• Juan Daniel Treminio

Martha McCoy: "La unidad de CxL con el PLC constituiría una fuerza mayúscula del liberalismo"

Martha McCoy ha sido una mujer que durante años ha participado en la política nicaragüense, desde su militancia en el Partido Liberal Constitucionalista (PLC). Es originaria del municipio de Bonanza, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, pero su vida la ha realizado junto a sus hijos en Masaya. Fue Ministra de Salud y luego Diputada en el Parlamento Centroamericano (Parlacen). Es economista de profesión y abogada. Su más reciente evento protagónico lo realizó en el 2016 cuando su partido le propuso ser candidata a la Vicepresidencia y, aunque dice no haber estado convencida, aceptó. Actualmente legisla desde la suplencia en la Asamblea Nacional y ocupa la Secretaría Nacional en el PLC.



En esta entrevista a profundidad, McCoy accedió a compartir sus valoraciones sobre el manejo de la pandemia de la Covid-19, a raíz de su experiencia, sobre lo que se está haciendo desde la legislación en materia de sanidad, y sobre las posibilidades de una reforma electoral. Además, plantea sus propuestas respecto a los últimos acontecimientos en su partido como miembro de la Coalición Nacional.


¿Qué se está haciendo desde la Asamblea Nacional y desde su bancada para la mitigación de la Covid-19 y sus consecuencias en el país?


"La bancada del PLC ha presentado dos iniciativas de ley que fueron desestimadas por la bancada del Frente. La primera fue la Ley de Aislamiento Social, Alivio y Flexibilización para el pago de servicios básicos, adeudos al sistema bancario nacional y Hacienda Pública para la pandemia del Covid-19. Esta iniciativa estaba construida según las medidas planteadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al aislamiento social, y tenía el fin de que la gente se pudiera aislar y tener un respaldo económico.


La otra iniciativa que presentamos fue la Ley Especial Creadora de Fondos y Políticas para la Prevención, Seguimiento y Alivio para las Familias Nicaragüenses por los Efectos de la Pandemia. El fondo es por C$1,600 millones de córdobas como capital de inicio, que sería con fondos presupuestarios, donaciones de agencias de cooperación y organismos multilaterales, para que las familias en aislamiento puedan sobrellevar esta terrible situación que atraviesa el mundo, principalmente para el equipamiento de los hospitales y el mejoramiento de la atención.


En la Asamblea ellos no han presentado ninguna iniciativa que tenga que ver con la prevención del coronavirus y las que nosotros proponemos no las dejan pasar. Solamente han solicitado fondos a organismos internacionales; eso es todo lo que ellos han hecho".


Desde su experiencia como exministra de salud, ¿cómo valora el manejo de la pandemia en el país? ¿Qué se debería estar haciendo?


"Ha sido pésimo. Por un lado el Ministerio de Salud (MINSA), contrario a su mandato constitucional, no ha hecho su papel; no ha informado de forma transparente a la población. El mundo entero sabe que han mentido con los datos. Mientras que, por otro lago, el Gobierno promueve actividades que implican el contagio y las aglomeraciones. Solo entre los meses de junio a agosto se contabilizaron 919 actividades promovidas por el régimen.

Han sido las organizaciones de sociedad civil, las iglesias, los grupos empresariales, las asociaciones médicas y principalmente las familias, quiénes han estado proponiendo las medidas frente a la pandemia. El MINSA debe convocar a la ciudadanía para evitar un rebrote del contagio y promover las medidas de prevención. Deben dejar de mentir, en esta situación no entiendo cómo pueden estar alterando las cifras. La otra medida que se debería estar tomando es que el sector público debe dotar de mascarillas a los sectores más vulnerables, garantizar el suministro de agua potable donde no llega, suspender las clases presenciales en todos los niveles y que el uso de la mascarilla sea obligatorio. No hay que menospreciar la vida".


Trasladándonos a algo más personal. En todos estos años de participación política ¿cuáles han sido las barreras que ha tenido que enfrentar como mujer?


"El principal reto está en el cuido a la familia, el criar a los hijos. Desde que me incorporé a trabajar en la Secretaría de la Mujer ha sido para conseguir más espacios para las mujeres, porque en este mundo de hombres las mujeres somos bastante criticadas, de una u otra forma. Hay una vulnerabilidad muy grande cuando una mujer ocupa un cargo porque se cree que la mujer no es inteligente y capaz; piensan que la mujer tiene que hacer otras cosas para ocupar un lugar, y eso es horrible. A mí me criticaron en algún momento, haciendo creer que yo había tenido algo con el Dr. Alemán, y yo puse hasta a mi madre que está en el cielo como testigo, y, sin embargo, las mujeres sufrimos, y sobretodo cargamos con esos vejámenes que afectan a la familia. A las mujeres nos cuesta tener un cargo y ni se diga el reto en una contienda electoral".


¿Qué retoma de su participación en la campaña del 2016 cuando fue candidata a Vicepresidenta?


"Es una locura ir a una Elección sin unidad. En esa ocasión, el peor error fue que íbamos divididos. Yo no tenía muchos ánimos y lo hice porque el partido me lo pidió. Yo solo quería ser candidata a Diputada. En ese momento no necesitaba tener una bola de cristal para saber que los demócratas no íbamos a ganar al ir divididos, más con este sistema electoral, y con el robo y el control que ejerce el Frente".


Pudo haber dicho que "no"


"Mirá. Me gustaría retomar una frase que dice: 'la culpa no es de los que se equivocan, la culpa es de los ausentes'. Yo siempre he sido una mujer que toma los retos cuando hay que salir a dar la cara y siempre hay que estar preparados para ganar o perder".


¿Y si en algún momento su partido le vuelve a proponer una candidatura?


"Sin unidad, no. Sin unidad no se puede. Si los nicaragüenses no nos unimos vamos a continuar con esta dictadura".


¿Qué va a pasar con la Coalición? ¿Porqué no se avanza?


"Ahí tiene que haber un convencimiento y no esperar la orden de nadie para hacer las cosas. Para superar los obstáculos primero tenemos que pensar en una unidad sin exclusiones, lograr la libertad de los presos políticos y lograr llegar a un acuerdo de nación. Como partido, estamos dando toda nuestra experiencia; estamos ahí porque queremos dar nuestro aporte para la construcción de una mejor Nicaragua, con todos los sectores que la integran, y no hablamos solo de fines electoreros.


A mí me gustaría que quedara claro que el PLC ha sido el único partido que ha vencido al Frente, y, a pesar de que ahora tenemos algunos problemas internos, incluyendo una litis en el Consejo Supremo Electoral (CSE), es un partido con experiencia que ha participado en 19 procesos electorales. Tiene organización en los 153 municipios del país, en todos los departamentos y en las dos Regiones Autónomas. El PLC es un partido que tiene estructuras con mujeres, estructuras juveniles, por cada municipio y departamento; fiscales que siempre han trabajado, y, sobretodo, la simpatía que tenemos en el campo. Somos un partido sustentado en el liberalismo social y progresista, con una vocación republicana y democrática".


¿Cómo el PLC pasó de ser una fuerza política en el poder a convertirse en lo que es hoy en día?


"La división. Eso es lo que ha hecho que nosotros perdamos el poder. Unidos ganamos y por eso insistimos en el tema de la unidad".


¿Puede dar nombres y apellidos de los que pueden y no pueden conformar a la unidad?


"Todos los partidos demócratas, y no hablo de los partidos que se han prestado al juego del sandinismo".


¿Me puede dar un ejemplo claro?


"¿Vos has visto cómo se vota en la Asamblea Nacional? ¿Quiénes son los que votan con el Frente Sandinista? ¿No te has fijado que los 14 votos del PLC son los que están en contra? El resto de los partidos que están ahí votan con el Frente; esos no van en la unidad porque esos votan con el Frente".


Y, ¿quiénes son los que sí pueden ir en la unidad?


Para mí la unidad de CxL (Ciudadanos por la Libertad) con el PLC constituiría una fuerza mayúscula del liberalismo".


Han pasado 14 años diciendo lo mismo


"Porque ellos no han querido. Nosotros lo hemos dicho hasta la saciedad. Hemos buscado el acercamiento, pero ellos no quieren. ¿Por qué razón? No sé. Seguiremos insistiendo, ahora con Miguel Rosales a la cabeza".


¿Encaja el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) en esa unidad de la que me habla?


"Todos. A mí me molesta cuando dicen que aquí no queremos a la fulana ni a los fulanos por corruptos; y nosotros no nos vamos a poner a decir que aquí no queremos a los fulanos porque fueron parte del Gobierno sandinista. Queremos que todos los que estamos en contra del régimen nos unamos y logremos cumplir con el objetivo grande, que es ganar las elecciones y sentar las bases de éste país".


¿Teme usted que a su partido le pase lo que pasó con el Partido Liberal Independiente (PLI)?


"No puedo decir que eso no se pueda dar. Quedaría demostrado una vez más que el régimen lo que quiere es aplastarnos".


¿Hay indicios en la Asamblea de que se trabaje en reformas electorales?

"La Asamblea Nacional está bajo las ordenes de Daniel Ortega; es un aparato más donde el régimen manda de emergencia todo lo que quiere que se le apruebe. Ya nada pasa por comisiones y no se actúa de acuerdo a los dictámenes de Ley. Así pasan. Ellos dicen que el tema de las reformas lo van a tomar en cuenta cuando sea oportuno y según lo indique la Constitución. Con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), los organismos internacionales y la presión interna en los grupos de oposición, podemos decir que esas reformas se van a poder dar, pero no se van a dar de manera profunda porque para eso se requieren reformas constitucionales y no hay tiempo para eso. El tiempo solo le ha ayudado al régimen".


¿Al menos se podrán cambiar las caras que están al frente del CSE?


"El cambio de los magistrados es una condición que se tiene que cumplir".


¿Su partido tiene pensado algún nombre?


"No hay nombres. Yo considero que no solo los partidos políticos deben proponer; hay que dar una apertura para que la sociedad civil y la ciudadanía puedan presentar sus propuestas. Que se establezca un proceso para garantizar la idoneidad de los candidatos".


¿Qué le gustaría cambiar a lo interno de su partido?


"Acercarnos al pueblo. Nos hemos distanciado del pueblo, y eso es lo primero. Resolver los problemas internos. En este caso todo se ha hecho en base a los estatutos del partido y no tiene porqué existir una demanda como la que se ha presentado. El tema de renovación y el principio de no exclusión; eso incluye a comunidades de la diversidad sexual y mayor representación de las comunidades indígenas. Renovar todo nuestro sistema de comunicación".


¿Qué pronóstico puede avizorar usted en el país para finalizar éste año, tanto en lo político y en el contexto de la pandemia?


"La economía cierra con una contracción; el Banco Mundial prevee que será del 4% o más, y a su vez advierte del crecimiento de la deuda externa. Comparada con el Producto Interno Bruto (PIB) del 2017, pasamos del 34.5% al 43.8% en el 2020. Eso es un aumento inmenso a la deuda. Si la crisis política no se resuelve, la recesión va a continuar. Debido a las recientes reformas fiscales cayó bruscamente la inversión y el consumo. Existía la previsión de que este año la recesión se iba a agudizar, pero con el brote de la Covid-19 la contracción será severa y se traduce mayormente en el aumento del desempleo y el estancamiento de los salarios.


Yo tengo esperanzas de que logremos la unidad en la Coalición a pesar de; sin embargo, espero que pongamos todos de nuestra parte para poder preservar una estabilidad en el país".

¡Ayúdanos a seguir en línea!
Coyuntura

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

 

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Alcahuete Studio.