¡Cambiamos!

Con el lema "Cambiamos" se llevó a cabo recientemente la convención extraordinaria del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), ahora llamado UNAMOS. Este proceso democrático, que contó con la participación de 220 convencionales, se desarrolló de manera virtual debido a la represión que aún es parte del diario vivir en Nicaragua, situación empeorada por la pandemia de Covid-19.


El autor es miembro de la Comisión Ejecutiva de UNAMOS
El autor es miembro de la Comisión Ejecutiva de UNAMOS

Parte de este proceso obedece a la ruptura que existió en abril de 2018 con el término "sandinista", tras escuchar a la membresía del partido y las voces fuera de él. Vimos una oportunidad para reinventarnos ante una sociedad desencantada con la política, y especialmente con todo lo que está asociado con el sandinismo.


Por diferentes factores la sociedad asocia al sandinismo con todo lo que ha sucedido en los últimos dos años en Nicaragua, y eso nos limitaba para llegar a otros sectores de la sociedad y con ello poder crear alianzas más amplias.


Una habilidad de nuestra organización política es poder adaptarse a las necesidades de la población, cambiando ideas, estructuras y revisando profundamente las estrategias y programas para que integren a más ciudadanos. Y eso lo logramos desde nuestra convención extraordinaria, mostrando la diversidad de liderazgos que poseemos como capital político. Hemos sido el único partido que ha dado ejemplo de relevo generacional.


Desde UNAMOS vienen muchos desafíos, como el posicionamiento de la marca en sí, pero, también el desafío más grande: estar a la altura de las demandas de la población y poder ser una alternativa de futuro cuando recuperemos la democracia en Nicaragua.


Como parte de nuestros objetivos inmediatos está el seguir luchando de manera frontal para terminar con la dictadura y avanzar en democracia; oportunidades, progreso, solidaridad y justicia. No dejaremos de luchar por la libertad de los presos y presas políticos, y seguiremos firmes en la exigencia de una reforma electoral profunda que nos garantice un proceso limpio y transparente.


Finalmente, desde UNAMOS estamos listos para ser parte de la construcción de un nuevo país, desde la pluralidad, unidad, y con compromiso de recuperar los derechos de todos los nicaragüenses, sin sectarismo.

documentando.la.historia