Convocatoria a elecciones primarias en Honduras vaticina nueva crisis política

La convocatoria a elecciones primarias por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), este domingo en Honduras, ha vuelto a poner en escenario una nueva crisis política por la no aprobación de una nueva Ley Electoral que establezca las reglas del juego de los comicios del 2021.


El ente electoral, constituido por las tres principales fuerzas políticas (Partido Liberal, Partido Libertad y Refundación y Partido Nacional), convocó la noche de este domingo a elecciones primarias a desarrollarse el domingo 14 de marzo de 2021 para que los partidos elijan a los candidatos de elección popular en cuatro niveles electivos: presidencial, alcaldías municipales, diputaciones al Congreso Nacional y Parlamento Centroamericano.


El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó la noche del domingo 13 de septiembre del corriente año a elecciones primarias, a desarrollarse el domingo 14 de marzo de 2021 - Fotografía de AFP por Rodrigo Arangua

Los candidatos o candidatas que resulten electos en las elecciones primarias representarán a sus partidos políticos en las elecciones generales del domingo 27 de noviembre de 2021.


En medio de la crisis sanitaria por Covid-19, la convocatoria ha generado rechazo en varios sectores de la oposición política en virtud que el Congreso Nacional no aprobó la nueva Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, pese a que la normativa era la garantía para una convocatoria transparente que evite fraudes electorales como los registrados en el pasado.


Lea también: Militares: protagonistas clave de los retrocesos democráticos en Honduras


A raíz del fraude electoral de 2017 mediante el cual el actual jefe de gobierno, Juan Hernández, violentó los artículos pétreos de la Constitución que impiden la reelección presidencial, Honduras vivió una crisis política que superó la del golpe de Estado de 2009. Ante esta situación la comunidad internacional, urgió la aprobación de una nueva Ley Electoral. Asimismo, un nuevo Censo Nacional Electoral y la emisión de una nueva tarjeta de identidad para evitar que personas fallecidas y migrantes estén habilitados para ejercer el sufragio como ha ocurrido en el pasado.


Ante la incertidumbre por la no aprobación de la nueva Ley Electoral, el líder del recién creado Partido Salvador de Honduras, Salvador Nasralla, pidió que la convocatoria se atrasara por dos semanas hasta lograr que el Congreso Nacional, controlado por el oficialista Partido Nacional, aprobara la normativa con base a acuerdos políticos.

La misma petición de Nasralla, fue planteada por el Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD), aunque sin plantear términos de tiempo, pues su planteamiento era que la convocatoria se hiciera hasta que se aprobara la nueva ley.


Por su parte el presidente del Partido Liberal, Luis Zelaya, convocó a elecciones primarias a los movimientos internos de esa institución política acatando la convocatoria del CNE, sin embargo, el diputado Mario Segura presidente de la Comisión de Dictamen de la nueva Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas,  advirtió la semana pasada que esa institución partidaria se retiraría de la discusión de la ley en el Congreso Nacional si no se aprueba la segunda vuelta electoral.


Para la concejal del CNE, Rixi Moncada, quien presidió ese órgano hasta el 10 de septiembre, la convocatoria de esta noche es inconstitucional e ilegal y debe anularse porque se basa en el censo del fraude de 2017, que está lleno de fallecidos y migrantes y que se ha reportado miles de inconsistencias Moncada no acompañó la convocatoria a elecciones, “porque convocar con el censo 2017 equivale al primer acto del fraude electoral que se prepara el año 2021 y por lo tanto no acompañaré ninguna convocatoria ilegal e inconstitucional este día”, dijo la funcionaria electoral en horas de la mañana a la radioemisora HRN.


Publicación en La Gaceta


La convocatoria a elecciones ya es ley pues fue publicada en el diario oficial La Gaceta el sábado 12 de septiembre, con base a una resolución aprobada en sesión extraordinaria el 2 de septiembre por unanimidad por los tres concejales del Consejo Nacional Electoral, Rixi Moncada, en su condición de presidenta y los concejales, Ana Paola Hall y Kelvin Aguirre.


Moncada, quien entregó la presidencia del CNE a Ana Paola Hall, firmó la resolución de la convocatoria mientras en el Congreso Nacional se suponía se iba a aprobar una nueva Ley Electoral. Según los acuerdos, la aprobación se esperaba para el 10 de septiembre y su publicación en La Gaceta el 11 de septiembre para hacer la convocatoria el 13 de septiembre, confesó Moncada.


Sin embargo—dijo Moncada—“el Partido Nacional se retiró de los concesos y hubo una trampa y un engaño. Pese a que firmó el dictamen de la nueva ley, después anunció que la aprobación se haría artículo por artículo”, cuando inicialmente se había acordado de que se haría en una sola discusión.


Para la funcionaria electoral, el centro de la convocatoria era el artículo 324 que establece la entrega del censo provisional por parte del proyecto Identifícate del Registro Nacional de las Personas al CNE el 30 de noviembre y la entrega el 5 de diciembre por parte del CNE a los partidos políticos.


Nulidad


El 3 de septiembre pasado el abogado, René Adán Tomé, presentó un escrito ante la Corte Suprema de Justicia, para exigirle a ese poder del Estado que resuelva el amparo presentado contra la declaratoria de elecciones de 2018. Tomé señaló que, si no se resuelve el amparo, la convocatoria a elecciones de este domingo será nula.


Lo anterior refleja que alrededor del proceso electoral de 2021 hay una barrera legal que aún no se ha superado.


Investigación


Salvador Nasralla y el diputado, Luis Redondo, han pedido se investigue a los concejales del CNE por haber publicado la resolución de la convocatoria de las elecciones el sábado 12 de septiembre, un día antes de lo que establece la ley para la convocatoria.


Al respecto el abogado, Rodil Rivera Rodil, dijo a Criterio.Hn dijo que no existe nulidad alguna porque lo que han hecho los funcionarios del CNE es publicar en el diario oficial La Gaceta una resolución que establece una fecha para la convocatoria a elecciones que ya está establecido en ese mismo documento.


Nueva crisis política


Más allá de la legalidad de la convocatoria, Rivera Rodil, presagió que en Honduras se avecina una nueva crisis política que se podría complicar aún más por las circunstancias actuales derivadas de la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19.


A juicio del profesional de derecho, la génesis de la crisis estriba en la falta de aprobación de las reformas electorales y porque las que se están discutiendo no contienen la reforma fundamental que representa la segunda vuelta electoral, algo que a su juicio es fundamental desde que en el 2013 se rompió el bipartidismo, conformado por los partidos Liberal y Nacional, con el surgimiento del Partido Libertad y Refundación.


La crisis política podría desembocar en protestas populares iguales o superiores a las de 2017. Nadie sabe y no hay mayor riesgo que el provocar a un pueblo, sobre todo como está de crispado no solo por la situación política sino también por la pandemia, apuntó.


Rodil Rivera Rodil no descarta que exista una crisis provocada por el gobierno e incluso que Juan Hernández podría utilizar las protestas como excusa o pretexto para suspender las elecciones. “Ya sabemos que el gobierno se quiere quedar, que el gobierno de Juan Orlando Hernández no quiere dejar el poder. Tiene su seguridad personal, su libertad en riesgo, sabemos que está dispuesto, como ya lo ha demostrado, a hacer cualquier cosa para quedarse”.

¡Ayúdanos a seguir en línea!
Coyuntura

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Alcahuete Studio.