Cadena perpetua más 30 años de prisión para "Tony" Hernández

Uno de los capos hondureños de la droga con mayor poder durante las últimas décadas fue severamente castigado este martes por la justicia de Estados Unidos. Sí, Juan Antonio "Tony" Hernández, recibió una sentencia de cadena perpetua más 30 años de prisión por parte del juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castell.


Juan Antonio Hernández, exdiputado en el Congreso Nacional de Honduras por el Partido Liberal y hermano del Presidente del país centroamericano, Juan Orlando Hernández | Fotografía de AFP
Juan Antonio Hernández, exdiputado en el Congreso Nacional de Honduras por el Partido Liberal y hermano del Presidente del país centroamericano, Juan Orlando Hernández | Fotografía de AFP
Tegucigalpa, Honduras

Lo que se esperaba, según valoraciones de expertos en justicia criminal ligada al narcotráfico, se dio; "Tony" Hernández tendrá que pasar el resto de su vida tras los barrotes de una celda que será determinada próximamente. Actualmente se encuentra en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.


"Tony" Hernández, fue encontrado culpable, en el juicio que se celebró en octubre de 2019, por los delitos de narcotráfico, tráfico de armas, conspiración para introducir droga a los Estados Unidos y falso testimonio.


Previo a emitir la sentencia el juez exteriorizó que el imputado gozó de una "posición en el Congreso que le dio mayor confianza para involucrarse en el negocio de la droga y le dio confianza en que no iba a ser extraditado". Asimismo, que, siendo diputado en el año 2016, se reunió con agentes de la DEA y eso le dio confianza de que no iba a ser extraditado.


El juez le dio oportunidad a "Tony" para que se dirigiera al jurado. De inmediato el hermano del gobernante hondureño reaccionó molestó diciendo que el manejo de su caso ha sido injusto porque se le violentó la Ley Brady y la VI Enmienda de la Constitución de Estados Unidos que codifica los derechos relacionados con causas criminales en tribunales federales.


"Me siento engañado, yo entendía que él estaba (abogado) estaba revisando notas de testigos, de personas que se mencionaron en el juicio que son muy interesantes. Es duro estar confiando en un abogado, no sé qué ocupaciones pudiera tener", expresó "Tony" Hernández.


En respuesta a los alegatos de Hernández, quien persuadió al jurado que conocía de leyes porque es abogado, el juez Castell le dijo que no era cierto lo aseverado. "Si hay una violación Brady vas a tener que demostrarlo" porque "hay la buena noticia" que se podrá apelar la sentencia, dijo el juez.


En el juez resumió en su debate, previo a emitir su sentencia, que "Tony" Hernández, tráfico entre el 2004 a 2015 185 mil kilos de cocaína, por lo que al igual que la pena perpetua más 30 años de prisión, le impuso la restitución de $ 138.5 millones al estimar que el negocio de la droga le dejó millonarias ganancias.


"Esperamos que esta sentencia termine con el narcotráfico en Honduras", dijo el juez Kevin Castell.


Castell y la Fiscalía estadounidense ligaron este día a "Tony" Hernández con su hermano, el presidente de Honduras, Juan Hernández y con el Partido Nacional. Asimismo, con los capos más grandes del mundo incluyendo al mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán.


El juez calificó a "Tony" como un hombre malo e indiferente a las muertes causadas por sus ilícitas actividades y aseveró que tenía un helicóptero de uso exclusivo para distribuir municiones entre los grupos criminales. Esta actividad, según Castell era compartida por el presidente hondureño y el gobernante Partido Nacional.


Durante la audiencia la Fiscalía estableció que "Tony" Hernández utilizó los poderes políticos y sociales para que Honduras se convirtiera en un narcoestado al establecer conexiones con los narcotraficantes más fuertes incluyendo a su hermano (Juan Hernández).


"Cometieron crímenes brutales pensó que no iba a ser extraditado, ganó millones" y "ofreció protección a los narcotraficantes".


"Él no pudo decir que era pobre y estuvo en la miseria para incursionar en el narcotráfico porque habla muy bien de su padre, él no necesitaba ingresas en el narcotráfico", dijo Castel al tiempo que describió a "Tony" como una persona sin ningún remordimiento.


La sentencia, que se desarrolló hoy, ha suscitado interés en el pueblo hondureño que en espacios de debate ha clamado por un castigo severo contra el hermano del gobernante hondureño, Juan Hernández y exdiputado al Congreso Nacional por el gobernante Partido Nacional durante el periodo 2014-2018.


La Fiscalía había pedido al juez Kevin Castel, que presidió el caso, cadena perpetua por "narcotráfico apoyado por el Estado", así como a la restitución de 138 millones de dólares de "dinero teñido de sangre" obtenido a través de su organización criminal para el tráfico de estupefacientes y al pago de una multa de otros 10 millones de dólares.


Durante los nueve días que duró el juicio se presentaron testimonios de cinco testigos, entre ellos narcotraficantes y un agente de la Agencia para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) que hundieron a "Tony" Hernández, quien, desde el momento de su captura, el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto en Miami, se declaró inocente.


La culpabilidad de "Tony" Hernández puso en apuros al gobernante hondureño ya que en las conclusiones del juicio el fiscal Emil Bowe afirmó que, a partir del 2010, el acusado y su socio y hermano, Juan Hernández, actual gobernante de Honduras, han venido controlando el gobierno con el propósito de traficar droga.


Hoy previo a la lectura de la sentencia el presidente de Honduras salió nuevamente a hacer uso de las redes sociales para defenderse de los señalamientos que ha sido objeto luego de conocerse que también está siendo investigado por la justicia estadounidense por su supuesta participación directa en el narcotráfico y a quien se le imputaría ser co-conspirador.


"Para toda la familia, la noticia que se espera de Nueva York será dolorosa. ¿Y qué más se puede decir de un juicio en el que el testimonio del principal 'cooperador' de los fiscales ahora queda expuesto por las grabaciones secretas de la propia DEA como una mentira?", escribió Hernández en su cuenta de Twitter.



Hernández ha publicado segmentos de grabaciones que se supone están en poder de la DEA y que, según él, son falsos testimonios de los narcotraficantes que argumentaron haber tenido su colaboración para traficar con drogas dentro del territorio hondureño.


Hernández insistió además en que el tráfico de drogas por Honduras se ha reducido en un 95 % y que ese extremo ha sido reconocido por el Departamento de Estado.


Además de las afirmaciones del fiscal Emil Bowe, en el marco del juicio, el fiscal Jason Richman, dijo que "Tony" Hernández recibió personalmente del famoso narcotraficante mexicano, Joaquín Guzmán, más conocido como "El Chapo" Guzmán, un millón de dólares que, posteriormente, entregó a su hermano y actual presidente de Honduras, Juan Hernández, para que financiara su campaña política. Richman aseveró además que el gobernante hondureño recibió financiamiento político de otros capos de la droga.


Las evidencias contra "Tony" Hernández son tan contundentes en Estados Unidos, pero en Honduras, su hermano, el jefe de gobierno ha cerrado su círculo de impunidad, de hecho, en febrero pasado cuando compareció ante el Congreso Nacional, para asegurar que no es narcotraficante, la cúpula de las fuerzas armadas lo acuerpó y aseveró la supuesta lucha contra las drogas.


Para llevar a cabo sus actividades ilícitas, "Tony" Hernández contó con la colusión de militares y policías, que fueron parte de la estructura criminal, estableció la Fiscalía estadounidense durante el desarrollo del juicio.


Por: Criterio.hn

documentando.la.historia