top of page
Publicidad:

Los males que amenazan la producción de café, el "grano de oro" nicaragüense, en Matagalpa

Régimen sandinista se muestra optimista con cultivos cafetaleros, pero productores se quejan de la falta de créditos, mano de obra y políticas de estímulo para el "grano de oro". Pronostican bajo rendimiento para el próximo ciclo, al menos en esta zona.


Por Voces En Libertad | @VocesNi

Matagalpa, Nicaragua
Fotografía de Coyuntura
Fotografía de Coyuntura


El régimen de los sandinistas Daniel Ortega y Rosario Murillo celebró recientemente la edición número 21 de la llamada Feria Nacional del Café, cuya justificación es promocionar y vender café y sus derivados en diferentes ambientes, facilitar información al público sobre este rubro y expandir la comercialización del grano más allá de Nicaragua.


En Matagalpa, donde se produce aproximadamente el 83,80 % de la cosecha cafetalera de la producción nacional junto a Jinotega y Boaco, los voceros del régimen y promotores del evento empresarial hicieron de todo en los últimos meses para ocultar los males que sufre este sector, sobre todo por los altos costos en la producción, la ausencia del crédito y la falta de jornaleros para los cortes anuales. Además, ninguno de estos órganos informó que para la cosecha 2023-2024 la producción podría disminuir en un porcentaje de hasta dos dígitos, y por consiguiente, habrá disminución en toda la cadena del rubro, parte de eso provocado por la crisis mundial, el periodo post-pandemia y los episodios de represión gubernamental que vive el país centroamericano desde hace más de cinco años.


José Aguilar, economista matagalpino que por varios años ha asesorado al sector, señala que en el actual ciclo se redujo la producción y se espera una baja en la calidad de los cultivos. "La situación actual del país tiene implícito un riesgo crediticio y eso ha afectado a los productores también", advierte el especialista a esta Redacción.


Es caro producir en el país


Una queja frecuente –no solo en el sector café, sino en todos los productores del país– en los últimos meses está relacionada a los altos costos de los insumos para producir. Una realidad ignorada por las autoridades del régimen sandinista. Al respecto, Aguilar dijo que esa espiral alcista desmejoró el cuido del grano en algunas fincas y como resultado afectó su rendimiento. "Es posible una disminución de un 10 % en la producción con relación a la cosecha pasada", calculó.


Algunos productores creen que el porcentaje de reducción puede ser mayor. "Hay que recordar que hubo períodos muy secos en las zonas bajas", dice un veterano cafetalero de las montañas matagalpinas, a quien llamaremos "Oswaldo" por un tema de seguridad. "La banca prácticamente se cerró para algunos productores", señala. "Hay muchas dificultades en el campo y pocas políticas y estrategias para ayudarnos a lidiar con las amenazas. A este paso, a todos nos va mal", se lamentó.



Mencionó, por ejemplo, que él fue a dos citas en dos bancos ubicados en Matagalpa y las respuestas fueron las mismas: "dicen los analistas que el crédito solicitado es de alto riesgo, y no puede ser en este momento". "En años anteriores ha habido crisis en el mercado del café por precios internacionales bajos, pero los bancos prestaban con alto intereses debido a sus proyecciones de riesgo, aunque ahora nada", se quejó Oswaldo.


Régimen optimista, pero…


Según Aguilar, algunos bancos han fijado sus proyecciones de riesgo en el ámbito de las pérdidas que pueda generar esta cosecha en más del 10 por ciento, esto a pesar de que el régimen Ortega-Murillo ha hecho cálculos optimistas sobre la cosecha de café actual, estableciendo una meta de 3.8 millones de quintales.


Para Aguilar, el problema que enfrenta el sector no solo es la baja en la producción, la falta de crédito y los costos para el cultivo, sino también el desafío del precio en el mercado internacional. "Para la banca es importante el precio del grano", señaló el economista.


Recordó que el precio en el mercado internacional del café para la primera semana de noviembre de 2023 fue de $ 165.6 dólares por cada quintal del llamado "grano de oro". "El año pasado el café cayó de precio, de 210 dólares a 155 por cada quintal, y este año no lo hemos visto recuperarse mucho", puntualizó.


"En estos temas hay que ser optimista cuando el resultado de los cálculos son alentadores, pero en esta ocasión hay demasiados factores en contra: precio internacional inestable, insumos más caros, riesgo crediticio alto y en subida acelerada, poca mano de obra disponible, y cosecha anterior deficiente. ¿Cómo ser optimista con tantas situaciones en contra?", razonó Aguilar.



Mientras tanto, los productores están solos, lidiando con estas amenazas para evitar un desplome del sector. El régimen sandinista está distraído y distrae con ferias, carrozas y hasta reinas de belleza que felizmente reciben una banda y una corona.


"Ni con buenas cosechas los productores ganamos"

Don "Diógenes" es un pequeño productor de café, agremiado a una cooperativa de la zona norte del departamento de Matagalpa. Llega al municipio con su mochila de lona gris y en botas negras de hule, en búsqueda de insumos para sus matas de café. Diferente a años anteriores, esta vez "bajó al pueblo" con tristeza. Para costear la segunda compra de insumos para la producción de su "finquita de 10 manzanas y media" tuvo que vender "un pedacito" de sus tierras. "No pude conseguir todo el rial prestado", dice a su vendedor.


Contó que un banco al que la cooperativa aplicó para conseguir financiamiento no aprobó el monto que pidieron en préstamo. "Nos dieron menos de la mitad. Apenas nos alcanzó para comprar una parte de los insumos", reveló.


Números del desaparecido Centro Nicaragüense de las Exportaciones (CETREX), disuelto en marzo de este año para darle paso a la Ventanilla Única de Comercio Exterior de Nicaragua (VUCEN) -creado por el régimen de Daniel Ortega-, indicaban que en Nicaragua el 96 % de las fincas cafetaleras están en manos de pequeños productores. Son fincas de menos de 20 manzanas, describía la institución, pero que juntas suman el 50 % del total del área cultivada de café en el país centroamericano. Los pequeños productores cafetaleros tienen costos de producción por encima de los C$ 700,000 córdobas y algunos deben garantizar más del millón de córdobas para antes, durante y después de la cosecha.


"Nunca como ahora ha sido tan caro producir", dice don Diógenes, quien vuelve a casa con los insumos que necesitaba para sus cultivos, en una propiedad que ahora tiene menos extensión. "Aunque tenga buena cosecha, ya perdí", dijo resignado, mientras le echaba un nudo a una bolsa de abono que acababa de comprar.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page