top of page
Publicidad:

Redistribución de la riqueza: clientelismo y obediencia

La redistribución de la riqueza, mediante el Estado, propuesta por políticos, es un método de control social para mantener el poder. Plantear la redistribución de la riqueza, de manera coercitiva, en nombre de un supuesto bien común no es una medida que indique preocupación por los más desposeídos, sino más bien una estrategia para asegurar el poder mediante el clientelismo.