top of page

En el corazón de la ola de calor en Centroamérica

La actual ola de calor que afecta a Centroamérica ha generado preocupación y afectaciones en la ciudadanía, ya que las altas temperaturas han alcanzado niveles récord en varias ciudades de Guatemala, Nicaragua, Honduras y El Salvador. Según los expertos, este fenómeno es una consecuencia directa del cambio climático y podría tener graves consecuencias. Datos registrados por COYUNTURA detallan que estos han sido los días más calurosos de la región en los últimos tres años.

Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Fotografía de Coyuntura
Fotografía de Coyuntura

Según un estudio realizado por la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, Centroamérica es una de las regiones del mundo en donde es más probable que tengan lugar olas de calor extremo, y donde existe mayor riesgo de sufrir daños, teniendo en cuenta factores como la economía, el crecimiento de la población, la energía y la disponibilidad de servicios de atención médica primarios o especializados. Las semanas recientes son prueba de ello. Varias ciudades de la región registraron altas temperaturas durante los últimos días del mes de abril y los primeros días de mayo de 2023. Expertos en cambio climático explican que esta situación se debe a la combinación de varios factores, como el calentamiento global, la variabilidad climática natural, la urbanización, entre otros.


Además, el fenómeno de El Niño ha intensificado las temperaturas y generado una mayor sequía en la región centroamericana. Especialistas y documentación indican que la interacción entre el cambio climático y la variabilidad climática natural puede exacerbar los efectos del calentamiento global y provocar eventos climáticos extremos, como huracanes, sequías, inundaciones y olas de calor más frecuentes y graves para la salud humana y animal, la economía, la producción agrícola, la generación de energía y los ecosistemas.


Los efectos de la actual ola de calor se han sentido con mayor fuerza en la población vulnerable, como los trabajadores del campo, las y los niños, y los adultos mayores, así como en las zonas urbanas de Centroamérica. Aunque internautas señalan situaciones "fuera de lo normal" en las "metrópolis" de la región.


Para profundizar en este fenómeno, la Redacción de COYUNTURA registró y analizó el temple de varias ciudades en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Las temperaturas recientes superan por mucho el promedio máxima y mínima. En casos como Managua, solo no se superó la máxima de temperaturas en dos días del mes de abril, y se espera que el martes 09 y el miércoles 10 de mayo del corriente año se registren 38 grados Celsius o más.


Ciudad de Guatemala


Durante 27 días del mes de abril, la capital guatemalteca registró una temperatura que superaba la máxima media, aunque al igual que en 2022, este año solo se registraron tres días con una temperatura de 30 grados o más. No obstante, en lo que va del mes de mayo de este año se han registrado cinco días con temperaturas de 30 grados o más, en comparación con todo mayo de 2022, cuando solo se registró un día con 30 grados Celsius.


Durante el mes de abril de 2023 y los primeros ocho días del mes de mayo de este año (38 días continúos) solamente el 10 de abril la temperatura no superó los 26 grados Celsius de promedio máxima en Ciudad de Guatemala.


Los datos registrados por el equipo de COYUNTURA, en comparación a las temperaturas registradas tanto en 2022 como en 2021, también permiten detallar que durante abril y mayo de 2023 se vivieron los días más calurosos en los últimos tres años en dicha ciudad centroamericana. El frío recurrente de la capital chapina ha desaparecido y los días de mayo son más soleados que nunca.


Escuintla


En la zona del pacífico de Guatemala la situación es aún más alarmante. Aunque el pronóstico de lluvia en las aplicaciones del clima se mantenía de forma constante en 40 %, en la ciudad de Escuintla ni un solo día del mes de abril de este año se registró una temperatura igual o menor que el promedio máxima. El promedio mínima para todo el mes de abril de 2023 en esta ciudad guatemalteca fue de 33 grados Celsius, a pesar de que dicho registro histórico ha sido de 26 grados Celsius.


En lo que va del mes de mayo de 2023, no se ha reportado ni un solo día con temperaturas por debajo de los 34 grados Celsius, y en al menos tres días se registraron 37 grados o más, cuando en comparación con 2022 solo se registró un día con dicha temperatura.


Al igual que en la capital, instituciones médicas públicas y privadas han publicado en Escuintla boletines especiales, infografías y artículos con recomendaciones ante las altas temperaturas.


El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH) descartó una "ola de calor" como tal, debido a que "no hay un ente que regule ese dato en la región". No obstante, los datos detallados por la Redacción de COYUNTURA establecen al menos cinco días continúos con temperaturas de 36 grados o más solo en Escuintla. En cinco de los primeros ocho días de mayo de 2023 la capital guatemalteca no ha registrado lluvia prolongada o incluso probabilidad de lluvia mayor a 30 %, mientras que en el mismo período de 2022 hubieron chubascos y cielos parcialmente cubiertos casi todo el mes.


San Salvador


San Salvador, El Salvador, fue la única capital centroamericana en la que se registró durante el mes de abril de 2023 más de un día con una temperatura menor al promedio máxima. Durante 17 días en total se detallan menos de 32 grados Celsius -promedio máxima histórico-. Se puede decir entonces que la capital salvadoreña, al igual que San José, capital de Costa Rica, son las dos metrópolis centroamericanas más "frescas", aunque en ambos casos las temperaturas de abril y lo que va de mayo de 2023 muestran aumentos significativos de entre dos y cinco grados en comparación con 2022 y 2021.


En lo que respecta a los primeros ocho días de mayo de 2023, en San Salvador solo durante dos días se registraron temperaturas de 30 grados o menos, cuando el promedio máxima es de 31. Sorprende que durante todo el mes de mayo de 2022 solamente tres días no consecutivos se registraron 32 grados Celsius. En cambio, del 04 al 07 de mayo de 2023 el termómetro alcanzó los 34 grados en la capital salvadoreña, mientras en otros lugares como Santa Ana se han documentado hasta 37 grados Celsius, cuando el promedio máxima histórico es de 23.


Suchitoto


La cercanía con el Lago Suchitlan no ayuda mucho en el caso de Suchitoto. Siete de los 30 días de abril del corriente año se documentaron temperaturas por encima de los 32 grados de promedio máxima. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha informado desde febrero pasado sobre varios puntos de calor en dicho municipio salvadoreño y en otras zonas del país, una situación que agrava la sensación térmica.


Mayo ya es por mucho el mes más caluroso en Suchitoto en los últimos tres años. Por primera vez en lo que va de 2023, y desde el año 2021, se registró una temperatura de 40 grados Celsius, dos días continúos. El clima también ha estado marcado en esta zona de El Salvador por tormentas eléctricas y tormentas dispersas, con vientos de entre 10 y 15 KM por hora, aunque la probabilidad de lluvia se ha mantenido en 40 % en promedio.


Tegucigalpa


Las últimas semanas, los alrededores de la capital hondureña se han visto afectados por imparables incendios forestales, causando sofocación y contaminación en el aire, lo que empeora la sensación térmica y las temperaturas mismas. Durante el mes de abril de 2023, solamente seis días se registraron temperaturas iguales o menores al promedio máxima. Fue la temporada más calurosa del año en Tegucigalpa, con hasta 35 grados Celsius el 24 de abril.


Y aunque los primeros días de mayo del corriente año no representan registros extremos -teniendo en cuenta un promedio máxima de 32 grados históricos-, en comparación con 2022 y 2021, todos los días se ha superado la media máxima de 29 grados Celsius.


Honduras es uno de los países más afectados por el calentamiento global y los efectos del cambio climático. En la actualidad existen varias zonas y aldeas que aún intentan recuperarse de los efectos de los huracanes Eta y Iota (2020), mientras otros lugares del territorio hondureño se ven afectados por la sequía y el período de "hambre estacional", en el que las reservas de granos básicos de la región fronteriza de El Salvador, Guatemala y Honduras estarán agotadas.


San Pedro Sula


La ciudad industrial de Honduras tampoco se escapa del aumento histórico en las temperaturas y de esta ola de calor. Al menos un día de abril de 2023 se alcanzó los 39 grados Celsius, cuando en comparación con el mismo período de 2022 no se registró esta temperatura. La Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (COPECO) confirmó el ingreso a territorio hondureño de este fenómeno climático, señalando que sus efectos persistirían hasta el 05 de mayo.


No obstante, solamente en tres de los primeros ocho días de mayo de 2023 no se superó el promedio máxima histórico de 34 grados Celsius.


Según pronósticos de sitios especializados en meteorología, los días calientes continuarán en San Pedro Sula en mayo. En al menos cinco días más de este mes de 2023 se registrarán de 37 a 38 grados Celsius.


Durante el mes de mayo de 2022 el promedio máxima fue de 34 grados Celsius, lo que demuestra un aumento significativo de entre uno y dos grados en comparación con el año en curso, también el más caluroso de los últimos tres años en Honduras.


Managua


Aunque la Alcaldía de la capital nicaragüense advirtió a través de una "alerta extrema" los efectos y pronósticos de la ola de calor, con hasta 41 grados como máxima, la Redacción de COYUNTURA registró durante el mes de abril de 2023 una máxima de 35 grados Celsius, cuando el promedio histórico es de 34 casi todo el mes. Sin embargo, los días más calurosos de este año fueron los primeros del mes de mayo, cuando se alcanzó hasta 38 grados, por encima del promedio máxima de 36.


Solo no se superó la máxima de temperaturas en dos días del mes de abril, y se espera que el martes 09 y el miércoles 10 de mayo del corriente año se registren hasta 38 grados Celsius, o más, siendo este el mes más caluroso del año 2023, y la semana más caliente en los últimos tres años consecutivos en Nicaragua.


Para enfrentar los efectos del cambio climático a largo plazo, se requiere una estrategia integral que incluya medidas de mitigación y adaptación. Entre las medidas de mitigación se encuentran la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la promoción de energías renovables y la implementación de prácticas agrícolas sostenibles. Mientras que, las medidas de adaptación incluyen la construcción de infraestructuras resistentes al clima, la gestión integrada de los recursos hídricos, la promoción de la diversificación económica, y el fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades vulnerables, así como medidas para enfrentar de forma coordinada las altas temperaturas o las fuertes lluvias, o la sequía.


En conclusión, la ola de calor en Centroamérica es una muestra más de los efectos del cambio climático, que requieren una respuesta urgente y coordinada de las autoridades y la sociedad en su conjunto. La adopción de medidas para mitigar y adaptarse al cambio climático no solo contribuirá a proteger la salud y el bienestar de la población, sino que también será fundamental para garantizar un futuro sostenible para la región y el mundo en general.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad: