• Juan Daniel Treminio

Álvaro Navarro: "Estamos desde una oposición, pero no somos compadres de los actores políticos"

Álvaro Navarro es un destacado periodista nicaragüense galardonado por varias de sus investigaciones. Semanas después de su recuperación por Covid-19, se encamina a celebrar los tres años de existencia de Artículo 66, una plataforma multimedia que fue ganando terreno entre la sociedad hasta llegar a competir entre los grandes medios.



Para Navarro, el periodismo independiente, pese a todos los vejámenes y dificultades impuestos por el régimen de Daniel Ortega, está jugando un papel importante en la agenda política del país, pero considera que el trabajo de este sector apuesta por las libertades del país sin vincularse a los grupos políticos. En esta entrevista a profundidad el periodista destaca, entre otros temas, la agenda actualizada de los medios, y predice el contexto nacional al finalizar el 2020.


¿Cómo ha sido tu recuperación?


"Pasó un mes en el que yo pude recuperarme completamente del cansancio. Después salí a dar una caminadita tras otra y ahora por fortuna estoy bien y no han quedado secuelas".


Se vio bastante afectado el gremio


"Más de 40 colegas resultaron afectados por la Covid-19, además, fallecieron al menos dos periodistas activos, Gustavo Bermúdez de Radio Corporación y Sergio León de Radio La Costeñísima. La muerte de ellos dos nos ha dejado un profundo pesar, porque eran colegas con los que siempre nos mirábamos en las coberturas y compartimos la responsabilidad de informar en tiempos de dictadura, que no es cosa fácil".


¿Qué otras valoraciones se pueden obtener en cuanto a las afectaciones de la Covid-19 en el gremio periodístico?


"La vulnerabilidad en la que estamos los periodistas en medio del secretismo, en medio del temor de ir a un hospital. Por ejemplo, yo pasé siete días en mi casa antes de decidirme ir a un hospital, sino hasta que ya no podía respirar. No es solamente saber que hay que lidiar con la enfermedad; no se sabe por donde llega la enfermedad porque no hay un cerco epidemiológico que establezca el Estado, para que el Ministerio de Salud pueda determinar con absoluta transparencia en qué sectores de Managua o del país hay mayor riesgo. Ha sido imposible tener esa información en este país, es como andar a ciegas o con una venda en los ojos y te podés contagiar con mucha facilidad".


¿Cómo se vieron afectadas las funciones de tu medio?


"La mayoría andamos en la calle dando cobertura y nos encontramos con el riesgo porque la noticia no se detiene. Nosotros pasamos cinco meses trabajando desde casa, pero ya hemos recuperado la obligatoriedad de venir a la oficina. Tuvimos que reinventar los mecanismos de trabajo, de hacer reuniones digitales; la cobertura tenía que ser por teléfono, evitamos la presencialidad en los eventos, por decisión nuestra y porque fuimos arrastrados por la ola".


Ha estado intenso tu programa por las tardes. ¿Cómo se llama el espacio?


"Ni siquiera le hemos puesto nombre (ríe), simplemente es un espacio de entrevistas en Artículo 66. El programa que ahora lo hago por las tardes antes lo hacíamos presencial y las personas venían a los estudios para conversar. Lo habíamos pausado un poco por las circunstancias y por los requerimientos de dedicar esfuerzos a la noticia en texto para el sitio. Esta experiencia nos ha permitido identificar que sí se puede hacer este espacio con la misma calidad, y le permite resolver de manera más fácil el acceso al entrevistado".


De las personas a las que has invitado, ¿cuál ha sido la entrevista más controversial?


"Desde que retomamos el programa ha sido doña Kitty Monterrey. Ella es muy controversial. Nosotros hacemos preguntas que la gente quiere saber y doña Kitty ha sido muy amable. En redes hubo colegas diciendo que ella me había agredido en sus respuestas, pero yo inmediatamente lo aclaré que no me había sentido agredido, de ninguna manera, y que ella tiene la libertad de responder a como respondió y yo la libertad de preguntarle".


¿Hay algún interés particular de tu parte en la cobertura al tema de la unidad?


"La idea es que el programa pueda ser diverso; distintas opiniones, distintos actores, distintos temas. Sin embargo, en estas circunstancias, lo que más atrae es el tema político, la discusión política, porque de repente es lo de lo que la mayoría de gente está hablando, y además se ha vuelto necesario hacer cuestionamientos directos a los actores de la oposición, sobretodo por los atrasos y los impasses que se han provocado, pues tratamos de darle espacio a eso aunque no es exclusivo".


¿El periodismo tiene algo qué ver en este proceso de unidad?


"Yo creo que no tiene nada que ver. Allí hay algunos periodistas que se han metido a hacer de actores políticos, pero esa ya es otra ruta. El trabajo de nosotros está en la fiscalización. Si los periodistas estamos dispuestos a fiscalizar a los poderes fácticos, ¿por qué no hacerlo con la oposición? Yo creo que ese es el mecanismo en el que nosotros podemos inmiscuirnos y ha funcionado, y te lo digo por la presión que hemos hecho desde los medios de comunicación, porque tenemos de alguna manera criterios y cuestionamientos a las cosas que se están haciendo, y tratamos de potenciar los reclamos de la gente. Te puedo mencionar un caso particular: el del PLC y el nombramiento de tres delegadas para las comisiones de la Coalición Nacional. Nosotros publicamos los nombres y eso provocó presiones, y motivó a que se retrocediera.


Esa es parte de la presión de los medios, porque si eso ocurre en silencio, si nadie lo sabe, si nadie lo publica, si nadie contextualiza quiénes son estas personas, la ciudadanía nicaragüense puede poner en funcionamiento la memoria cortoplacista. Contrastar opiniones y ejercer presión para que las cosas al menos caminen mejor y no nos dejemos volver a montar otra dictadura como la que tenemos, que ha terminado asfixiando a los periodistas".


¿El periodismo va a limitarse a informar o va a proponer algo en la agenda de una nueva sociedad?


"Yo estoy convencido de que los periodistas tenemos que ejercer nuestro papel. Yo me metí a esto para informar, no tengo ningún interés en posiciones políticas, no tengo compromisos políticos con nadie, y eso me hace libre. Los periodistas hemos sido blancos de ataque de la dictadura y no queremos que continúe la represión, además estamos enfocados en la defensa de las libertades de los nicaragüenses y las libertades de los periodistas. De alguna manera eso nos convierte en actores importantes dentro de la agenda política, pero no soy un actor al que le interese ocupar algún espacio".


¿Los periodistas debemos estar a la espera de algo para que se mejoren nuestras condiciones?


"Yo sí estoy comprometido con el cambio, absolutamente. No lo estoy haciendo de manera directa con partidos, ni adquiriendo compromisos con nadie. Nosotros estamos comprometidos con el cambio porque nosotros somos víctimas. Los periodistas estamos bajo la bota de una dictadura donde hemos resistido con fuerza durante todos estos años, y no desde abril de 2018. Nosotros estamos informando sobre los abusos de Daniel Ortega y dijimos que esta era una dictadura, desde hace muchísimos años.


Los periodistas y los medios de comunicación sí tenemos un papel esencial en todo esto, sin que eso nos inmiscuya en acciones partidarias. Estamos desde una oposición contra la dictadura, pero no somos compadres de los actores políticos".


¿Cuál es la prioridad en la agenda de la prensa independiente?


"Nosotros que estamos trabajando en el día a día tenemos como misión fundamental tratar de darle seguimiento a los casos sensibles, al tema de las violaciones a los derechos humanos, la represión gubernamental que continúa, el tema de los presos políticos; esos son los temas que están en la agenda, al menos de Artículo 66. Luego el tema de la cobertura a la pandemia en la medida que hayan voces que puedan documentar lo que está ocurriendo. Acompañar las denuncias y las demandas de la gente, eso nos ha funcionado y hemos logrado conectar con la audiencia".


¿Cómo está el PCIN (Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua)?


"Yo solamente soy miembro del PCIN, ya no soy directivo. Ya no".


En el camino a la sostenibilidad de los medios independientes, ¿cuáles han sido los desafíos?


"El tema económico es el gran desafío en los medios. Los medios independientes estamos bajo la presión económica impuesta por el Gobierno, y no me refiero a la falta de publicidad, que eso no es nuevo y no hace falta. Pero a mi me gustaría que hubiera un Gobierno que no amenace al sector privado como ocurre ahorita. Hay anunciantes que nos han retirado la pauta y nos dicen: 'es que ustedes son un medio crítico y entonces el Gobierno los mira como enemigos y eso nos puede traer problemas'. Y te lo dicen sin discreción. Se ha impuesto miedo a los pequeños y medianos empresarios; ellos creen que eso les va a hacer ver como que están financiando las voces críticas.


Ni las empresas grandes como las telefónicas; tampoco quieren meterse a problemas y dicen 'lo que podemos hacer es darte una ayuda'. Y así nos ven a los periodistas".


¿Y la cooperación cómo está apoyando?


"Hay un esfuerzo por el tema de la cooperación que apoya al periodismo de investigación y el tema de la libertad de expresión, y en eso, de alguna manera, hemos encontrado la posibilidad de aplicar. Pero también está el problema de que son iniciativas bien burocráticas que dificultan mucho el proceso, con protocolos hasta de 20 páginas, y si te ponés a gestionar recursos para sobrevivir, no se puede hacer la cobertura a como la estamos haciendo".


En estos días esta de aniversario tu medio


"Artículo 66 va a cumplir tres años el 30 de septiembre".


¿Cómo ha sido toda esta jornada?


"Han sido de muchísimo éxito. No solo en el crecimiento de la audiencia, que gracias a la tecnología tenemos la posibilidad de medir cada vista, cada paso que la audiencia da sobre nuestro contenido, eso nos ha permitido saber que es un medio que ha crecido mucho más de lo que yo esperaba. No pensé que íbamos a competir con medios grandes y lo digo con absoluto orgullo, pero con mucho compromiso. Ha sido gracias al trabajo de varios muchachos y colegas que han pasado por aquí. Nos estamos compitiendo con la inmediatez y por la cobertura a temas más allá de la agenda y además tenemos el prestigio de haber crecido bajo una dictadura".


Tomando en cuenta el contexto, ¿cómo visualizas el cierre de este año?


"Este país es impredecible. Aquí puede ocurrir cualquier cosa, así como ocurrió una rebelión en menos de cinco días, algo que nadie se esperaba. Pero en términos generales, la gran expectativa esta sobre la unidad y que efectivamente logren, ya sea la Coalición Nacional o una gran alianza de organizaciones opositoras, al final del año una posibilidad de alianza. Tengo ciertas dudas de que todos los partidos políticos puedan alcanzar.


La dictadura tiene que abrirse y dar señales de cambio. No creo que se de una negociación como quisiera la oposición, pero va a tener que hacer algunos cambios, entre ellas el otorgar personerías jurídicas para dividir el voto. Es muy probable que se abra en dirección de permitir la suscripción popular que existió en algún momento. Yo estoy convencido de que la dictadura va a presionar hasta el final de los días para mantenerse en el poder o lograr una negociación que le sea conveniente".


Y, ¿en lo económico?


"En lo económico el panorama es más claro. Ya hay economistas que visualizan que en octubre entramos al tercer año de recesión, que augura más pérdidas de empleos, cierre de empresas, menos inversión. La dictadura asfixiada en términos económicos pretende recurrir a más presión económica contra la gente al encarecimiento de la vida, y eso ya sabemos que termina haciendo más presión en la olla".

¡Ayúdanos a seguir en línea!
Coyuntura

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

 

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Alcahuete Studio.