quienes aún seguimos llorando y contando víctimas.

A la pareja presidencial no le importa si somos jóvenes o adultos, hombres o mujeres, heterosexuales u homosexuales, católicos o ateos. Sus policías, turbas y paramilitares tienen una sola misión: matarnos. El delito del que se nos acusa es querer democracia y justicia para nuestro país.

Lo que ocurre en Nicaragua es algo extremo, tan así que niños se encuentran en la larga lista de asesinados. La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) registra más de 285 asesinatos, hasta el 25 de Junio del corriente año, y entre las víctimas destacan 20 menores de edad. Niños asesinados por disparos certeros en la cabeza, el pecho y cuello; calcinados, suplicando y hasta gritando por una patria libre. Así han muerto. Así los han asesinado.

Los niños que se convirtieron en ángeles | Por Jairo Videa de Coyuntura

Pudo haber sido nuestro hijo, sobrino, hermano, primo, amigo o vecino. El dolor que esto ha causado es algo inexplicable y no debe quedar impune. ¿Cómo se le llama a un padre que pierde a su hijo? ¿Cómo superar la muerte de nuestro hermano que fue alcanzado por una bala? Todo el sufrimiento que hoy nos agobia es causado por dos personas que se aferran al poder.

Detrás de cada uno de los niños que se convirtieron en ángeles hay una historia, sueños, relatos y sonrisas, las cuales fueron arrebatadas por la sed de poder. Estas son algunas de las historias de los niños y adolescentes asesinados en Nicaragua:

Matías y Darelis Velásquez: Las criaturas de la masacre en el Carlos Marx

Tenían 5 meses y 2 años respectivamente, Matías y Darelis quienes eran hermanitos y fueron quemados vivos junto a otros miembros de su familia durante el amanecer del Sábado 16 de Junio. Esa mañana Nicaragua despertó con la terrible noticia y un insólito vídeo que viralizó las redes sociales: un bombero llorando desgarradamente mientras daba los primeros auxilios a los menores luego de haberlos rescatado de las llamas.

Matías y Darelis Velásquez de 5 meses y 2 años | Fotografía tomada de Facebook

“Nosotros nunca hemos simpatizado con ningún partido político, peor sandinista, y quien mató a mi padre, a mi madre, a mi hermano, y a mis sobrinos, fueron las turbas sandinistas y la Policía. Nosotros somos testigos donde ellos le pegaron fuego a la casa, ellos (víctimas) querían salir y ellos (turbas) apuntaban con AK-47 disparando para que no se salieran, hasta esperaron que se quemara la casa para irse”, señaló un hijo de Óscar Pavón, una de las víctimas, al diario La Prensa.

Las pruebas son claras y contundentes: La Policía Nacional junto a fuerzas paramilitares estuvieron en el lugar de los hechos minutos antes de que el incendio comenzara y, según los testimonios de los vecinos, los paramilitares golpearon primero los portones de la casa, que a la vez era una fábrica de colchones, luego realizaron varios disparos a la vivienda hasta que la incendiaron. Según la sobreviviente, los paramilitares detonaron más de 20 morteros dentro del hogar hasta que la casa agarró fuego; ella y su primo se encontraban en el segundo piso y desde ahí se tiraron y no pudieron rescatar a sus familiares porque no había manera.

Incendio en el barrio Carlos Marx, Managua | Fotografía tomada de Facebook

Lea también: Masacre en el Carlos Marx, un crimen sin precedentes

"Con las barricadas en Managua y la poca afluencia de los autobuses suelo caminar bastante y días antes del hecho pasé por el lugar en el sector de la Rotonda La Virgen. Justo ese día, mientras caminaba al otro lado de la calle, me percate que una mujer estaba sentada fuera del edificio de 3 pisos, chineaba a un bebé y platicaba con una niña, mientras otros niños jugaban en la calle. ¡Jamás me imaginé que serían víctimas de una masacre y que esos niños no tendrían un futuro”, comenta uno de nuestros periodistas y columnista a todo el equipo de Coyuntura. “Pudo haber sido mi sobrina”, nos dijo y comenzó a llorar.

Teyler murió en los brazos de sus padres

El niño Teyler Leonardo Lorío Navarrete quien tenía solamente 14 meses de edad, fue asesinado la mañana del Sábado 23 de Junio de un disparo en la cabeza en las Américas Uno, Managua. A esa hora se registraba un fuerte ataque por parte de policías y paramilitares hacia los ciudadanos en el sector.

Teyler falleció debido a un disparo en la cabeza | Fotografía tomada de Facebook

El hecho ocurrió entre aproximadamente las 7:30 de la mañana. Un vídeo muestra el momento preciso cuando los padres, con el menor en brazos, caminaban por la zona y de pronto se escucharon varios disparos, seguido de un desgarrador grito que evidenciaba el cruel acto en contra del menor.

"Una bala impactó la cabeza del niño", aseguró su abuelo Jaime Lorío. “Quién iba a ser, la guardia… todos andaban por allí como siempre”, agregó. No existe una palabra que pueda describir el dolor que los padres de Teyler pueden sentir sabiendo que su pequeño hijo tenía toda una vida por delante pero fue arrebatada, por personas con licencia para matar.

“Él (padre de Teyler) gritó y yo también lo hice. Sin haberlo visto me di cuenta de que habían matado a alguien”, nos comentó una señora que vive en el lugar de los hechos. “¡Yo me muero si pierdo a mi hijo! Sólo era un bebé que de seguro ni siquiera podía caminar y nunca va a aprender”, agregó la ciudadana quien pidió el anonimato por temor.

El mundo se enteró del hecho y condenó tal acto. Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) fue uno de los que condenó el asesinato del bebé y reiteró el llamado al cese de la violencia.

Sandor, el monaguillo que deseaba conocer a Mons. Silvio Báez

El informe de la ANPDH señala que Sandor Manuel Dolmus Pineda de 15 años de edad recibió un disparo en el tórax el pasado 14 de Junio en la ciudad de León, sus amigos y la misma Iglesia Católica lo confirman. El adolescente era monaguillo en la Catedral de León y fue asesinado en el barrio Zaragoza cuando fuerzas paramilitares atacaron el lugar.

Sandor era risueño y "tenía grandes sueños" dicen sus conocidos | Fotografía tomada de Facebook

Sandor era un participante activo de las protestas en contra del régimen de los Ortega-Murillo y luchaba por ver un país libre y democrático. Todo el equipo de Coyuntura, en especial nuestra corresponsal de León, lloró la muerte del menor. “Era seguidor (de Coyuntura) y compartía las publicaciones”, nos dijo una amistad cercana a Sandor. “Quería conocer en persona a don Silvio Báez y quería ser como él”, comentó un amigo del menor a nuestro Editor por videollamada y entre lágrimas agregó que “lo mataron pero no quedará impune. Dios se encargara de ellos”.

"Era un niño al que le gustaba la fotografía; bien risueño y sin dudarlo tenía grandes sueños para su vida. Se lo arrebataron al mundo y a la patria" comenta uno de sus amigos más cercano.

Sandor era amante de la fotografía y de su labor con la sociedad | Fotografías tomadas de Facebook

Cómo un homenaje a él y a otros menores asesinados, desde Coyuntura compartimos hace unos días el siguiente diseño con las palabras que Sandor publicara por última vez en su perfil de Facebook.

En homenaje a Sandor Dolmus, asesinado el 14 de Junio de 2018 | Por Jairo Videa de Coyuntura

Junior suplicó por su vida y se la arrebataron

Junio Gaitán tenía 15 años de edad y fue asesinado por un policía el pasado Sábado 2 de Junio. Fue enterrado el Domingo 3 con sonidos de bala de fondo debido a que Masaya aún estaba bajo ataque.

“Lo más que me duele es que el policía que me lo mató lo conocía perfectamente. ¡Él le suplicó de rodillas!”, dijo Aura Lila López, madre de Junior, bajo lágrimas a el diario La Prensa. “Jairo Alemán”, dijo la madre del menor. Según ella ese es el nombre del asesino de su hijo y dicho hombre forma parte de la Policía Nacional en la ciudad de las flores.

“Daniel Ortega y la Chayo no tienen corazón. Esas son unas bestias al igual que la Policía. Él es el que manda a matar. Él es el que tiene el poder de decir ‘basta’”, comentó Aura Lila López, mamá de Junior, un niño al que le gustaba jugar fútbol y a quien le decían "el pollito".

Junior Gaitán y su mamá junto con su profesora Rosita Flores | Fotografía tomada de La Prensa

La madre de Junior relató que “estaban en unas barricadas y cuando llegó la Policía él y varios se metieron al mercado viejo. Incluso había una mujer y cuando la Policía entró al mercado comenzó a golpearla. Él se las quiso dar de hombrecito diciéndole al policía que no la golpeara. Agarraron a patadas a la mujer y fue donde me lo agarraron a él y me lo golpearon. Él no andaba nada de armas. Andaba sus manos limpias. El policía me lo mató fríamente. Como madre lo más que me duele es que el policía que me lo mató lo conocía perfectamente bien. Él le suplicó de rodillas. Si yo hubiera estado con él doy mi vida por él. Tal vez me hubiera matado a mí en vez de a él. Él le suplicó por su vida”.

Álvarito Conrado: ¡PRESENTE!

Todos recordaremos el día en que se instaló de la mesa del Diálogo Nacional, luego de más de 50 asesinados. Madelaine Caracas, entre lágrimas y dolor, leyó frente a Daniel Ortega y Rosario Murillo la lista de los asesinados que habían hasta el momento. "Álvaro Manuel Conrado Dávila de 15 años", dijo Madelaine y todos gritaron: "¡presente!".

La muerte de Álvaro Conrado ha sido una de las más difíciles y recordada en el contexto actual. El niño de solamente 15 años fue a dejar agua a la Catedral de Managua y una bala lo alcanzó. "No puedo respirar" serán palabras imborrables en la memoria de Nicaragua.

Álvaro Conrado: ¡PRESENTE!

Una noche antes, cuando ya los estudiantes estaban en las calles pronunciándose, había consultado a sus padres sobre las reformas a la Seguridad Social, que pretendían quitar un 5% de las pensiones a los jubilados y aumentar el aporte de la patronal y de los trabajadores. Sin avisarle a sus padres se unió a las protestas la mañana del viernes, cuando ya se registraban muertos y la represión contra los manifestantes había incrementado.

El cadáver del Conrado fue trasladado hasta iglesia Santo Domingo, donde se ofició una misa en presencia de la comunidad educativa del Instituto Loyola / Fotografía de Diario Metro por B. Picado

Álvaro era estudiante del Colegio Loyola y sus compañeros de clase y amigos lo recuerdan como "un niño risueño, alocado y que amaba su patria". "Cayó herido por un disparo certero en el cuello. Inmediatamente varias personas lo condujeron al Hospital Cruz Azul, donde no lo recibieron. Finalmente, llegaron al Hospital Bautista. Allí ingresó al quirófano, pero no pudieron hacer nada…", dijo el réctor del Colegio Centro América, citando al papá de Álvaro.

"Mi hijo seguiría con vida si ellos lo hubieran estabilizado… Es una lástima que existan personas que le nieguen ayuda a alguien que esté herido, más a un niño", dijo Álvaro Conrado, el padre del estudiante, a El Nuevo Diario, haciendo referencia a la asistencia médica del niño.

Luego del asesinato de Álvarito la red se llenó de homenajes a uno de los mártires de Nicaragua. Compartimos los dos diseños que el equipo de Coyuntura compartió en su honor:

En homenaje a Álvaro Conradp, asesinado el 20 de Abril de 2018 | Por Jairo Videa de Coyuntura

En homenaje a Álvaro Conradp, asesinado el 20 de Abril de 2018 | Por Maynor Somarriba y Jairo Videa de Coyuntura

Aunque no fue en el contexto actual, no podemos olvidar el asesinato de los niños en La Cruz de Río Grande por parte del Ejército en el 2017. Elea Valle, madre de los menores, aún llora su perdida y declaró en exclusiva para Coyuntura que "está con los jóvenes en ésta lucha" y con los ciudadanos en general. Así también, debemos agregar a la lista de menores asesinados por el actual Gobierno a los niños de Las Jagüitas.

A continuación agregamos la lista de los menores de edad que han fallecido en la actual crisis que vive Nicaragua. El equipo de Coyuntura dice PRESENTE por todos ellos. ¡QUE SUS NOMBRES NUNCA SE OLVIDEN!

- Abraham Castro Jarquín - 17 años / Jinotega

- Álvaro Conrado Dávila - 15 años / Managua

- Carlos Bonilla López - 17 años / Ciudad Sandino

- Carlos Flores Río - 19 años / Ciudad Sandino

- Carlos Alberto Miranda - 19 años / Managua

- Celso Díaz Sevilla - 19 años / Mateare

- Chester Chavarría Pérez - 19 años / Managua

- Christhofer Orozco Alvarado - 18 años / Managua

- Darwin Salcedo Vílchez - 19 años / Estelí

- Daryeli Velásquez Raudez - 2 1/2 años / Managua

- Elías Sánchez Cuesta - 17 años / Masaya

- Eliezer Isaac Collado - 17 años / Managua

- Erick Eduardo Pacheco - 19 años / Managua

- Freddy González Olivda - 18 años / Managua

- Gilberto Sánchez García - 16 años / Managua

- Hammer García Salinas - 19 años / Tipitapa

- Harlinton López García - 18 años / Managua

- Harold Ramírez Cerda - 18 años / Managua

- Javier Munguía Mendoza - 18 años / Managgua

- Jefferson Reyes Benedi - 18 años / Managua

- Jesner Josue Rivas - 16 años / Managua

- Jhon Warren Men - 18 años / Bilwi

- José Alemán Mendieta - 16 años / Ciudad Sandino

- José Abraham Amador - 17 años / Masaya

- Juan Mejía Moreno - 17 años / Managua

- Juan Zepeda Gastón - 18 años / Chinandega

- Juana Aguilar Cano - 19 años / Managua

- Junior Steven Gaitán - 15 años / Masaya

- Kevin Alexander González - 16 años / Ciudad Sandino

- Kevin Rivas González - 18 años / Managua

- Kevin Valle Aguilar - 18 años / Managua

- Layhani Real Sánchez - 11 años / Nagarote

- Lester Flores Bracamonte - 18 años / Managua

- Lilliam Martínez Valerio - 18 años / Boaco

- Matías Velásquez Raudes - 5 meses / Managua

- Mercedes Raudez Álvarez - 18 años / Managua

- Nitzia Hackins Polly - 15 años / Bilwi

- Orlando Aguirre Córdoba - 15 años / Managua

Datos del informe de ANPDH


Coyuntura

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Alcahuete Studio.