documentando.la.historia

IOTA: destrucción en el Caribe Norte e inundaciones en toda Nicaragua

La Costa Caribe Norte de Nicaragua vivió en carne propia el poder de Iota y los estragos causados por el poderoso huracán que se degradó a tormenta tropical, pero que dejó destrucción y muerte a su paso. Zonas incomunicadas, más de 63 mil personas en albergues, comunidades totalmente inundadas y lluvias torrenciales en casi todo el país: lo que Eta no destruyó por completo, Iota lo arrasó en cuestión de horas.


El 16 de noviembre a las 09:00 p.m., el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED) informó sobre la degradación de Iota a categoría 4, mientras se encontraba a unos 45 KM del punto cero: Bilwi, Puerto Cabezas. La institución aseguró el día martes 17 de noviembre a las 03:40 a.m. que, tras el ingreso del fenómeno en el país, sufrió otra degradación y pasó a ser categoría 2.


El punto cero


Bilwi, población que hace menos de 15 días enfrentó la furia de Eta, comienza a ver la luz del día, la cual ilumina kilómetros de casas destruidas y familias con un futuro incierto. Durante casi 24 horas la ciudad quedó incomunicada, al igual que otras 30 comunidades del país, principalmente en la Costa Caribe Norte. Hasta el día de hoy, 18 de noviembre por la mañana, se pudieron obtener las primeras imágenes del desastre causado por Iota en dicha ciudad.


Una de las primeras imágenes obtenidas de Bilwi tras el pasó de Iota | Fotografía cortesía

Con vientos sostenidos de 260 KM/H, Iota es el huracán más catastrófico del cual se tenga registro, así lo aseguró el Director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER): "es el huracán con más potencia que se ha acercado a Nicaragua, por lo que ya está superando, en este momento, en cinco kilómetros por hora de lo que fue el huracán Johan en 1988, que golpeó con 240 kilómetros por hora. Se está moviendo muy rápido, 17 KM por hora; eso significará que se va acercar con esta potencia”.



A pesar de que la ahora tormenta tropical Iota salió del territorio nicaragüense y hondureño, las lluvias persisten en ambos países y los caudales siguen siendo peligrosos. La comunicación en muchas zonas de la Costa Caribe de Nicaragua sigue siendo inestable y más de 80,000 familias están sin energía eléctrica.


Tragedia en Peñas Blancas


La vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, informó la noche del martes 17 de noviembre que Iota dejaba hasta el momento la perdida de seis vidas humanas a nivel nacional. Mientras tanto, una brigada compuesta por el Ejercito de Nicaragua, la Policía Nacional y otras instituciones estatales, informaron sobre los hechos ocurridos en el municipio de Tuma La Dalia. "La información preliminar es que había 15 personas desaparecidas, de ellas, en el transcurso de la noche y la mañana de hoy, se han encontrado 4 personas con vida y 4 fallecidos", cita la nota publicada en el oficialista 19 Digital a las 10 a.m. de este 18 de noviembre.


La información publicada por medios de comunicación independientes, entre ellos Confidencial y Artículo 66, asegura que el número de muertes ante este deslave podría llegar a ser de 30.


Al cierre de esta publicación varios periodistas independientes se encuentran en la zona, pero la Policía y personas afines al Gobierno impiden la cobertura de los hechos.

Nicaragua colapsa


La noche del 16 de noviembre, la capital nicaragüense, Managua, parecía estar bajo una nube de depresión colectiva e incertidumbre, sentimientos que horas después se esparcieron en todo el país.

Este es un tercer golpe con consecuencias catastróficas para el país en menos de un año. Varias localidades de la Costa Caribe Norte han solicitado el amparo del Estado nicaragüense ante la perdida de toda una vida. Casas, negocios, puentes, fincas y comarcas destruidas. Iota no tuvo piedad.


La fuerza de las lluvias provocadas por Eta y Iota hicieron colapsar al país. Masaya, Rivas, Managua, Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia y Jinotega son algunos de los departamentos que presentaron afectaciones graves.

Ante la emergencia, el Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility (CCRIF) hará un pago de US $10,7 millones de dólares al Gobierno de Nicaragua tras el paso de Eta. "Como es habitual y parte de la propuesta del cliente del Mecanismo, todos los pagos se realizan dentro de los 14 días posteriores al evento. Es más, el CCRIF ya pagó un anticipo de US$3,7 millones al Gobierno de Nicaragua, con el resto a ser pagado antes del 19 de noviembre, luego de la verificación de los resultados finales del modelo", informó el Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (COSEFIN) en su página web.


Además, el Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, informó sobre medidas de apoyo que USAID destinará para el país. "USAID proporcionará $1.5 millones adicionales para proveer asistencia vital a las comunidades en Nicaragua más afectadas por el Huracán Eta y ahora el Huracán Iota. Esta ayuda se dará a través de organizaciones humanitarias internacionales", citaba un tuit del diplomático.


Desamparo en medio de la tormenta


En la comunidad La Bodega, Siuna, un poblador brindó declaraciones a los periodistas Álvaro Navarro y Wilfredo Miranda. "Aquí nadie ha venido. Estamos por nosotros mismos. Estaban sacando a cinco o seis familias", declaró el ciudadano.


La historia se repite en varias zonas del país en donde ni el Ejército o la Policía Nacional han llegado. "Si me voy lo pierdo todo", aseguraba una ciudadana de Bilwi, quién teme por los saqueos que se puedan dar en la zona.

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS PUBLICIDAD • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD • AVISO LEGAL

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados - Diseño y Desarrollo Web por Coyuntura

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co