Los temas ignorados por Ortega en el 41 aniversario de la revolución

Tras casi 40 días de ausencia, Daniel Ortega reapareció, con mascarilla y un discurso fantasioso, en el acto de "celebración" de los 41 años de la Revolución Sandinista. El mandatario encabezó un evento muy peculiar, plagado, según sacerdotes y analistas, de magia y esoterismo, en donde "el distanciamiento" aplicado demostró todo lo contrario a lo dicho en el discurso (lleno de vacíos importantes).


Daniel Ortega y su Gabinete dieron su brazo a torcer ante la Covid-19 - Fotografía de El 19 Digital por Jairo Cajina

El sonido aturdidor de la boca seca de Ortega interrumpía sus propias palabras, pero detrás de los datos confusos que leía es necesario analizar los asuntos nacionales de los cuales el dictador no quiso hablar. ¿Qué temas obvió el nuevo Ortega con mascarilla?


Hablemos de la pandemia, pero no de cómo afecta a Nicaragua


Ortega comentó al inicio de su discurso cómo la "epidemia" de Covid-19 ha "afectado a los países con modelos económicos perfectos". Según el mandatario, estos países son económicamente "perfectos" mientras "no le toquen los bolsillos a los grandes capitales". El discurso y acto de este año no fue tan "innovador", cómo lo había prometido la primera dama y también vicepresidenta Rosario Murillo; una vez más Ortega atacó a los países que han impuesto sanciones a su Gobierno, funcionarios y aliados. Nada nuevo.


Ortega habló de las afectaciones de la pandemia en otros países, pero a duras penas recordó la cifra de muertes por coronavirus en Nicaragua (según los datos admitidos por el MINSA). Ni medidas, ni afectaciones, ni números concretos o estrategias a futuro; Ortega guardó silencio, una vez más, sobre la pandemia y sus acciones ante la misma.


Elecciones a la vuelta de la esquina


A pesar de que los próximos comicios electorales en el país están programados para el 2021, Ortega no comentó sobre el tema e ignoró el acto ilegal que el Consejo Supremo Electoral (CSE), bajó sus ordenes, anunció en días pasados, para otorgar Personería Jurídica "con tiempo de gracia".


Hasta el momento no se conoce la postura concreta del mandatario o de su partido sobre un posible cuarto mandato consecutivo, y sobre las medidas y procesos electorales y de salubridad que se tomarán para las próximas elecciones, si es que llegan a darse en 2021, o más allá...


Pruebas, donaciones y cobros


El Ministerio de Salud (MINSA) anunció hace pocos días que cobrará 150 dólares por la realización de pruebas de Covid-19 para las y los nicaragüenses que deban cumplir ese requisito para poder viajar al exterior. El MINSA será la única institución estatal de salud en Centroamérica que cobre a la población por dichas pruebas y Ortega ignoró por completo el tema. Dicho proceso de cobro aún no ha sido aclarado por la institución o por el Gobierno central.


El acto de "celebración" de los 41 años de la Revolución Sandinista fue muy peculiar y estuvo plagado, según sacerdotes y analistas, de magia y esoterismo - Fotografía de El 19 Digital

Además, hasta la fecha, Ortega no ha rendido cuentas sobre las donaciones que varios países y entidades internacionales han entregado a Nicaragua; ejemplo de ello son las pruebas de Covid-19 donadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Hasta el día de hoy la población no sabe en manos de quién o quiénes están las pruebas, mascarillas, máquinas y demás insumos, donados o comprados, para mitigar la pandemia.


Lea también: 100 días de Covid-19 en Nicaragua: las 10 medidas de Ortega


Comunidades que no existen para el Estado


No solo la Policía Nacional y Regional de la Costa Caribe Norte ignoraron el secuestro de una adolescente de 16 años el pasado 12 de julio en Sangnilaya, Puerto Cabezas; también Ortega ignoró este y todos los crímenes que se han cometido en la Costa Caribe y en las comunidades indígenas del país durante los últimos meses.


Más de 10 comunidades de la Costa Caribe se han autoconfinado ante el actuar negligente por parte del Estado y el aumento de los casos de coronavirus en el país. Las comunidades más vulnerabilizadas, entre ellas las comunidades indígenas, las mujeres, las personas con discapacidad y la niñez y adolescencia, han sido las más olvidadas por el Estado ante la emergencia de Covid-19 y ni siquiera fueron mencionadas en el discurso de Ortega.


Alertas y estrategias ante las sanciones


Ortega utilizó el tiempo para criticar, mentir e incluso "alertar". "Ojo con los embajadores 'yanquis'. Ojo con los 'yanquis', porque de ahí salieron las órdenes que vino de Washington para asesinar a Sandino", dijo el mandatario en su tan acostumbrado ataque al Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.


Esos vacíos, entre muchos otros, en el discurso de Ortega, muestran la realidad que se vive en Nicaragua, un país en donde la ciudadanía debe ingeniárselas para sobrevivir al hambre, los asesinatos, el virus y la negligencia del Estado.


"La peor epidemia es la que provoca el hambre", dijo el dictador. Y, tiene razón. El hambre que se vive en Nicaragua es y seguirá siendo provocada por su violencia y opresión. Esa es la peor pandemia: Ortega en sí.


Lea también: “Nuestro sistema de salud responde a órdenes políticas”

¡Ayúdanos a seguir en línea!
Coyuntura

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

 

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Alcahuete Studio.