top of page
Publicidad:

Los excluidos: "aquí nadie entra, nadie sale y nadie pasa"

A los Ortega-Murillo nadie los quiere en la foto. El presidente mejicano pasó por Centroamérica pero se desvió en Honduras. Mientras tanto, en Costa Rica otros mandatarios aplaudían al nuevo presidente.


Por Juan Daniel Treminio | @DaniTreminio

Managua, Nicaragua

Daniel Ortega, mandatario ilegítimo de Nicaragua, está más solo que nunca. En la compleja región centroamericana recientemente se registraron un par de acontecimientos políticos, no de poca trascendencia, de los que el tirano de El Carmen ha quedado confinado. La diplomacia está completamente excluida del búnker de piedras canteras; se implementa cómo política el típico modelo de vida dictatorial: "aquí nadie entra, nadie sale y nadie pasa".


Mientras el populista gobernante mejicano Andrés Obrador pasó saludando uno a uno a los presidentes de los países de la región, incluyendo al primer ministro de Belice, las reverencias a la veterana dictadura cubana fueron el cierre de la gira.



La agenda llegaba hasta Honduras. El desvío fue evidente. Directo a La Habana. Una foto en Managua puede traerle altos e innecesarios costos políticos y estéticos.


"Hay que ser valiente para estar aquí", le dijo Ortega a grito partido el pasado 10 de enero al exmandatario hondureño Juan Orlando Hernández, uno de los pocos amigos que lo visitaba y que ahora se encuentra a disposición de la Corte del Distrito sur de Nueva York a la espera de un juicio por exportar miles de quintales de talco (cocaína) a Norteamérica.


Y ahora a Ortega solo lo frecuenta otro hondureño, Dante Mossi, quien dirige el único ente multilateral que sirve agua con algodón al desahuciado modelo económico dictatorial: el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). ¡Dantesca valentía!


Mientras tanto, en la vecina Costa Rica, refugio de millares de perseguidos políticos nicaragüenses, hubo cambio de mando y El Carmen no fue incluido ni en el pensamiento del nuevo gobierno de Rodrigo Chávez, a pesar de que en dicho pensamiento rondaba la perversa idea de modular las relaciones con la cárcel nicaragüense.


Mientras Chávez alista sus corbatas para asistir a su primera Cumbre de las Américas, Daniel Ortega no podrá empacar sus chumpas, a pesar de los jadeos que hicieron México y Honduras para que las dictaduras viajaran a Los Ángeles.


El triángulo de la muerte quedó fuera. Daniel Ortega y sus socios, Cuba y Venezuela, no estarán con el resto de mandatarios democrática y legítimamente electos; solo pueden visitarse entre sí para ver cómo van los negocios y la retórica antiyanqui, a pesar de las conversaciones que mantienen con sus "enemigos", a propósito del filtraje de las conversaciones de Laureano Ortega-Murillo con la administración gringa, esas que solo sirvieron para avisar quién es el heredero, el sucesor, el pasante de dictador.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page