top of page
Publicidad:

Cómo Daniel Ortega acabó con la observación electoral en Nicaragua

La reforma a la Ley 331, Ley Electoral aprobada en mayo de 2021 sepultó la posibilidad de que el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo extendiera invitaciones a los más prestigiosos organismos de observación electoral.


Por Voces En Libertad | @VocesNi

Elecciones 2021

Managua, Nicaragua
Jornada de "actualización" para los más de 200 "observadores electorales" de los comicios de este 2021 | Fotografía de AFP
Jornada de "actualización" para los más de 200 "observadores electorales" de los comicios de este 2021 | Fotografía de AFP

Desde la reforma a la Ley 331 se redujo el papel de los observadores electorales a simples acompañantes. Según expertos consultados, esta decisión del Ejecutivo “desnaturaliza la validez del proceso y los resultados” de las elecciones generales del próximo 7 de noviembre.

La Asamblea Nacional aprobó íntegramente lo que Daniel Ortega ya había anunciado en junio de 2016, cuando era candidato presidencial y buscaba su tercer mandato consecutivo de la mano de su esposa, Rosario Murillo como candidata a la Vicepresidencia.

Durante el Congreso Sandinista de ese año, Ortega llamó “sinvergüenzas” a los observadores electorales y afirmó: “aquí se acabó la observación, que vayan a observar a otros países. En Nicaragua se enfrentan a un pueblo que tiene vocación antiimperialista”.

“La eliminación de la figura de los observadores electorales no es más que otro de los mecanismos con los que el régimen está construyendo el andamiaje necesario para reforzar el resultado de la farsa del día 7 de noviembre”, afirmó Alexa Zamora, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

La opositora aseveró que el “régimen (Ortega-Murillo) al ya tener los resultados listos, no le conviene, en lo absoluto, que haya una figura que pueda auditar el proceso, que pueda evaluar la pertinencia o la legitimidad de los resultados del mismo” y que por eso ha reducido el papel de la observación a un simple rol de acompañamiento.

Los "acompañantes electorales" en la falta de transparencia

Un analista político, que prefirió no ser identificado por temor a represalias, criticó que Daniel Ortega y Rosario Murillo extendieron invitaciones a 170 acompañantes electorales que están sujetos “a criterios, simpatías y afinidades del Gobierno de turno”.

Para el experto, esta decisión del gobierno de no invitar a observadores internacionales del Centro Carter, la Unión Europea o la Organización de Estados Americanos (OEA) “no representa en sí una competencia por el poder, que sería lo que califica como transparente y equilibrada una elección de este nivel”.

Por su parte, Zamora manifestó que los acompañantes que invitó el mandatario nicaragüense son aquellos que él considera que van a “validar cualquier tipo de resultado que a este le convenga”. “Esto es una muestra más de la falta de cumplimiento de cualquier estándar de legalidad y legitimidad en materia de democracia en Nicaragua”, señaló.

“El hecho de hablar de acompañante y no de observador, establece un nivel inferior a los visitantes (internacionales) puesto que, el acompañante solo ve, no tiene ninguna responsabilidad en los resultados, mientras que el observador está obligado a emitir un criterio conclusivo final sobre lo observado y si se ajusta a sus parámetros por los cuales fue invitado”, añadió el analista político.

La recomendación de los observadores internacionales

Los procesos electorales durante gobiernos anteriores en Nicaragua han sido abiertamente observados por misiones internacionales de la Unión Europa, OEA y Centro Carter. Las elecciones generales de 2011 fue el último proceso electoral al que fueron invitados, excepto la OEA que a través de un Memorándum de Entendimiento observó las municipales de 2016, por el Gobierno de Ortega.


En los comicios presidenciales de 2011, la misión de observadores internacionales de la Unión Europea enfatizó que los comicios fueron celebrados por un Poder Electoral “muy poco independiente y ecuánime”; que no cumplió con su “deber de transparencia y colaboración con todos los partidos”.

El Centro Carter también señaló que Nicaragua “celebró las elecciones nacionales más opacas de los últimos 20 años… cuyos resultados fue imposible verificar, estableciendo en consecuencia un precedente nocivo para la democracia”.

CSE reafirmó decisión de Ortega

El 27 de septiembre de 2021, durante una reunión virtual con los acompañantes electorales, la magistrada Mayra Salinas eliminó toda posibilidad de observación nacional e internacional al criticar el desempeño que estos juegan en las elecciones de los países.

“El observador se te pone como que está por encima de tu proceso nacional, de tu legislación y quiere incluso intervenir en los aspectos que no debe hacerlo porque tu legislación no te lo permite”, dijo Salinas.

La magistrada afín al Gobierno redujo el papel de los acompañantes electorales a turistas que únicamente miran el proceso electoral. Además, afirmó que “ayudarán a romper el cerco mediático”.

La funcionaria del CSE considera que un acompañante “es como el amigo que llega a tu casa, que vos lo invitás para que llegue y pueda compartir, de ver, de disfrutar, de conocerlo y que pueda hacer alguna recomendación”.

Este miércoles, se confirmó que el gobierno sandinista negó a la prensa extranjera dar cobertura a este proceso de votación. Reporteros de los periódicos El Heraldo, Le Monde, The New York Times, entre otros, tienen prohibida la entrada a Managua.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page