top of page

Casa Presidencial de Honduras: de sede del Partido Nacional a búnker de Libre

Los diputados disidentes de Libre se reunieron en Casa Presidencial con el coordinador de ese instituto político, Manuel Zelaya, para resolver la crisis en el Poder Legislativo ante la existencia de dos juntas directivas paralelas.


Por Criterio | @CriterioHN

Tegucigalpa, Honduras
Manuel Zelaya y Jorge Cálix junto a diputados de Libre en la Casa Presidencial de Honduras | Fotografía cortesía
Manuel Zelaya y Jorge Cálix junto a diputados de Libre en la Casa Presidencial de Honduras | Fotografía cortesía

El palacio José Cecilio del Valle, sede de la Casa Presidencial de Honduras, se ha convertido en un centro oficial para que los partidos políticos en el poder resuelvan sus problemas internos, situación que se ha venido realizando en los últimos 50 años y ha pasado desapercibida por la población.


En mayo de 2021, Ebal Díaz, entonces candidato a diputado del Partido Nacional y mano derecha del exgobernante de Honduras Juan Orlando Hernández, en una reunión política del Partido Nacional, realizada en Casa Presidencial, aseveró que los hondureños no votarían en las elecciones de noviembre por los muertos y corrupción que dejó la pandemia de Covid-19, bajo esa administración sino por el dinero que pusiera en sus bolsillos.


Si bien las declaraciones fueron repudiadas por la población que al final castigó al conservador Partido Nacional que perdió de manera arrolladora las elecciones, el hecho que dirigentes y afines de esa institución política sostuvieran reuniones desde Casa Presidencial pasó desapercibido por la ciudadanía.


Misma situación está ocurriendo ahora que tiene el poder el Partido Libertad y Refundación (Libre) al convocar por parte del coordinador general, Manuel Zelaya Rosales, a reuniones políticas en la sede del Poder Ejecutivo.


Este lunes, Zelaya convocó a Casa de Gobierno a los 17 diputados insurgentes de Libre que provocaron una crisis interna en el Poder Legislativo y el domingo sostuvo una reunión con los miembros de la Secretaría Internacional de ese instituto político, según informó en sus redes sociales el subsecretario de Relaciones Exteriores, Gerardo Torres.


En primera instancia, Zelaya Rosales, expresidente de Honduras (2006-2009) y esposo de la presidenta Xiomara Castro, prometió que no sería parte del gobierno, sin embargo, ha figurado en la mediación de conflictos con gremios profesionales y fue quien convocó a reunión a los diputados insurgentes de Libre en Casa Presidencial, para poner fin a la crisis legislativa.


El equipo de Criterio.hn realizó varios intentos por consultarle a Zelaya Rosales el por qué desde la sede del Ejecutivo se está resolviendo un problema interno del Partido Libre teniendo sus propias instalaciones y concerniente al Poder Legislativo. La insistencia se dio durante una conferencia de prensa en la que únicamente a la prensa corporativa se le estaba permitiendo hacer preguntas, marginando a la prensa independiente.


El coordinador del Partido Libre, Manuel Zelaya Rosales, y el diputado Jorge Cálix dialogan durante la conferencia de prensa realizada este lunes 07 de febrero en Casa Presidencial | Fotografía de Criterio.hn por Jorge Burgos
El coordinador del Partido Libre, Manuel Zelaya Rosales, y el diputado Jorge Cálix dialogan durante la conferencia de prensa realizada este lunes 07 de febrero en Casa Presidencial | Fotografía de Criterio.hn por Jorge Burgos

Debido a la insistencia y exigencia por parte del equipo de Criterio.hn se permitió hacer la interrogante al coordinador del Partido Libre, sin embargo, este evadió la pregunta y solo se limitó a responder la otra interrogante que se le formuló.


Para el director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD por sus siglas en inglés), Luis de León, lo anterior son vicios que se han mantenido desde hace más de 40 años en que los partidos políticos no logran separar su accionar partidario con su ejecutoria de gobierno utilizando los bienes y estructura física del Estado para solucionar sus conflictos.


"Esta es una práctica que se debe dejar de hacer, un partido político una vez que accede al poder se debe a todo el pueblo hondureño como gobierno y no como partido político. Creo que es importante que se marque de ahora en adelante una diferenciación muy clara entre un partido político y un gobierno para que no se sigan usando bienes del Estado para las decisiones partidarias", añadió.


A criterio del represente de la sociedad civil los partidos políticos en el poder recurren a una mala gestión utilizando bienes para acciones del partido, lo que genera una arbitrariedad al "utilizar bienes estatales para lo que no están diseñados".



"Los carros del Estado, las oficinas, no están cedidos por el pueblo hondureño para acciones de partido si no para acciones de país", dijo Luis de León.


De momento varios serios sectores han resaltado los diálogos que emprendió el expresidente Manuel Zelaya Rosales para solucionar la crisis interna de su partido, que se trasladó al Congreso Nacional donde se instauraron como autoridades dos facciones del Partido Libre, sin embargo, y como ocurrió en el pasado, ninguna instancia se ha pronunciado sobre la utilización de recursos y bienes públicos para solucionar conflictos de una institución política.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad: