top of page

Colombia condena "los dictatoriales procederes" de Ortega y pide reacción del mundo

En un contundente comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Colombia exige una reacción de las naciones del mundo ante la deriva extremista de la copresidencia de Daniel Ortega y Rosario Murillo. El país sudamericano también pide una visita a Nicaragua del Comité Internacional de la Cruz Roja, que la Corte Penal Internacional tome cartas en el asunto, y asegura que se encuentra en la búsqueda de quienes "quisieran acceder a la nacionalidad colombiana".


Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Bogotá, Colombia
El presidente colombiano Gustavo Petro el 15 de febrero en el balcón de la Casa de Nariño en Bogotá | Fotografía de EFE por Mauricio Dueñas Castañeda
El presidente Gustavo Petro el 15 de febrero en el balcón de la Casa de Nariño en Bogotá | Fotografía de EFE por Mauricio Castañeda

El Gobierno de Colombia, bajo la administración del presidente Gustavo Petro, condenó con rudeza este jueves 23 de febrero la "sorpresiva e inhumana" excarcelamiento y destierro de 222 nicaragüenses, quienes el pasado 09 de febrero fueron trasladados a suelo estadounidense por orden del Poder Ejecutivo de Nicaragua, controlado por Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo. "Colombia ha registrado con repulsión las medidas tomadas de manera arbitraria por el jefe de gobierno de la hermana y sufrida República de Nicaragua contra ciudadanos de su país cuyo único delito ha sido defender la democracia, el derecho a la crítica y los derechos humanos universales", cita el país sudamericano.


La denuncia fue realizada a través de un comunicado publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. "Colombia, que en las últimas décadas ha luchado sin desmayo por alcanzar la paz, mucho más ahora que se propone ser potencia mundial de la vida, rechaza los dictatoriales procederes de quien hace traer a la memoria los peores momentos de la dictadura de Anastasio Somoza que el sandinismo logró superar", señala la comunicación.


La administración de Petro asegura que la copresidencia Ortega-Murillo durante las últimas semanas hizo "uso de vulgares medidas de policía" y solicita una respuesta de todas las naciones ante la situación extrema de derechos humanos en el país centroamericano. "Colombia llama al mundo entero a que reaccione. Por lo pronto pedimos a la presidenta de Comité Internacional de la Cruz Roja, Mirjana Spoljaric, que solicite autorización para visitar a los que siguen detenidos. Víctimas son. El derecho internacional humanitario los cobija. Acreedores se han hecho del derecho internacional general".


El Gobierno de Colombia también subrayó la situación del obispo de la Arquidiócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, quien se rehusó a salir de Nicaragua y horas después fue condenado a 26 años y cuatro meses de cárcel por al menos cuatro delitos. "Lección para el mundo y para el actual jefe de gobierno de Nicaragua. De contera, la patriótica decisión del señor obispo", apunta el comunicado.


El pasado martes 22 de febrero, el ministro de Relaciones Exteriores y Paz de Colombia, Álvaro Leyva, en representación del Gobierno de Petro ofreció la nacionalidad colombiana al escritor y exvicepresidente sandinista Sergio Ramírez. "Interpretando la solidaridad del país y el sentimiento del presidente Gustavo Petro, ofrecí la nacionalidad colombiana al político, intelectual y escritor nicaragüense. Emocionado, Ramírez la aceptó agradecido. Colombia libre y democrática lo abraza y le da la bienvenida a su segunda Patria", señaló Leyva.


La medida humanitaria será extendida a otras y otros nicaragüenses. La Cancillería colombiana señaló este jueves que "busca entrar en contacto con quienes habiendo sido abusados por el poder intolerante de Nicaragua, quisieran acceder a la nacionalidad colombiana. Mucho nos honrarían".


Colombia se convierte así en la quinta nación iberoamericana en ofrecer la nacionalidad a las y los nicaragüenses convertidos en apátridas por el régimen Ortega-Murillo. Hasta la fecha ya suman 317 las y los ciudadanos desnacionalizados, en medio de una de las peores aberraciones jurídicas y constitucionales de la historia reciente de Nicaragua.


"El autoritarismo que se ha impuesto en la hermana República ha infringido normas ius cogens. Aquellas de las cuales se ha definido que son imperantes, inderogables, absolutas, perentorias, inmutables en esencia. Precisamente aquellas de cuyas violaciones debe conocer la Corte Penal Internacional. Al señor Fiscal de la Corte se le pide tomar cartas en tan alarmante asunto", señaló el Gobierno de Petro.


La rudeza en esta ocasión contrasta con la postura de la administración de Petro en sus primeros meses en el poder. No obstante, el mandatario colombiano aseguró en diciembre de 2022 que con Ortega mantenía un "pleito", luego de restablecer en agosto de ese mismo años las relaciones diplomáticas, interrumpidas por el expresidente Iván Duque.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad:
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 06:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page