top of page
Publicidad:

Desesperanza y problemas económicos imperan en Nicaragua, con administración sandinista en el poder

Casi la mitad de las y los nicaragüenses anhela emigrar a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades económicas, mientras que un poco más de un tercio no descarta la idea de irse a Costa Rica. El 42 % de la población prevé un empeoramiento económico en el próximo año, y el 31 % ve el desempleo como el principal problema. Las cifras de una encuesta detallan que el pesimismo y la búsqueda de mejores condiciones de vida están impulsando a muchos nicaragüenses a emigrar, siguiendo las tendencias de los últimos años.

Por Jairo Videa | @JairoVidea

Managua, Nicaragua
Una familia se lamenta en medio de la basura, tras el paso de los huracanes Eta y Iota en la Costa Caribe de Nicaragua, en el año 2020 | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa
Una familia se lamenta en medio de la basura, tras el paso de los huracanes Eta y Iota en la Costa Caribe de Nicaragua, en el año 2020 | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa

La desesperanza y la búsqueda de mejores oportunidades económicas son dos factores que están impulsando a muchos nicaragüenses a considerar la posibilidad de emigrar. Según los datos de una encuesta realizada por CID Gallup a solicitud del medio de comunicación independiente Confidencial, que coincide con el primer año y seis meses del cuarto período consecutivo de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo en el Ejecutivo de forma ilegal, casi la mitad de las y los nicaragüenses encuestados anhelan emigrar a Estados Unidos, mientras que un poco más de un tercio no descarta la idea de irse a Costa Rica, a pesar de las restricciones introducidas en las políticas migratorias de ambos países durante los últimos meses.


La encuesta se llevó a cabo entre el 14 y el 20 de junio de 2023, y se entrevistó telefónicamente a 823 ciudadanos de todo el país centroamericano, lo que proporciona un margen de error de más o menos 2.93 puntos en los resultados totales, con un nivel de confianza del 95 %.


La razón principal que impulsa a los nicaragüenses a considerar la emigración es la situación económica. Según los datos recopilados, el 42 % de los encuestados cree que la situación económica empeorará el próximo año. Además, el 31 % ve el desempleo como el principal problema del país, y el 33 % afirma que no tiene suficiente dinero para comprar alimentos.


La percepción general sobre el rumbo del país es pesimista. El 70 % de los encuestados considera que Nicaragua va por el rumbo equivocado, mientras que solo el 20 % opina que el país transita por el rumbo correcto. Un nueve por ciento afirmó no saber en qué dirección van las cosas. Es importante destacar que el optimismo sobre el rumbo del país es mayor entre los hombres, con un 27 % de ellos sintiendo que el camino es el correcto, en comparación con solo el 15 % de las mujeres que comparten esa opinión.


Al analizar los resultados por edades, se observa que las personas mayores de 40 años son las que se sienten más cómodas con la dirección actual del país, con un 27 % de ellos catalogando el rumbo como "correcto". En contraste, solo el 19 % de las personas de 16 a 24 años y el 14 % de aquellos que tienen entre 25 y 39 años están de acuerdo con esa visión. Además, al considerar el nivel educativo, se observa que el 23 % de aquellos que solo completaron la educación primaria comparte esa perspectiva, mientras que solo el 15 % de aquellos que completaron la educación secundaria comparte ese punto de vista.


En cuanto a las expectativas económicas futuras, el 28 % de los encuestados espera estar en una mejor situación económica, pero el 42 % piensa que su familia estará peor en los próximos meses. Casi un tercio (30 %) no sabe o cree que su situación se mantendrá igual. El pesimismo sobre la situación económica futura es mayoritariamente femenino, con un 44 % de las mujeres respondiendo con pesimismo, en comparación con el 39 % de los hombres.


El desempleo y la falta de fuentes de trabajo son identificados como los principales problemas del país por el 31 % de los encuestados. El 25 % considera que la corrupción en el Gobierno es la razón de muchos de los problemas, mientras que el 16 % menciona el costo de vida y el aumento de la pobreza como su mayor preocupación.


Por otro lado, la crisis política es señalada por el nueve por ciento, y el seis por ciento menciona la inseguridad ciudadana, los robos o los asaltos como su mayor preocupación. Además, el cuatro por ciento señala el mal servicio de los hospitales públicos y del Seguro Social.


Los datos revelan también que el desempleo preocupa más a las mujeres, a los más jóvenes y a aquellos con menores niveles de educación. El 37 % de las mujeres se preocupa por el desempleo, al igual que el 35 % de las personas de 16 a 24 años y el 29 % de aquellos de 25 a 39 años. En cuanto a la corrupción gubernamental, el 33 % de los hombres se preocupa por este problema, junto con el 30 % de aquellos de 25 a 39 años y el 39 % de aquellos con educación secundaria.


La situación económica de los hogares también juega un papel importante en las respuestas de las y los encuestados. Mientras que el 33 % declara que no les alcanza para comprar alimentos y productos básicos, otro 33 % afirma que puede comprar lo básico pero encuentra difícil adquirir ropa y mercancías. Por otra parte, un 22 % tiene la capacidad de adquirir ropa y cubrir necesidades básicas, pero no puede mejorar su calidad de vida comprando electrodomésticos o un automóvil.


Solo el siete por ciento puede comprar alimentos y los aparatos que considera necesarios para vivir mejor, según la encuesta detallada por Confidencial.


No obstante, la situación económica afecta más a las mujeres, a las personas de mayor edad y a aquellos con menores niveles educativos. El 37 % de las mujeres se siente afectada por la desesperación económica, en comparación con el 29 % de los hombres. Además, el 38% de las personas de 25 a 39 años y el 36 % de aquellos mayores de 40 años sienten que las cosas empeorarán, mientras que solo el 16 % de los menores de 25 años comparten esa preocupación.


Por nivel educativo, el 39 % de aquellos que solo completaron la educación primaria se ven afectados, al igual que el 32 % de aquellos que completaron la educación secundaria y el 13 % de aquellos con educación superior.


El ambiente de incertidumbre económica y los cambios en la política migratoria de Estados Unidos han llevado a que el 48 % de los encuestados considere "muy probable o algo probable" emigrar hacia ese país en los próximos seis meses. Sin embargo, el 50 % lo ve como improbable o poco probable, y un dos por ciento no respondió o no supo qué contestar.


El deseo de emigrar a Estados Unidos es más frecuente entre las mujeres, con un 37 % de ellas considerando "muy probable" esa opción, en comparación con solo el 19 % de los hombres. Por edades, son los más jóvenes (28 % de aquellos de 16 a 24 años y 35 % de aquellos de 25 a 39 años) quienes están más inclinados hacia esa opción. Además, el 31 % de aquellos con educación primaria y el 29 % de aquellos con educación secundaria sienten que podrían encontrar mejores oportunidades en Estados Unidos.


Un grupo de nicaragüenses y hondureños se dirige a la frontera entre Honduras y Guatemala en el año 2019 | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa
Un grupo de nicaragüenses y hondureños se dirige a la frontera entre Honduras y Guatemala en el año 2019. "Nos persiguen y no tenemos que comer", señalaban algunos | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa

Aunque emigrar a Estados Unidos sea más difícil, los encuestados lo prefieren como destino en comparación con Costa Rica.


Sin embargo, un 37 % ve como "muy probable o algo probable" la opción de emigrar a Costa Rica en los siguientes seis meses, mientras que un 61 % lo considera improbable o poco probable. Un dos por ciento no respondió o no supo qué contestar.


En este caso, también se observa una mayor inclinación femenina hacia la opción de emigrar a Costa Rica en los próximos seis meses, con un 29 % de las mujeres considerándolo "muy probable", en comparación con solo el 12 % de los hombres. Los jóvenes de 19 a 24 años también muestran una inclinación hacia esa opción, con un 25 % de ellos contemplando la posibilidad.


En los segmentos de edad siguientes (25 a 39 y 40 en adelante), se observan comportamientos similares, con un 19 % y un 18 % respectivamente considerando la opción de emigrar a Costa Rica.


El nivel educativo también tiene un impacto en la elección del destino de emigración. El 25 % de aquellos con educación primaria ve a Costa Rica como su destino para los próximos seis meses, al igual que el 16 % de aquellos con educación secundaria, y solo el nueve por ciento de aquellos con educación superior.


La encuesta realizada por CID Gallup revela que casi la mitad de los nicaragüenses anhelan emigrar a Estados Unidos, y un poco más de un tercio considera la posibilidad de irse a Costa Rica. La situación económica, el desempleo y la falta de oportunidades son los principales factores que impulsan a los nicaragüenses a considerar la emigración. El pesimismo sobre el rumbo del país y las expectativas económicas futuras también influyen en la decisión de emigrar. Aunque emigrar a Estados Unidos sea más difícil, sigue siendo el destino preferido en comparación con Costa Rica.


La perspectiva de emigración varía según el género, la edad y el nivel educativo de los encuestados.


No obstante, esa misma desesperanza económica y las dificultades para encontrar empleo en Costa Rica han llevado a muchos nicaragüenses a considerar a Estados Unidos como su destino preferido para emigrar. A pesar de que Costa Rica solía ser un refugio para aquellos que huían del régimen de Daniel Ortega, las medidas restrictivas y el alto costo de vida han disminuido su atractivo.


La reducción de las solicitudes de refugio en Costa Rica, combinada con cambios migratorios favorables en Estados Unidos, ha llevado a un creciente número de nicaragüenses a buscar oportunidades en el país norteamericano. Esta situación ha generado un cambio en las expectativas de los migrantes, quienes ven a Estados Unidos como una opción más viable para establecerse y enviar ayuda económica a sus familias en Costa Rica o Nicaragua.


Según datos detallados por la Redacción de COYUNTURA de la Dirección General de Migración y Extranjería de Nicaragua, durante el año 2022 se emitieron más de 270,000 pasaportes, lo que refleja un aumento significativo en el éxodo de nicaragüenses. Además, se entregaron más de 36,000 visas de salida para menores de edad, alcanzando un récord en este tipo de solicitudes. Paralelamente, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos reporta que desde octubre de 2019 hasta noviembre de 2022 se han llevado a cabo más de 270,000 "encuentros" con migrantes nicaragüenses en las fronteras estadounidenses. Costa Rica también ha enfrentado una afluencia significativa de migrantes nicaragüenses, con más de 186,000 solicitudes de refugio registradas desde 2018.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Σχόλια


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page