top of page
Publicidad:

El bueno, el feo y el malo de la Cumbre

La Cumbre de las Américas de este 2022 era una excelente manera para Estados Unidos de demostrar interés en recomponer las relaciones con América Latina, pero fue una oportunidad perdida para mirar a nuestra región como iguales.


Por Israel González | @IsraelDeJ9

El punto en la i

Madrid, España

La IX Cumbre de las Américas ha terminado, por fin. En palabras muy castizas, ha sido cabeza de león con cuerpo de ratón. Estados Unidos actuando como país anfitrión, de entrada, había recibido una contestación in crescendo de diversos países de la América Latina por la exclusión de los regímenes de Venezuela, Cuba y la dictadura de Daniel Ortega que desgobierna Nicaragua.


Al otro lado del río Bravo, el presidente izquierdista mexicano Andrés López Obrador decidió mandar a su canciller y –muy probablemente-, candidato in pectore para sucederlo, Marcelo Ebrard. Igual lo hicieron los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador. Todo por "las exclusiones".


En el sur, Alfredo Fernández, el líder peronista que dirige la Argentina, también deploró las ausencias del trío autoritario latinoamericano. El gobernante pidió el fin del embargo a Cuba y la remoción de Luis Almagro de la Organización de Estados Americanos (OEA) por su cuestionado papel en la crisis boliviana de 2019.



Creo que el único que destacó en positivo fue el chileno Gabriel Boric, el referente de la nueva izquierda latinoamericana. Sin estridencias, pero con voz firme, demostró que se puede ser progresista, contestatario a la política exterior de Washington y manifestar solidaridad con los pueblos que viven bajo el yugo de Maduro, Díaz-Canel y Ortega.


Además, Boric aprovechó para reforzar lazos con el premier canadiense Justin Trudeau, que es un socialdemócrata a la canadiense. También tuvo gestos de acercamiento a los empresarios e inversionistas para reiterarles la confianza de invertir en su país, a la vez de recordarles que es necesario que aquellos que ganan más necesitan ser más solidarios para no dejar a nadie atrás en el crecimiento económico. ¡Bien por el chileno!


En el caso de la administración de Joe Biden, se llevó el papel del feo. La Cumbre, que era una excelente manera de demostrar interés en recomponer las relaciones con América Latina, fue una oportunidad perdida para mirar a nuestra región como iguales.


En realidad, a los norteamericanos solo les importaba llegar a un acuerdo sobre la migración, adobado con las ya conocidas consignas sobre democracia, derechos humanos y libertad; y para ello anduvieron tanteando hasta al gobierno de España para que acogiera a centenares de migrantes centroamericanos que Washington no quiere recibir.


El acuerdo, llegado in extremis, facilita la devolución exprés de los migrantes irregulares y la "co-responsabilidad" de los países de tránsito. La administración norteamericana se comprometió a dar 314 millones de dólares a los países que acogen migrantes, para que no sigan llegando a golpear la puerta de la potencia del norte.


Ay, el doble estándar. Derechos humanos, sí… pero no tanto.


Estados Unidos debe entender que no puede estar dando la matraca con el respeto a los derechos humanos en América Latina cuando la administración norteamericana no se tome en serio que la migración es más vieja que su mismo país y que la misma es un derecho inherente a las personas.


Para finalizar, un apunte para el malo de la Cumbre. El papelón -triste, patético y de reparto-, se lo lleva Luis Almagro, secretario general de la OEA. Durante varios días, colegas periodistas exiliados en Costa Rica que viajaron a Los Ángeles estuvieron pidiéndole que se expresara sobre las últimas decisiones de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.


Almagro se dedicó a correrse de los periodistas. Volvemos con el doble estándar. Si él le hubiera puesto a Nicaragua el mismo empeño -creo que llevado a lo personal y hasta enfermizo-, con el tema venezolano, nuestro país hubiera tenido un destino diferente. Con Ortega y su mujer, decidió tener un trato de comparsa alegre (recordamos las fotos de las carcajadas en El Carmen cuando firmaron el "memorando" para "fortalecer las elecciones en Nicaragua") y solo actuó cuando se vio rebasado por los acontecimientos, a partir de 2018.


En fin, poca cosa para los ríos de tinta que corrieron semanas antes.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua y Centroamérica.

0 comentarios

コメント


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna | La radio y plataforma de podcasts de COYUNTURA

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page