top of page

Entre montajes y violaciones a los derechos humanos: detrás de la exhibición del obispo Álvarez

Las imágenes y el video difundidos por el Ministerio de Gobernación (MIGOB) de Nicaragua parecen ser un intento de cambiar la percepción local, regional e internacional sobre las condiciones de detención de monseñor Rolando Álvarez. Sin embargo, la respuesta de analistas, los testimonios de expresos políticos y la continua represión hacia la iglesia católica demuestran que la verdad va más allá de un montaje propagandístico. La lucha por los derechos humanos y la justicia en Nicaragua continúa, exigiendo la liberación inmediata del obispo matagalpino y el fin de la persecución a la oposición, disicencia y libertad religiosa.


Por Jairo Videa | @JairoVidea

Managua, Nicaragua
Ilustración de Coyuntura
Ilustración de Coyuntura


En una nueva estrategia de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, el Ministerio de Gobernación (MIGOB) ha difundido en horas recientes imágenes de la supuesta celda "preferencial" del obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, quien se encuentra injustamente encarcelado desde agosto del año 2022. Esas escenas, presentadas como prueba de un trato supuestamente digno y hasta especial, han generado un intenso debate y escepticismo tanto a nivel nacional como centroamericano. Pero testimonios de presas y presos políticos, excarcelados por la administración sandinista, revelan una realidad distinta detrás de las fotografías y el video divulgados por el régimen por medio de los canales de televisión y otros medios de comunicación oficialistas. Entonces, es necesario profundizar en la verdadera naturaleza de la celda en la que exhibieron al obispo, desentrañando la manipulación orquestada por el MIGOB y destacando las violaciones sistemáticas de derechos humanos que enfrenta monseñor Álvarez.


La supuesta celda preferencial: una realidad distorsionada


Las imágenes presentadas por el MIGOB, bajo el control de la ministra María Amelia Coronel Kinloch desde enero del año 2017, muestran una sala amueblada con sofás de cuero, comedor con mantel blanco y televisión por cable, en marcado contraste con la realidad del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) "La Modelo" en Tipitapa, la cárcel donde permanece el obispo, luego de la judicialización implacable entrañada desde el Ministerio Público (MP) de Nicaragua, bajo el control del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Presos políticos excarcelados como John Cerna y otros anónimos consultados por COYUNTURA testimonian que en La Modelo "ni sillas hay" y que los reos se sientan "en bancas de concreto".


Uno de los residentes de dicha prisión, liberado en febrero de 2023 por mandato de Daniel Ortega, dijo que las supuestas comodidades atribuidas a monseñor Álvarez son falsas, señalando que la sala de visitas mostrada por el MIGOB se utiliza principalmente para recibir a familiares de extranjeros detenidos, funcionarios de embajadas y algunos presos de "mucha confianza". Alega que las más de 10 fotografías y el video son un "montaje" para ocultar la verdadera realidad de La Modelo.


El obispo Álvarez se negó a ser desterrado a los Estados Unidos de América en febrero de este año, cuando Ortega desnacionalizó y desterró a un grupo de 222 nicaragüenses excarcelados horas antes, desatando la furia de la pareja dictatorial, que lo condenó a 26 años y cuatro meses de cárcel por "traición a la Patria", sin posibilidad de una modificación a dicha condena. Desde entonces, ha permanecido en la peor de las celdas de La Modelo, conocida como "El Infiernillo", enfrentando condiciones inhumanas y violaciones sistemáticas de sus derechos. "No puede ni hablar, pero lo pusieron a ver un programa de televisión para tomarle un video, rodeado de refrescos que seguramente el no toma por su propia salud. Está delgado y pálido", dijo a este medio una fuente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), un órgano que en su último comunicado no mencionó nada relacionado a la situación de su miembro, el obispo Rolando Álvarez.


Las imágenes difundidas muestran a un monseñor decaído, reflejo de más de un año de encarcelamiento. El lenguaje corporal del obispo indica malestar y humillación, desmintiendo las afirmaciones de un trato preferencial. La excarcelada política Dora María Téllez sugiere que las fotos revelan un "escenario ficticio" creado por la dictadura sandinista, incapaz de ocultar el deterioro de la salud de monseñor Álvarez, quien desde el 25 de marzo de este año no brinda declaraciones públicas por la incomunicación a la que está sometido.


Otro intento fallido de la dictadura


Expertos, políticos y analistas coinciden en varios medios de comunicación independientes que las imágenes presentadas por el régimen constituyen un "intento fallido" de manipular la percepción pública. Un excatedrático de comunicación de la Universidad Centroamérica destacó que, a pesar de la aparente pulcritud, la realidad es que monseñor Álvarez muestra en su físico los estragos de más de un año en prisión. Por otro lado, Téllez califica el montaje como una "cosa completamente falsa", incapaz de encubrir el sufrimiento y la injusticia que enfrenta el obispo matagalpino.


Ante la difusión de las imágenes, diversos sectores de la oposición expresaron hasta el momento rechazo y preocupación, denunciando la estrategia de la dictadura Ortega-Murillo para distorsionar la realidad. La audiencia planificada por el Subcomité de Salud Global y Derechos Humanos Globales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América (EE.UU.) para mañana, jueves 30 de noviembre, refuerza el llamado internacional a la liberación de monseñor Álvarez.


ADF Internacional ha solicitado la liberación del obispo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la audiencia se presenta como una oportunidad crucial para exponer las violaciones sistemáticas a los derechos humanos y libertades perpetradas por el régimen orteguista. La CIDH y la CorteIDH han instado a liberar inmediatamente al obispo, haciendo énfasis en la urgencia de proteger su vida e integridad personal. Daniel y Rosario no han respondido a dicho llamado.


Detrás del montaje del MIGOB, la verdad sobre la situación de monseñor Rolando Álvarez en La Modelo emerge por si sola como un relato de sufrimiento, aislamiento y violación extrema de derechos humanos y libertades civiles. Las imágenes presentadas por la dictadura no logran ocultar la realidad de un hombre inocente enfrentando un calvario injusto, pero resistiendo al fin. No tiene de otra.


La comunidad internacional, lejos de ser engañada, se mantiene firme en su exigencia de justicia. La audiencia en la Cámara de Representantes de EE.UU. y la persistente denuncia de organizaciones regionales, ante la falta de entes de la sociedad civil en el territorio nacional, refuerzan la necesidad de poner fin al abuso de poder perpetrado por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Monseñor Rolando Álvarez, símbolo de la lucha por la libertad en Nicaragua, espera la justicia que merece. "Están agotando su existencia", concluye el equipo de COYUNTURA tras las imágenes de este martes 28 de noviembre de 2023.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad:
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 06:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page