top of page
Publicidad:

Daniel Ortega y su "oscuro" uso del Parlamento Centroamericano para "negocios y favores turbios"

El sandinista Daniel Ortega contamina todo lo que está a su alrededor, con vicio, corrupción, violencia y cinismo. El Parlamento Centroamericano no se escapa de esas pútridas prácticas. Acá los ejemplos "turbios" que retratan cómo está dicho foro, en manos del mandatario de Nicaragua y sus fanáticos.


Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Managua, Nicaragua
A la izquierda, el pastor Guillermo Daniel Ortega Reyes, actual vicepresidente del Parlamento Centroamericano, ficha estratégica del régimen sandinista en el órgano regional | Fotografía cortesía
A la izquierda, el pastor Guillermo Daniel Ortega Reyes, actual vicepresidente del Parlamento Centroamericano, ficha estratégica del régimen sandinista en el órgano regional, en agosto de 2023 | Fotografía cortesía

Desde su fundación en el año 1991, el Parlamento Centroamericano (Parlacen) no ha recibido comentarios positivos sobre su labor. Al contrario, cada cierto tiempo los países miembros discuten o analizan sí sigue teniendo algún valor el pertenecer a ese foro, de poca incidencia regional. Más que soluciones, el Parlacen genera problemas para las sociedades centroamericanas. Este año, el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, ha encendido el debate regional con las decisiones tomadas desde Managua, que ponen en duda no solo la utilidad práctica de ese "club político", sino también la transparencia y fin que un ente de esta naturaleza debe tener.


En una sola semana, por incidencia del sandinista Ortega en el Parlamento Centroamericano: dos personajes corruptos de Panamá recibieron inmunidad parlamentaria para evitar un juicio por corrupción; un país comunista y violador de los derechos humanos fue admitido en el sistema regional; una nación democrática y generosa con la región fue echado bajo turbios procedimientos.


El caso de los hermanos Martinelli


En Panamá, dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli, enjuiciado por corrupción, habían intentado sin éxito durante varios días juramentarse como diputados suplentes del foro centroamericano, mientras este sesionaba en Guatemala. La prisa de los dos hermanos era debido a que se acercaba la fecha de un juicio por corrupción en su contra en Panamá, y querían, a toda costa, obtener la inmunidad parlamentaria que garantiza ser diputado del cuestionado grupo regional.


Tanto Luis Enrique como Ricardo Alberto Martinelli Linares, fueron condenados en Estados Unidos por lavado de dinero, y en Panamá han sido mencionados en el caso Odebrecht y Blue Apple, dos sucesos de gran relevancia debido al manejo indebido de millones de dólares. Lograron su juramentación hasta el día 16 de agosto, cuando la sesión virtual correspondió a realizarse desde Managua.


A propuesta de la delegación nicaragüense, en la agenda se agregó la juramentación de los dos acusados por corrupción. Gracias a su inmunidad, no se presentaron a la audiencia inicial del caso Apple Blue, el pasado 22 de agosto, en Panamá. El citado caso se trata de una sociedad anónima denominada Apple Blue, mediante la cual se lavaba el dinero de una red de corrupción de funcionarios públicos, empresarios y abogados, que pedían coimas a contratistas a cambio de contratos con el Estado.


Ortega, protector de corruptos


Decenas de millones de dólares del Estado se Panamá se fueron por esa vía y dos de los más de 20 acusados ya no podrán responder ante la justicia porque Ortega, desde Managua, maniobró para que en el Parlacen los juramentaran como diputados suplentes, recibiendo de inmediato la inmunidad parlamentaria que, para suspenderla, debe recurrirse a los Tribunales, lo que conllevaría a empantanarse en un largo proceso jurídico con alta incidencia política.


Los sectores políticos de Panamá recordaron que, irónicamente, fue el padre de los dos señalados de corrupción, Ricardo Martinelli, quien dio la mejor descripción que se recuerde sobre la ineficiencia del Parlacen: "el lugar donde van las lacras de los partidos políticos a protegerse de sus crímenes y delitos".


En Panamá el repudio al Parlacen, acumulado gracias a varios presidentes desde hace años, volvió a resurgir con fuerza tras las acciones en Managua a favor de los dos acusados de corrupción. "Sorprende e incómoda, es que en este momentos, ellos ya están condenados en Estados Unidos, sus testimonios dan cuenta de cómo utilizaron fondos públicos, todo lo que ellos han declarado y los dos procesos pendientes Blue Apple y Odebrecht, que son casos de alto perfil que cada obra pública fue utilizada a beneficio personal de ellos y de otros", opinó Ana Matilde Gómez, exdiputada panameña.


El sociólogo y analista político panameño Danilo Toro propone someter a debate público el retiro de Panamá de ese foro, tal y como lo hizo Costa Rica hace décadas. "El Parlamento Centroamericano ha contribuido con el 100 % de nada a mejorar las condiciones para lo que fue creado", expresó el especialista. Para Toro no hay un resultado que se pueda aplaudir del Parlacen. "No tiene ni injerencia ni capacidad. Cuando digo capacidad lo digo en todo, mental, política, como la quieras ver", dijo.


Han sido muchas las críticas que este organismo ha recibido. "No encuentro la razón por la cual Panamá está en el Parlacen, no la encuentro, no existe, no hay ninguna razón para estar allí. Panamá hace rato debió haberse salido de un mecanismo fallido que no sirve", añadió Toro.


Como si no bastara: China


El otro escándalo reciente del Parlacen es la aprobación del ingreso de China como observador del polémico foro. Una decisión también aprobada desde Managua. Ocurrió el lunes 21 de agosto, en otra sesión virtual en la que Nicaragua sometió a voto un informe elaborado por el régimen sandinista para otorgar a China el derecho a ser observador del Parlacen.


China celebró el gesto de Ortega, pero un diputado salvadoreño denunció "maniobras oscuras" y "presiones sospechosas" de la delegación de Nicaragua a las y los parlamentarios centroamericanos para aprobar el ingreso de China al foro y la expulsión de Taiwán del mismo órgano. David Reyes, diputado por el Estado de El Salvador, se manifestó "indignado" al respecto.



Según denuncia el parlamentario a la revista Centroamérica 360, la resolución de expulsar a Taiwán se basó en un informe elaborado en Managua y propuesto desde el año pasado, cuando ese país presidía la Junta Directiva, que ahora ostenta Panamá -ambos países socios de China-. La orden del día aquel lunes, que precedía conforme a protocolo, según Reyes, era con el fin de conocer y discutir el informe de Nicaragua, pero a última hora no se discutió, sino que se sometió a votación como "resolución".


"Cosas poco transparentes pasaron en las sesiones de Managua. Desde ahí se aprobó la incorporación de los señores Martinelli, previo a un juicio por corrupción en Panamá, que ha sido un escándalo regional, y desde ahí mismo se maniobró para sacar a un amigo de la región como ha sido Taiwán", denunció Reyes, quien votó en contra de la resolución.


"El pasado lunes 21 de agosto, en la ciudad de Managua, tuvo lugar lo que considero una 'Plenaria de la Deshonra'. Durante este evento, se violaron los principios fundamentales acordados en el Protocolo de Tegucigalpa, que dio origen al Parlamento Centroamericano", denunció Reyes luego, en un comunicado que hizo público en las redes sociales.


Extraña agenda fuera de la región


El Parlacen es un controvertido órgano político que representa a seis países de esta región. Ahora también es un campo de batalla diplomática entre Taipéi y Pekín. Estados Unidos se confesó "decepcionado" del Parlacen y Taiwán fustigó a su otrora aliado Ortega como "peón de China". El ministerio de relaciones exteriores taiwanés respondió que iban a salir de este órgano para "salvaguardar" su soberanía nacional y su "dignidad". Según dijo a la prensa el portavoz de la cancillería taiwanesa, Jeff Liu, la salida de Taipéi del Parlacen "demuestra la expansión del autoritarismo en Latinoamérica".


"China y Nicaragua son conocidos por ser dos países autoritarios... ...Esto es un ataque no sólo a Taiwán sino también al bando global de los países democráticos", dijo Liu.


China, en cambio, lo celebró. "Esto demuestra una vez más que la adhesión al principio de una sola China es una ola inevitable, la aspiración del pueblo y una tendencia imparable", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.


No es la primera vez que Ortega es visto como un protector de exfuncionarios acusados de corrupción. En enero del año 2022, el expresidente saliente de Honduras, Juan Orlando Hernández, sobre quien pendía una orden de captura de Estados Unidos por tráfico de drogas y crimen organizado, fue juramentado como diputado de ese espacio en una sesión del Parlacen desde Managua. Buscaba protección e inmunidad, que Managua quería brindarle. Por otro lado, dos expresidentes salvadoreños acusados en su país de origen tienen ahora la nacionalidad nicaragüense, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén. Se están "refugiando" con Ortega.


Con información de Voces En Libertad

Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page