• Juan Daniel Treminio

Holman García: "El PLC sin la figura de Alemán no tendría muchos cambios"

Holman García es líder de la juventud del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), además es concejal en la Alcaldía de Quezalguaque, departamento de León. García fue designado para representar a su partido dentro del Comité de la Coalición Nacional y desde el 16 de septiembre de este año está a cargo de la Comisión Nacional de Organización en el bloque opositor (puesto de carácter rotativo y dos meses de duración).



En esta entrevista a profundidad, García, de 27 años de edad, plantea sus puntos de vista respecto a las controversias generadas a lo interno de su partido. Comparte a su vez los logros del trabajo que se le asignó en la Coalición, y las expectativas que tiene su organización de cara a su participación en ese espacio.


¿Cuál es hasta el día de hoy tu función en la Comisión de la Coalición?


"La Comisión Nacional de Organización de la Coalición es estatutaria. Es una de las siete comisiones de trabajo de la Coalición Nacional, y es la que se encarga de crear un Plan Nacional de Organización, tanto de las estructuras de las organizaciones que conforman la Coalición, como de la diáspora. El primer mandato de esta comisión es construir dicho plan y ejecutarlo, trabajando directamente desde el territorio en la implementación de las comisiones departamentales, que es la misma estructura de la Coalición en donde cada organización delega a tres representantes, todos tienen derecho a voz y solo uno tiene derecho a voto.


Hasta la fecha se han visitado doce departamentos de los cuales once ya tienen su Comité establecido. Trabajamos de la mano con todo el proceso de verificación y del cumplimiento de inclusión para las organizaciones que desean ser parte de la Coalición. Recientemente tres organizaciones se han sumado a la Coalición (Unidad Territorial Nicaragüense, Movimiento por la Unidad y la Democracia de Chinandega, Ciudadanía Leonesa Unidos por la Democracia). Esta comisión está construyendo los pilares organizativos para que la Coalición tenga su estructura en todos los niveles".


Poco se habla sobre los requisitos y condiciones que se deben cumplir para ingresar a la Coalición. ¿Cuáles son?


"Los Estatutos y el documento de inclusión, aprobados en agosto, establecen varias maneras de incorporarse. La primera es la incorporación plena, que, en este caso, pueden ser partidos políticos con representación nacional o regional; también organismos de sociedad civil con la misma presencia. Tendrán los mismos deberes y derechos adquiridos por los fundadores de la Coalición.


Otra manera de incorporarse es la adhesión con participación, donde se establece que una organización puede tener una alianza con cualquiera de las organizaciones que ya son parte de la Coalición, y dicha organización, que ya estaba dentro, puede generarle o permitirle espacio dentro de la Coalición.


También está establecida la integración en los diferentes niveles, ya sea departamentales o municipales".


¿Cómo se siente el PLC en la Coalición?


"Ha sido por etapas. Nosotros recibimos con agrado la invitación de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) previo al 25 de febrero; ya integrados en la Coalición, dentro de la denominada Mesa Multilateral, hubo participación muy activa, y el PLC, al igual que el resto de las organizaciones, colaboró en la construcción de la arquitectura.


Se han guardado reservas a comentarios y posiciones que han expresado otras organizaciones dentro de la Coalición con respecto al PLC. Hemos tenido en varios momentos una actitud de ceder a las diferentes solicitudes de algunos integrantes precisamente para consolidar a la Coalición. Sin embargo, han habido actitudes totalmente denigrantes, muy contraproducentes. Los ataques no los hacen a los dirigentes del partido sino a toda la institución, a quienes de manera colegiada trabajamos en todas las instancias y niveles. El PLC siente una falta de respeto a los estatutos que se establecieron, y aún así el PLC se ha mantenido firme hasta este momento porque es el llamado de la mayoría de nuestra membresía".


Pero, el PLC no deja de generar controversia.


"Siempre ha sido noticia (Ríe)".


Y cabe resaltar que todo se vincula y resume a la participación del expresidente Alemán. No dejo de cuestionar a las personas del PLC que pasan por este espacio sobre su posición ante la figura del político. ¿Podes divisar un PLC sin él?


"La figura de Arnoldo Alemán, o de cualquier otro dirigente mediático, no representa a toda la institución PLC, quienes somos la suma de activos humanos que están distribuidos y organizados en todo el territorio, aún con la litis interna. La crítica que se genera hacia el PLC por la figura de Alemán, y lo que él representa para la historia misma, no necesariamente definen la mecánica interna. El PLC sin la figura de Alemán no tendría muchos cambios, pero sí han habido cambios con Arnoldo dentro del PLC. Arnoldo es un referente interno o externo de lo que puede ser un caudillo, pero esa conducta política está en otras personas que no necesariamente son Arnoldo".


La crítica colectiva dice que su presencia es lo que afecta la imagen y credibilidad del partido. ¿Qué lectura le das a eso?


"Es entendible. Parte de la litis es que hay personas que no están a favor de Alemán, y de otras personas dentro del partido. Externamente hay personas que bajo esa lógica creen, piensan y aseguran que su figura lo que hace es entorpecer el trabajo de la institución política. Yo creo que más allá de las personas son las acciones. Se pueden cambiar a varios dirigentes, pueden renunciar o se pueden expulsar, pero es el estilo coyuntural de los partidos políticos el que deja ese mal sabor. Incluso otras organizaciones que se hacen llamar "azul y blanco" repiten ese proceso de los partidos políticos. Entonces, hay que identificar los problemas y no a las personas. Fácil fuera que una persona que causa daño se retire y todo continúe bien, pero no es tan sencillo. Es un problema coyuntural".


¿Entonces aseguras que hay militantes del partido que no quieren ver a Alemán?

"Por supuesto. Hay gente que no quiere ver la figura del doctor Alemán".


Y, ¿qué argumentos tienen?


"Lo que he escuchado en muchas ocasiones es que sobre él se centran las tomas de decisiones trascendentales en el partido y otros ven una especie de partido familiar, pero en los cargos ejecutivos la única persona allegada a él es María Fernanda, Primera Vicepresidenta Nacional. Hay instancias en el PLC como la Convención Nacional en donde quizás, después de que la litis se supere, se pondrá en tela de discusión si Arnoldo Alemán puede continuar bajo la figura de Presidente Honorario o no".


¿Piensan dar esos pasos para demostrar todo lo contrario a la crítica?


"El partido empezó a hacer acciones para tratar de cambiar esa óptica que la gente ha tenido hacia el PLC. El 2018 hizo reaccionar a muchas de las estructuras del PLC y es por eso que en el 2019 la Gran Convención decidió interrumpir toditos los cargos ejecutivos para que por primera vez nos sometiéramos a un proceso que iba a tener una consonancia bastante amplia y fuerte. Se requería que, a través de las instancias internas del partido, se escogieran a los mejores hombres y mujeres que pudieran liderar a un PLC nuevo de cara a este contexto que estamos viviendo, y ser la mejor opción política. Desgraciadamente ocurrió la pandemia y se tomaron otras decisiones en base a los estatutos, y el resultado fue una litis interna.


Nuestras bases están pidiendo que de una vez por todas se solucione este problema de cara a la Coalición y a las Elecciones de 2021".


Es decir que, en aras de querer mejorar, más bien empeoró la situación del partido. ¿La culpa fue de la pandemia o es una demostración de que así funcionan las cosas?


"La pandemia fue el suceso que determinó que se tomaran otras acciones a las ya establecidas. Las acciones más cercanas que se tomaron fueron en base a nuestras normas internas para decidir sobre el proceso organizativo. Obviamente hubieron desacuerdos de esa resolución y por eso se genera la litis, porque un grupo no aceptó la restructuración con Miguel Rosales. La litis continúa porque el Consejo Supremo Electoral sólo reconoce que existe una litis, pero no se deja claro cuál de las dos partes debe ocupar la Presidencia".


¿Te sientes satisfecho con los resultados de este proceso?


"Yo puedo estar satisfecho, pero lo más importante es lo que puede pensar el resto de las estructuras nacionales. Pero te puedo decir con toda honestidad que la mayoría de las estructuras del 2019 apoyaron la candidatura de Miguel Rosales, aclarando que no habían más candidatos; fue una figura única. Pero yo solo soy uno de 1,375 convencionales".


Aparentemente el PLC, en vez de entender el mensaje de la reciente sanción de Estados Unidos, lo que hizo fue cerrar filas con Alemán. ¿Cuál sería la mejor interpretación al respecto?


"La reciente sanción, o más bien el desvisado de la familia Alemán, no es nuevo, pende del 2002. Es un tema que obviamente afecta al PLC, pero hay que dejar claro que no es hacia la institución. Ya lo hemos aclarado ante la Coalición, porque es una sanción personal hacia un miembro del partido que no está dentro de las estructuras de la Coalición. Afecta al partido, pero no es determinante en lo que el PLC puede jugar dentro de la Coalición, cuando lo único que ha hecho el PLC es sumar, sumar, sumar y apoyar. Esta decisión no puede alejar al PLC de la Coalición".


Regresando a la Coalición, ¿se descartó que el PLC fuese la casilla de esa organización para el 2021?


"El PLC se sumó y apoyó toda la propuesta del Grupo Pro Reformas, y se comprometió a despartidizar las estructuras electorales. Como nuestro fuerte son las estructuras, las pusimos a disposición y se dijo que no; el PLC lo aceptó. Tenemos una casilla con 19 procesos electorales continuos, se ofreció y se dijo que no. Estamos bajo las líneas de lo que la Coalición proponga.


No sabemos todavía cuál va a ser el mecanismo. También se dejó claro que el PLC no va a negociar reformas electorales de manera bilateral con el Gobierno".


En la disputa que hay entre Osuna y Rosales, ¿quién da la cara o quién toma las decisiones?


"Ninguno de los dos tiene la potestad. Quien decide es la Junta Directiva Nacional, conformada por los 15 Presidentes Departamentales, los Presidentes de las dos Regiones Autónomas, más el Comité Ejecutivo Nacional. Te puedo asegurar con total certeza que las ternas de Osuna y Rosales apoyan la Coalición. Hemos estado bajo una misma línea en la que creemos que este es el espacio y el camino para construir una opción viable para derrocar a Ortega. Sin embargo, de cara a una alianza electoral, la litis ya tuvo que haber sido solucionada".


Sobre tus funciones de concejal, ¿cómo está la situación en Quezalguaque?


"Hemos visto con detenimiento lo que ha pasado en la Alcaldía de Wiwilí y en la de Mulukukú, ambas del PLC, y se ha determinado que en cuanto a las funciones públicas, el régimen mantiene las mismas estrategias, es decir, no nos dejan hacer nuestras funciones.


Ser un concejal es ser una autoridad, porque el Concejo Municipal es la máxima autoridad de un municipio. Sin embargo, el Frente Sandinista trabaja de la misma manera, con muchas arbitrariedades. Por ejemplo, en mi Alcaldía no se cumple el acuerdo, según lo establecido en la Ley de Municipio, de que la convocatoria para las sesiones ordinarias tiene que ir acompañada del acta anterior. Y los temas más importantes no se aprueban en sesiones ordinarias, sino en sesiones extraordinarias"

¡Ayúdanos a seguir en línea!

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados