top of page
Publicidad:

Miguel Martínez: solo uno de los focos de la indignación en Guatemala por corrupción y autoritarismo

Analistas políticos sostienen que manifestaciones como las del sábado, contra exfuncionarios o miembros de la clase política guatemalteca, son un síntoma vivo del hartazgo de la población frente a la corrupción, el autoritarismo y la impunidad. Martínez es considerado un símbolo de la descomposición estatal y de los beneficios que algunos individuos obtienen a expensas del erario público. La población se ha volcado a las calles y las redes sociales para expresar su descontento y su rechazo a la corrupción, ahora con la pareja sentimental del actual mandatario centroamericano Alejandro Giammattei en el ojo del huracán digital.


Por Redacción Central | @CoyunturaNic

Antigua Guatemala, Guatemala
Luis Miguel Martínez en una imagen de archivo | Fotografía de La Hora por José Orozco
Luis Miguel Martínez en una imagen de archivo | Fotografía de La Hora por José Orozco

Este sábado 14 de octubre de 2023, durante el décimo tercer día del "Paro Nacional Indefinido", la pintoresca ciudad de Antigua Guatemala fue escenario de un episodio tenso y revelador que ilustra la creciente agitación política en el país centroamericano. El exdirector del Centro de Gobierno, Miguel Martínez, figura de alta confianza del presidente Alejandro Giammattei, y su pareja sentimental, fue abucheado, confrontado y agredido por un grupo de ciudadanos, quienes le esperaban a la salida de un acto religioso en la iglesia La Merced. Este incidente tuvo lugar en medio de las manifestaciones y bloqueos a nivel nacional, que se han convertido en una expresión clara de la insatisfacción generalizada en el país, con la clase política de Guatemala y su sistema jurídico.


La crisis política en Guatemala ha estado en pleno apogeo en las últimas semanas, marcada por protestas, manifestaciones y bloqueos que se extienden en todo el territorio hasta esta hora, reuniendo a miles de guatemaltecas y guatemaltecos exigiendo la renuncia de la fiscal general del Ministerio Público (MP), Consuelo Porras, así como del fiscal de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), Rafael Curruchiche, y el juez capitalino Fredy Orellana. Las manifestaciones, que comenzaron el 02 de octubre, se han multiplicado y ahora son más intensas. Prueba de ello es el episodio en la ciudad colonial.


El episodio en Antigua Guatemala


Entre la mañana y mediodía de este sábado 14 de octubre, Miguel Martínez, exdirector del Centro de Gobierno, se encontraba en la iglesia La Merced en Antigua Guatemala. Según las transmisiones en vivo y los videos capturados por ciudadanos, Martínez asistía a una misa de confirmación de uno de sus sobrinos.


Desde el principio, los ánimos estaban caldeados. Martínez fue reconocido por algunos ciudadanos que se encontraban en la iglesia, y rápidamente comenzaron a circular imágenes de él en las redes sociales digitales. Una noticia compartida al instante por varios medios de comunicación guatemaltecos. Esto desató una ola de críticas en línea, y un grupo de personas se reunió frente a la iglesia para expresar su descontento, luego de organizar el "piquete" desde TikTok y WhatsApp.


En un video captado por la periodista guatemalteca Lucía Escobar, se puede observar a Martínez saliendo del templo bajo la protección de al menos seis agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes formaron un cordón de seguridad alrededor del exfuncionario, y antes de su salida, frente a la entrada principal la popular iglesia. Las personas presentes gritaban insultos y algunos intentaron agredir a Martínez y a sus familiares. Tras el incidente, al menos una de las camionetas blindadas en las que se movilizaban dichos ciudadanos fue atacada a patadas y con piedras.


La situación se volvió más tensa cuando un guardaespaldas de Martínez intentó arrebatarle el celular a un ciudadano que estaba documentando la presencia del cuestionado exjerarca en la iglesia local. A medida que pasaban los minutos, más vecinos se unieron al grupo y comenzaron a corear consignas en contra de Martínez, llamándolo "corrupto", una y mil veces.


Lo que siguió fue un evento cargado de emociones. A pesar de que el número de manifestantes era relativamente pequeño, un contingente de agentes de la PNC se posicionó en la iglesia y posteriormente se cerraron las puertas del templo. Esto llevó a preguntas por parte de los manifestantes sobre por qué se estaba protegiendo a Martínez.


Finalmente, Martínez se vio obligado a abandonar la iglesia bajo la escolta de agentes de seguridad privada y miembros policías. Mientras lo acompañaban hasta un vehículo tipo picop que lo esperaba afuera, se produjeron empujones, gritos y algunos manifestantes lanzaron agua hacia Martínez.


La madre de Martínez, María Luisa Morales Gatica, y otros familiares también fueron abordados por los enojados manifestantes. La madre de Martínez corrió unas cuadras para resguardarse mientras los ciudadanos gritaban: "¡No queremos a la familia Martínez, fuera!"; "¡Ladrones!"; "¡Corruptos!". Las y los manifestantes lanzaron piedras que llegaron a romper el vidrio trasero del vehículo en el que se movilizó Morales Gatica.


Ante el incidente en la iglesia La Merced, varios medios de comunicación independientes, entre ellos COYUNTURA, consultaron a la Policía Nacional Civil. El inspector César Mateo informó que Martínez no tenía seguridad proporcionada por la PNC y que el cuerpo armado llegó al lugar debido a la información sobre una manifestación, y al ver que había personas molestas y que podían agredir al exfuncionario estatal, escoltaron a Martínez para resguardar su integridad física y evitar que fuera agredido.


Asimismo, otro video divulgado en las redes sociales digitales documenta como Martínez y, al menos, su mamá son trasladados a una zona abierta, en donde abordaron un helicóptero para abandonar Antigua Guatemala.


Un antecedente


Este no es el primer incidente en el que Miguel Martínez se ve envuelto en medio de la hostilidad y el rechazo de la población guatemalteca. El viernes 08 de septiembre, durante un partido de fútbol entre Guatemala y El Salvador, Martínez también fue abucheado por las y los aficionados de la selección guatemalteca. En los videos del evento deportivo se le ve vestido con la camiseta de la selección y una gorra blanca en el palco del Estadio Doroteo Guamuch, un lugar exclusivo para disfrutar de los eventos deportivos.


Tras el incidente en la iglesia La Merced, Martínez condenó en redes sociales cualquier acto de violencia hacia su familia, tanto en Santa Lucía como en Antigua Guatemala. Afirmó que las y los manifestantes incitaron a protestar en las residencias de sus familiares y calificó los hechos de "vandalismo". Martínez insistió en que su familia era ajena al Gobierno y exigió respeto. Su mensaje subrayó la gravedad del incidente y la tensión que se vive en el país.


"No termino de lamentar el no estar cuando agredieron a mi mamá (65 años de edad), hermano sobrino (15 años de edad), para poder defenderlos. Esta no era una manifestación, primero porque ni yo ni mi familia somos funcionarios públicos, esto fue un intento de linchamiento causado por personas que están vinculadas a los partidos políticos: Movimiento Semilla, Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), Cabal, entre otros", cita la publicación de Martínez en sus redes sociales digitales. "Tuvimos daños materiales, pero gracias a Dios todos estamos bien. Lamento que por mi culpa mi mamá tuviera que soportar insultos y golpes, a mi sobrino se le arruinara algo que debió ser especial y fuera golpeado por adultos que pronto tendrán que enfrentar la justicia", agregó.


Evacuado en vehículos de un contratista estatal


Videos capturados por los manifestantes muestran a Martínez saliendo apresuradamente de la iglesia mientras era increpado por la multitud. Fue escoltado por un grupo de la Policía Nacional Civil y un hombre no identificado. A pesar de que Martínez no ostenta ningún cargo oficial, ha sido visto en varias ocasiones siendo custodiado por la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), una entidad encargada de la protección del presidente y funcionarios relacionados.


Martínez es una figura influyente en el Gobierno del presidente Alejando Giammattei. En el año 2020, Giammattei creó una instancia llamada Centro de Gobierno para coordinar, presionar e instruir desde una Comisión a los ministerios del Poder Ejecutivo sobre las prioridades de la Presidencia, pero fue cerrada debido a distintos señalamientos. El exfuncionario jugó un papel crucial en la coordinación de movimientos políticos del partido VAMOS en las elecciones recientes.


Según datos del registro de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), revelados tras el incidente, los vehículos en los que Martínez y su familia se fueron del lugar están inscritos a nombre de la empresa Importadora y Exportadora Beko, S.A., la cual ha estado involucrada en varios contratos gubernamentales, incluyendo la adjudicación de 102 millones de quetzales por 11 contratos con el Fideicomiso de Transporte de la Ciudad de Guatemala. Además, la empresa ha proporcionado servicios y productos a diversas entidades estatales, desde la Dirección General del Sistema Penitenciario, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), hasta el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.


Importadora y Exportadora Beko, S.A. también ha estado vinculada con Distribuidora Beirut, S.A., una empresa que previamente suministró uniformes para la PNC durante el Gobierno de Otto Pérez Molina. Estas adquisiciones fueron objeto de controversia debido a la falta de licitación y la entrega de uniformes inapropiados. Luis Mejía, vinculado a ambas empresas, desempeñó un papel en el Gobierno de Pérez Molina como subjefe del Departamento de Ingeniería de Tránsito de la Dirección de Caminos.


Su familia, la privilegiada


Su familia, la privilegiada, fue el centro de una exhaustiva investigación llevada a cabo por Vox Populi. Este estudio arrojó luz sobre el impresionante cambio en el nivel de vida de Luis Miguel Martínez Morales, exdirector de la Comisión Presidencial del Centro de Gobierno en Guatemala, y su círculo cercano. Estableciendo su residencia en el Condominio Bella Vista en Jocotenango, Sacatepéquez, esta familia ha adquirido propiedades de alto lujo de manera notable desde 2020, durante el mandato del actual presidente Alejandro Giammattei, quien mantiene una relación sentimental con Martínez Morales. Uno de los hallazgos más sorprendentes de la investigación fue la construcción de una mansión lujosa en terrenos adquiridos por más de un millón de quetzales (alrededor de 144 mil dólares) por Sergio Guillermo Girón Lezana, cuñado de Martínez Morales, utilizando la empresa Nahual Energy, Sociedad Anónima.


La estrecha relación de larga data entre Girón Lezana y Martínez Morales ha permitido a esta familia beneficiarse de sus conexiones en el poder. Además, la investigación ha revelado que este drástico cambio en su nivel de vida incluye costosos viajes, procedimientos de cirugía estética y acceso a eventos exclusivos, evidenciando una transformación asombrosa en sus circunstancias desde que Martínez Morales asumió un cargo gubernamental. En resumen, "Su familia, la privilegiada", fue el enfoque de una minuciosa investigación de Vox Populi que destapó cómo la influencia política puede propiciar un rápido ascenso en el estatus social y económico, a menudo a expensas de la transparencia y la integridad pública.


Según analistas consultados por la Redacción de COYUNTURA, el repudio hacia Miguel Martínez y otros miembros de la administración actual refleja la necesidad de una reforma en la política guatemalteca que priorice la transparencia, la rendición de cuentas y el respeto a los derechos de los ciudadanos. La lucha contra la corrupción es un desafío que requiere un compromiso decidido por parte de las autoridades y la sociedad civil para reconstruir la confianza en las instituciones y avanzar hacia un futuro más justo y equitativo.


Durante las últimas dos semanas también han sido abucheados y rechazados en espacios públicos el procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, José Alejandro Córdova Herrera, y al menos dos fiscales del Ministerio Público.


El incidente en la iglesia La Merced en Antigua Guatemala es un reflejo de la creciente agitación política en Guatemala. Mientras miles de guatemaltecos han estado expresando su descontento con el Gobierno a través de protestas, manifestaciones y bloqueos, el exdirector del Centro de Gobierno, Miguel Martínez, se ha convertido en un blanco de la ira pública. Este episodio, marcado por abucheos, confrontaciones y la intervención de la PNC, subraya la profunda polarización y tensión que prevalecen en el país centroamericano ahora mismo.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios

Comments


⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
Publicidad:
Publicidad:
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna | La radio y plataforma de podcasts de COYUNTURA

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page