top of page
Publicidad:

El cierre de Hugo Nicaragua impacta en los repartidores y en el mercado creciente de Q-Commerce

El cierre de la aplicación centroamericana que logró consolidar sus operaciones como empresa en seis países de la región y alcanzó importantes mercados en el Caribe gracias a una intensa campaña desde 2017, representa desde ya la perdida significativa de muchos empleos e ingresos para muchas familias. Ni especialistas ni el oficialismo dan estimaciones sobre el número de empleados que fueron afectados. Aunque el mercado es creciente, la competitividad en este sector no está regulada.

Por Jairo Videa | @JairoVidea

Managua, Nicaragua
Fotografía de Coyuntura
Fotografía de Coyuntura

La empresa de entrega de compras a domicilio "Hugo Nicaragua" anunció el cierre de sus operaciones en el país centroamericano el 13 de septiembre de 2023, debido a lo que describieron como un "entorno competitivo". Esta decisión tomó por sorpresa a centenares de repartidores - también conocidos como motorizados-, quienes prestaban sus servicios bajo esta marca, generando preocupación sobre el impacto en sus ingresos y en el mercado de Q-Commerce en Nicaragua, un sector creciente, hasta ahora.


La noticia del cierre de Hugo Nicaragua resonó fuertemente entre los repartidores que dependían de esta empresa para su sustento. "Antonio", uno de estos motorizados, consultado bajo anonimato por la Redacción de COYUNTURA, en la capital del país, expresó su preocupación por la reducción de ingresos que enfrentarán a raíz de este cierre. Él también es taxista y ve "una oportunidad perdida para su familia, el país y su economía". Antonio además teme que la llegada de nuevos repartidores, otras empresas y por ende más competencia pueda disminuir aún más sus ganancias. "Es un mercado fuerte pero injusto", señala.


Por otro lado, la fuente dice que ha observado una creciente competencia que ha llevado a la pérdida de la tranquilidad que solían tener estos trabajadores y trabajadoras al planificar sus horarios.


Antes del cierre de Hugo Nicaragua, los repartidores solían tener cierta estabilidad en sus horarios de trabajo, pero ahora se ven obligados a adaptarse a horarios variables y, en ocasiones, poco convenientes. "Están buscando nuevas oportunidades, que surgen al final de estos mismos mercados informales", explica a nuestro equipo en una llamada telefónica un economista y político nicaragüense en el exilio, quien solicitó anonimato para este texto. "Hemos visto hasta el surgimiento local, como en toda Centroamérica, de aplicaciones y servicios de transporte, paquetería y repartición. Más allá de las capitales. En los municipios. Lo único que no ha llegado a Nicaragua es Uber, pero hasta hay inDriver como en Honduras", explica.


Pero entre tanta opción, hay un ambiente de competencia feroz entre los repartidores por conseguir los mejores horarios y pedidos, lo que conlleva una inversión significativa de tiempo y esfuerzo. "Además, los salarios no son tan buenos como parecen. Se hace mucho trabajo para poder conseguir una mensualidad modesta. Auméntale a eso los riesgos físicos, de salud, y la falta de interés del sector público y privado en la regulación de este creciente mercado", dice el joven economista.


Panorama empresarial en Nicaragua


Para comprender mejor el contexto de este cierre, es importante analizar la relación entre Hugo Nicaragua y la multinacional alemana Delivery Hero, propietaria de "Pedidos Ya", otra empresa de "delivery" en el país centroamericano. En un principio, se especulaba que el cierre de Hugo Nicaragua estaba vinculado a la compra de Delivery Hero de las operaciones de Hugo en Centroamérica a finales de 2022. Sin embargo, Delivery Hero aclaró que el cierre de Hugo Nicaragua no tenía relación con esta adquisición regional, como lo reportaron varios medios oficialistas, en manos del régimen sandinista de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.


Captura de la noticia publicada por TN8 el 13 de septiembre de 2023
Captura de la noticia publicada por TN8 el 13 de septiembre de 2023

El proceso de absorción de otras aplicaciones de servicio a domicilio nacionales, como Piki y Jumper, por parte de Hugo Nicaragua, podría haber contribuido a su eventual cierre. Según el economista consultado, después de la absorción de estas aplicaciones, se le dio un plazo de cuatro meses a Hugo Nicaragua para operar con una sola aplicación celular, lo que aparentemente no se logró. Esto, pura especulación, podría haber influido en la decisión de cerrar.


En cuanto a la relación laboral entre las empresas de Q-commerce y los repartidores, la reciente noticia ha elevado el debate sobre si estos trabajadores son considerados empleados o trabajadores independientes en un país que no regula el trabajo por hora o la inscripción "autonómica" como fuerza laboral. Mientras que las empresas sostienen que los repartidores son trabajadores independientes que prestan servicios en horarios flexibles, los repartidores, como Antonio, y otros consultados por algunos medios independientes de Nicaragua, argumentan que hay una relación contractual que implica capacitación, requisitos específicos y un contrato que establece ciertas obligaciones para ellas y ellos. También debería ser así para los empleadores.


El cierre de Hugo Nicaragua ha suscitado preguntas sobre el papel de la competencia en el mercado de Q-commerce en Nicaragua. Si bien la empresa aclaró que su cierre no estaba relacionado con la compra de Delivery Hero, es innegable que la competencia en este sector es feroz. La llegada de nuevas empresas y la proliferación de repartidores independientes han aumentado la presión sobre los servicios de entrega a domicilio.


A pesar de las preocupaciones de las y los repartidores sobre la disminución de ingresos debido a la competencia, el economista consultado sostiene que la demanda de estos servicios está en aumento. Señala que tanto los consumidores como las empresas están perdiendo el miedo a realizar transacciones en línea, lo que ha resultado en un aumento del volumen de pedidos, especialmente debido a la incorporación de nuevos usuarios, que consumen y/o venden.


Así lo confirman a la Redacción de COYUNTURA dos cafeterías y dos "food trucks" (camiones de comida) en una zona de la arterial carretera hacia Masaya en Managua. Buscan como sanar el espacio que el cierre de Hugo App dejó en Nicaragua con repartidores propios u otras aplicaciones.


Por otro lado, un ejemplo notable de ese crecimiento es la participación de pequeños negocios locales en el mercado de Q-commerce nicaragüense. Incluso los establecimientos más pequeños, como "la carne asada de la esquina", se han unido a esta tendencia, aprovechando la comodidad del servicio de entrega para generar ventas adicionales que les permitan cubrir sus costos fijos. Este enfoque ha abierto nuevas oportunidades para las empresas locales y ha ampliado aún más el mercado. Son muchos los establecimientos en Granada, Managua, Estelí y León que ya tienen una identificación de "delivery" en sus puertas, pero ni el oficialismo ni los expertos se atreven a especular sobre las cifras y la fuerza laboral de este mercado.


Es evidente que el cierre de Hugo Nicaragua ha dejado un vacío en el mercado de Q-commerce en Nicaragua y ha generado preocupación entre los repartidores que dependían de la empresa para sus ingresos. A pesar de las divergentes opiniones sobre el impacto en los ingresos de las y los motoristas, quienes inundan las calles de Managua en varios horarios del día, lo cierto es que la competencia en el mercado de entrega a domicilio sigue siendo intensa y está en constante evolución.


La relación laboral entre las empresas de Q-commerce y los repartidores también sigue siendo un tema de debate en Nicaragua. Mientras las empresas consideran a los repartidores como trabajadores independientes, algunos repartidores argumentan que existe una relación contractual que implica ciertas obligaciones. Mientras tanto, el régimen sandinista no ha mostrado interés hasta la fecha por regular la situación de manera humanista y proactiva.


El mercado de Q-commerce en Nicaragua continúa creciendo, impulsado por una mayor aceptación de las transacciones en línea y la participación de pequeños negocios locales en la dinámica económica. Aunque el cierre de Hugo Nicaragua ha dejado preguntas sin respuesta, una cosa es segura: la industria de entrega a domicilio en Nicaragua está lejos de alcanzar su madurez y seguirá evolucionando en respuesta a las cambiantes demandas de los consumidores y las dinámicas competitivas.


En ese sentido, el oficialista Ministerio de Economía Familiar Comunitaria Cooperativa y Asociativa no se ha pronunciado al respecto.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Kommentare


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page