top of page
Publicidad:

¿Qué ocurrió con el tiburón de agua dulce que habitaba el Cocibolca, el Gran Lago de Nicaragua?

Abuelos de pescadores de la "Gran Sultana" cuentan que eran tantos tiburones que a veces se divisaban desde las costas del Gran Lago de Nicaragua. La deforestación en las cuencas del cuerpo de agua dulce y la sobreexplotación de las especies han llevado a su casi extinción. ¿Lo volveremos a ver? Un experto responde.


Por Voces En Libertad | @VocesNi

Managua, Nicaragua
En una imagen de archivo, pescadores en el Lago Cocibolca de Nicaragua, tras capturar un tiburón | Fotografía cortesía
En una imagen de archivo, pescadores en el Lago Cocibolca de Nicaragua, tras capturar un tiburón | Fotografía cortesía

Pablo Rayo creció escuchando a su abuela Máxima López contar que las apacibles aguas del Gran Lago Cocibolca, en Granada, escondían a una de las especies más temidas del mundo acuático: el Tiburón toro, conocido localmente como "el tiburón de agua dulce". "Eran tan numerosos que a veces se veían desde la costa", recuerda Rayo, quien relataba estas historias a la luz de las velas en la antigua casa donde creció en una de las más de 300 islas del municipio. "Incluso vi las mordeduras de algún pescador al que una jauría atacó sin piedad", agregó. Ahora, adulto y pescador, Rayo tiene más de 40 años de experiencia en el oficio y navega las aguas del Lago Cocibolca en una pequeña embarcación de madera. Sin embargo, asegura que nunca ha atrapado un tiburón de la especie mencionada por su abuela. "De esos animales, solo conservo los relatos de mis antepasados que decían que aquí abundaban", señaló, apuntando a las tranquilas aguas del lago más grande del país.


"Hace más de un año, algunos amigos pescadores de la isla Zapatera me contaron que vieron un tiburón cerca de sus costas, que son más profundas. Pero aquí, en las partes lejanas de las islas, nunca hemos avistado esa especie. La pesca se centra principalmente en la tilapia y el guapote, que a veces escasea, especialmente durante la temporada de verano, cuando hay una gran demanda en bares y restaurantes para satisfacer a los veraneantes", mencionó Rayo.


Además de Granada, el Gran Lago es una opción de pesca para los municipios que comparten su costa con el cuerpo de agua, como Nandaime, San Jorge, Cárdenas, San Juan del Sur en el departamento de Rivas, así como San Miguelito, El Castillo y San Carlos en el departamento de Río San Juan. Este cuerpo de agua dulce tiene una extensión de 8.264 kilómetros cuadrados y es considerado el más extenso de América Central.


"Tiburón muy demandado"


Doña Juliana Lumbí, de 67 años y residente en el barrio costero Miralagos, sigue vendiendo mariscos, un oficio heredado de sus padres, quienes se dedicaban a la pesca en el Lago Cocibolca. Recuerda que, entre las capturas de la embarcación de su padre Siriaco Lumbí, se encontraba el famoso tiburón de agua dulce.


"Recuerdo que a principios de 1970, la empresa coreana Indimar operaba en el kilómetro 45 de la carretera Granada-Masaya. Íbamos allí a venderles el tiburón, pero a los pocos años, la empresa cerró operaciones debido a la escasa captura, causada por la sobreexplotación de esta especie", destacó Lumbí, quien asegura que este pez ofrecía un excelente filete.


Esta comerciante afirma que no ha vuelto a saber del "tiburón de agua dulce" desde hace más de cincuenta años. "Ya no lo cazan; los pescadores no lo encuentran, al igual que el Gaspar y el Pez sierra, que también han desaparecido de estas aguas", compartió para este reporte.


¿Reaparece y ataca?


En los últimos años, se llegó a creer que los tiburones toro ya no poblaban el Gran Lago de Nicaragua. Sin embargo, en febrero del año 2020, pescadores relataron al diario La Prensa que escaparon del ataque de al menos dos selaquimorfos de esta especie en el sector de San Ramón y Tichana, al sur de la turística Isla de Ometepe.


Según el informe, el pescador que avistó a los dos tiburones fue identificado como Sergio Lanuza, originario de la isla Zapatera. Relató que estaban pescando en el sector del volcán Madera, y mientras se bañaba por la tarde, sus amigos le advirtieron sobre la presencia del tiburón al observar dos aletas en el agua. Decidió ponerse a salvo y regresar a la costa de inmediato.


El ecólogo Fabio Buitrago cree que existe la posibilidad de encontrar aún tiburones toro en el Gran lago de Nicaragua, probablemente llegando a través del Río San Juan de Nicaragua desde el Mar Caribe. "Es posible, aunque quizás de tamaño pequeño o juvenil", señaló. "Una condición importante para que los tiburones puedan subir por el Río San Juan es que necesitan tener una altura de agua suficiente para nadar a lo largo del río y llegar hasta el lago. Por lo tanto, a medida que se deforesta la cuenca del Cocibolca, se reduce el nivel promedio del lago y, al mismo tiempo, la profundidad del Río San Juan en puntos como los rápidos del Toro, El Castillo y Machuca", advirtió Buitrago.


Ilustración de Voces En Libertad
Ilustración de Voces En Libertad

Otro problema que afecta la presencia de esta especie en el cuerpo de agua dulce más grande y diverso del país centroamericano es que está siendo pescada en las aguas del Caribe, y la población que podría llegar al Gran Lago de Nicaragua se está reduciendo debido a la presión pesquera, que impide su paso, reproducción y desarrollo sostenible. Por lo tanto, no quedan tantos tiburones que puedan "subir" a través del Río San Juan para llegar al lago, explicó el ambientalista.


Fabio Buitrago recordó que el Tiburón toro es una especie común en los océanos del mundo y tiene la costumbre de adentrarse en ríos, lagos y lagunas. En sus viajes por Nicaragua, ha sabido de su presencia en Punta Gorda, Río Maíz, Prinzapolka y Río Grande de Matagalpa. "Los tiburones toro están en varios lugares, no solo en el Gran Lago de Nicaragua, por lo tanto, no es correcto referirse a él como el tiburón del lago; esta teoría cambió hace mucho tiempo", enfatizó el estudioso marino.


En 1877, es decir, hace más de 140 años, un grupo de científicos realizó una investigación sobre la presencia del tiburón en las cálidas aguas del Lago Cocibolca y llegaron a pensar que se trataba de una rara especie que solo habitaba en ese cuerpo de agua, según documentó un reportaje de la BBC. Esa teoría llenó de orgullo a las autoridades nicaragüenses, quienes decidieron emitir una edición especial con estampillas con la imagen de la especie, como un símbolo de la identidad nacional. Sin embargo, años más tarde, se aclaró que el habitante del "mar dulce" era la especie de tiburón toro.


La bióloga Mirna Moncada recordó que la presencia del Tiburón toro fue reportada por los Cronistas de India, y en los años 1800 hay reportes clarísimos de poblaciones inmensas de esta especie en el Gran Lago de Nicaragua, que circulaban desde el Mar Caribe hacia el lago a través del Río San Juan. "A mediados de los años 1960 hasta llegar a los años 80 ya no se reportaban tiburones en el lago, porque estaban en su mínima expresión, debido a la sobrepesca de empresas asiáticas que se habían instalado en el país para explotar su carne y aletas para los mercados internacionales", manifestó la bióloga. También resaltó que empresas de Costa Rica se dedicaron a pescar esta especie a través del Río Colorado, mermando aún más la población de este pez que llegaba a alcanzar una longitud de hasta 3.40 metros y, dependiendo de su edad, pesaba entre 90 y 293 kilogramos.


Recomiendan estudio


La ambientalista se mostró animada por el supuesto avistamiento de tiburones de menor talla y en números escasos que reportaron algunos pescadores del Cocibolca a partir de 2019. Sin embargo, enfatiza que la deforestación de la cuenca del Río San Juan, las toneladas de sedimento que arrastran sus aguas en invierno y las sequías de verano impiden la entrada de los tiburones en busca del lago. Para tener una valoración clara de la presencia de esta especie en este inmenso cuerpo de agua, la experta recomienda realizar un estudio formal que establezca cuánto es su población en la actualidad y analice la situación de su ecosistema. Además, sugiere comprobar la autenticidad de videos que han circulado, hechos por pescadores de las islas de Ometepe y Zapatera, que muestran a la especie en esas zonas, las cuales son las áreas con mayor profundidad del lago.


Ilustración de Voces En Libertad
Ilustración de Voces En Libertad

El científico nicaragüense Jaime Incer Barquero agregó para este reportaje que la "ausencia" de bancos de peces para alimentarse es otra de las razones por las cuales los tiburones se ausentaron del lago. Recordó que el Tiburón toro es un gran depredador marino, por lo cual permanecía en estas aguas y solo retornaba al mar para dar a luz. Incer Barquero se anota en la idea de que la especie puede repoblar esas aguas.


La ciudad de Granada, a lo largo de su historia, se ha jactado por la presencia del Tiburón toro en su extenso lago. Mantuvo por meses la creencia de que era una especie única en el mundo y, cuando se supo más de él, se declararon más orgullosos todavía en vez de decepcionarse. No obstante, esa exaltación al escualo y otros peces ha provocado levantar en algunas avenidas monumentos a esta especie marina y nombrar al equipo local de béisbol como "Los Tiburones de Granada". "Ojalá algún día podamos verlos de nuevo como los vieron nuestros abuelos y padres; ellos los describen como una especie hermosa y única, otra joya granadina", dijo un pescador local a esta Redacción.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Honduras, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna | La radio y plataforma de podcasts de COYUNTURA

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page