top of page
Publicidad:

Onda tropical y posible depresión tropical en el Atlántico amenazan a Nicaragua y la región

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advierte sobre la llegada inminente de la Onda Tropical número 18 al territorio nicaragüense, acompañada de precipitaciones en las regiones norte y sur del Caribe. Mientras tanto, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos reporta una probabilidad del 70 % de formación de una depresión tropical en el centro del Atlántico durante la primera semana de agosto. Autoridades y población deben estar alertas ante estas condiciones climáticas adversas.

Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Managua, Nicaragua

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) ha emitido este lunes 31 de julio de 2023 una alerta sobre la inminente llegada de la Onda Tropical número 18 al territorio nicaragüense en las próximas horas de este lunes. Según el director de Meteorología, Marcio Baca, se esperan precipitaciones, especialmente en las regiones norte y sur del Caribe. Además, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos ha informado sobre una probabilidad del 70 % de formación de una depresión tropical en el centro del Atlántico durante esta primera semana de agosto.


La Onda Tropical número 18, que se prevé afecte principalmente las regiones del Caribe, las centrales y el Pacífico, traerá consigo lluvias de ligera intensidad y de manera dispersa. Sin embargo, el pronóstico señala que el próximo miércoles o jueves podría ingresar al país una segunda onda tropical, lo que podría aumentar las condiciones de lluvia y tormentas en el país.


El NHC ha identificado una zona de bajas presiones en el Atlántico tropical, clasificándola como Invest 96L, y ha señalado que las condiciones ambientales son marginalmente favorables para su desarrollo gradual en los próximos días. En ese sentido, existe una probabilidad del 30 % de que se forme una depresión tropical dentro de los próximos seis días a partir del 31 de julio de 2023.


Mientras tanto, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) de G