top of page
Publicidad:

La dolorosa odisea de dos bebés y el llamado urgente a los migrantes a protegerse

La dolorosa historia de una familia nicaragüense que perdió a dos de sus hijos mientras intentaban cruzar ilegalmente a Estados Unidos, pone en evidencia la importancia de estar preparados para cualquier eventualidad. La demanda de una funeraria mexicana a la familia por el pago de sus servicios, para resguardar los cuerpos de los bebés durante meses, ha generado un llamado urgente a considerar medidas preventivas. ¿Qué opciones tienen las y los migrantes? ¿Funciona un tipo de seguro para estas situaciones? Un análisis profundo revela la necesidad de abordar esta cuestión crucial para los miles de nicaragüenses que han dejado su país en busca de nuevas oportunidades y el bienestar de sus seres queridos.

Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Managua, Nicaragua
Fotografía de Coyuntura
Fotografía de Coyuntura

La trágica historia de una familia nicaragüense que intentaba ingresar de forma indocumentada a Estados Unidos y perdió a dos de sus hijos en el camino pone de relieve la importancia de estar preparados ante cualquier eventualidad. Este caso ha generado una reflexión sobre la necesidad de contratar un seguro de repatriación de cuerpos para las y los migrantes, como una medida preventiva para evitar situaciones dolorosas y complicadas para sus familias en caso de fallecimiento, ante la falta de acción desde el Estado de Nicaragua.


La organización Texas Nicaraguan Community, dedicada a orientar a los migrantes nicaragüenses, hizo un llamado a la familia afectada a honrar la deuda con la funeraria y repatriar los cuerpos de los bebés como una forma de cerrar el ciclo de la tragedia. Posteriormente, la empresa funeraria confirmó el pago de sus servicios y comenzó el proceso de repatriación.


Este caso ha generado conciencia sobre la importancia de considerar un seguro de repatriación de cuerpos como parte de la planificación ante situaciones adversas. La pregunta planteada por Texas Nicaraguan Community en su página de Facebook, sobre cómo resolvería la familia el problema de un fallecimiento en el extranjero, es válida y necesaria.


Aunque pensar en la muerte no es agradable, es fundamental reconocer que es parte natural de la vida y que debemos estar preparados para afrontarla.


La contratación de un seguro de repatriación de cuerpos es una medida que puede ayudar a aliviar la carga económica y emocional de los seres queridos en caso de fallecimiento en el extranjero, principalmente por la falta de gestiones institucionales por parte de la administración en Nicaragua para repatriar a nacionales. Según las investigaciones realizadas, existen entidades financieras y empresas de seguros que ofrecen este tipo de servicios, como el Banco Lafise, Seguros América, el Instituto Nicaragüense de Seguros y Financiera Fama, todas en Nicaragua, así como algunas funerarias.


El funcionamiento de estos seguros varía, pero generalmente incluyen una combinación de seguro de vida y respaldo funerario. Las cuotas anuales oscilan entre 75 y 150 dólares, con pagos mensuales desde siete dólares, dependiendo de los servicios contratados. En caso de fallecimiento fuera del país centroamericano, se estipulan las cláusulas de muerte y los montos a entregar a la familia beneficiaria.


Además, es posible contratar seguros exclusivos de repatriación de cuerpos y servicios funerarios por separado, aunque se recomienda combinar ambos servicios en una misma póliza. Esto garantiza una mayor protección y cobertura integral para la familia.


También se ofrecen planes de repatriación de cuerpo o cenizas, permitiendo agilizar los trámites y asegurar un espacio en un camposanto en Nicaragua.


Es importante destacar que los beneficios y servicios específicos varían según el contrato y la compañía aseguradora. Es recomendable revisar detenidamente los términos y condiciones antes de contratar un seguro de repatriación de cuerpos, para asegurarse de que se ajuste a las necesidades y expectativas de cada persona.


En el caso de los migrantes nicaragüenses, muchos de ellos han dejado su país en busca de mejores oportunidades de vida en otros lugares. Se estima que más de 600,000 nicaragüenses han abandonado el país entre el año 2018 y 2022. Sin embargo, esta búsqueda de un futuro mejor también conlleva riesgos y desafíos, y se estima que más de 300 nicaragüenses han perdido la vida en el extranjero debido a diversas causas, sin que la administración sandinista genere investigaciones o recursos para afrontar dichas situaciones.


La organización Texas Nicaraguan Community ha registrado casos de nicaragüenses fallecidos en Estados Unidos, y en muchos de ellos, las familias han tenido que enfrentar dificultades para repatriar los cuerpos, o incluso para encontrarlos.


La contratación de un seguro de repatriación de cuerpos podría proporcionar un respaldo financiero y logístico importante en momentos de crisis, evitando que las familias se vean desamparadas y sin recursos para enfrentar el regreso de los restos de sus seres queridos. El triste caso de la familia nicaragüense que perdió a sus dos hijos en su intento de cruzar a Estados Unidos, a finales de junio de este año, ha destacado la necesidad de estar preparados ante situaciones adversas.


Ante la realidad de la migración y los riesgos asociados, es importante considerar estas opciones para asegurar un futuro más seguro y protegido para todos aquellos que buscan oportunidades en el extranjero.


El ahogamiento en el Río Bravo ha sido la principal causa de muerte entre las y los migrantes nicaragüenses que intentan llegar a Estados Unidos. De los 35 fallecidos en la primera mitad del año 2022, 21 se ahogaron en ese río. La repatriación de los cuerpos es un proceso complicado y costoso. Además, muchas veces los cuerpos son encontrados en avanzado estado de descomposición, lo que añade dificultades al proceso.


La situación en Nicaragua ha llevado a un dramático aumento en el número de personas que abandonan el país en busca de asilo, convirtiendo este éxodo en el segundo más grande del mundo después del de los afganos. En 2021, se registraron 111,600 nuevos solicitantes de asilo nicaragüenses. La represión del régimen ha empeorado las perspectivas de vida de los ciudadanos, impulsando a muchos a arriesgar sus vidas en busca de un futuro mejor. Mayo de 2022 fue un mes especialmente trágico, con más de la mitad de las muertes de ese año ocurriendo durante ese mes.


Las organizaciones de la sociedad civil, como Texas Nicaraguan Community y Nicaragüenses en México, están trabajando para apoyar a las familias y agilizar el proceso de repatriación de los cuerpos. Sin embargo, se enfrentan a desafíos debido a la burocracia de las morgues y la lentitud del consulado nicaragüense, lo que provoca largas esperas y aumenta el sufrimiento de los familiares. A pesar de estas dificultades, continúan su labor con el objetivo de aliviar el dolor y cerrar el ciclo de duelo de los seres queridos de los migrantes fallecidos.


Con información de Voces En Libertad

Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Commentaires


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page