top of page
Publicidad:

Grave crisis en los territorios Mayangna de Nicaragua. Indígenas lanzan grito de auxilio ante una situación "injusta, insoportable e insostenible"

Urgencias. Alertas. Rechazos. Reclamos. Y exigencias. La comunidad indígena Mayangna Sauni As -cuyo territorio constitucionalmente reconocido es de más de 8,300 kilómetros- se cansó de la impunidad y de los ataques sistemáticos por parte de invasores y del Estado. Piden respuestas y respeto para sus problemas y derechos, y más beligerancia contra la administración sandinista.


Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Musawas, Región Autónoma del Caribe Norte, Nicaragua
Una vivienda abandonada por la inseguridad, en una comunidad acechada por colonos en la Región Autónoma del Caribe Norte de Nicaragua | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa
Una vivienda abandonada por la inseguridad, en una comunidad acechada por colonos en la Región Autónoma del Caribe Norte de Nicaragua | Fotografía de Coyuntura por Jairo Videa

En el corazón de la selva nicaragüense, el Gobierno Territorial Indígena Mayangna Sauni As (GTI-MSAS) selló un contundente pronunciamiento, sumido en la defensa, protección y seguridad de su identidad cultural y la Madre Tierra. Desde Musawas, en la Región Autónoma del Caribe Norte, emerge un grito de auxilio desgarrador, y un llamado urgente a la acción contra la violencia que asola a este pueblo originario. El comunicado, datado el 02 de abril de 2023, al que tuvo acceso COYUNTURA, destila una amalgama de dolor, resistencia y determinación. En cada palabra se entreteje la memoria de ancestrales luchas y los desafíos del presente. El pueblo Mayangna, custodio de una historia marcada por la lucha por la tierra y la identidad, ve amenazada su existencia por una violencia sistémica que desgarra el tejido social y cultural que han construido y defendido durante siglos.


El rechazo y la condena a toda forma de violencia, sea esta dirigida contra la vida, la integridad física, la propiedad o la seguridad jurídica, resuenan con fuerza en cada párrafo del comunicado. La herencia de las y los ancestros, encarnada en figuras como DITALYANG, se erige como faro de resistencia ante los desafíos de un presente plagado de amenazas.


Antes del año 2005, el gran desafío residía en obtener el reconocimiento del título de propiedad sobre sus tierras ancestrales. Sin embargo, en la era actual, los Mayangna se enfrentan a nuevos retos, como la lucha por un sistema moderno de propiedad que garantice la seguridad jurídica frente a una sociedad que, en ocasiones, actúa al margen de sus costumbres y normas.


Es crucial destacar que la violencia no es inherente a la cultura Mayangna, sino que es un virus importado, una plaga que amenaza con devorar su forma de vida y sus valores más sagrados. Esta violencia, muchas veces motivada por intereses espurios como el tráfico de tierras comunales, la ganadería y la agricultura, es perpetrada por individuos ajenos a las comunidades, erosionando el tejido social y generando un clima de miedo y desconfianza.


El comunicado no escatima críticas hacia las autoridades estatales, señalando su inacción e inoperancia frente a la violencia que azota a los territorios Mayangna. La falta de beligerancia y voluntad para hacer cumplir la ley solo exacerba la impunidad y la vulnerabilidad de un pueblo que ve desvanecerse su confianza en las instituciones públicas.


La división interna de las comunidades, por otro lado, alimentada por la liberación de personas vinculadas a actividades delictivas por parte de la Policía Nacional, así como la creación de organizaciones paralelas con fines criminales, profundiza aún más la crisis. La ausencia de control sobre la usurpación de territorios y la falta de atención a los conflictos de propiedad agravan la situación, dejando a los Mayangna en un estado de desprotección alarmante.


Las consecuencias de esta crisis son desgarradoras: agresiones, balaceras, amenazas de muerte, intimidaciones, despojo de tierras y cultivos. La injusticia, la insoportabilidad y la insostenibilidad de esta situación son palpables en cada relato de violencia que emana desde los territorios Mayangna.


En respuesta a esta crisis humanitaria, el GTI-MSAS plantea una serie de exigencias contundentes dirigidas al Estado nicaragüense y a las autoridades locales. Se reclama la implementación efectiva de instrumentos jurídicos que protejan los derechos indígenas, así como la investigación exhaustiva e imparcial de los crímenes perpetrados contra la comunidad Mayangna. Se hace un llamado urgente a garantizar la seguridad y la integridad de los comunitarios, así como a tomar medidas para desarticular las organizaciones delictivas que operan impunemente en los territorios indígenas. Además, se exige el cese de cualquier campaña de desprestigio o criminalización de la lucha por la defensa de los territorios y sus recursos naturales.


El comunicado finaliza con un enérgico llamado a la justicia y a la solidaridad, instando a la sociedad nicaragüense a asumir su responsabilidad frente a esta crisis. Desde la profundidad de la selva, los Mayangna alzan su voz en busca de justicia, de dignidad y de un futuro donde puedan vivir en paz, y en armonía con la Madre Tierra que tanto aman y respetan.


 

En COYUNTURA, cada noticia y día de trabajo es un acto de valentía respaldado por personas, procesos, fuentes, documentos y perspectivas confiables, contrastadas y diversas, aunque muy a menudo debemos proteger la identidad de quienes informan y/o comentan. Pero la censura, la crisis económica y los obstáculos estatales y de seguridad no detienen a nuestra Redacción; seguimos informando con determinación, desde Centroamérica. Si has sufrido violaciones a tus derechos por un Estado centroamericano, o si quieres contar una historia, contáctanos a través de direccion@coyuntura.co o mediante la burbuja de mensajes en la parte inferior izquierda del medio.


Por otro lado, no te pierdas AULA MAGNA, nuestra radio en línea y plataforma de podcasts para la región y su gente, donde el periodismo y el entretenimiento se fusionan las 24 horas del día.


Juntos, construimos el puente de la verdad y la democracia, por eso ten en consideración adquirir una membresía de nuestro programa para socias y socios, con beneficios y servicios digitales únicos.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna | La radio y plataforma de podcasts de COYUNTURA

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page