• Juan Daniel Treminio

Valeska Valle: "Hay una estrategia planteada si decidimos salirnos de la Coalición"

Valeska Valle es una joven líder estudiantil que ha persistido desde que su imagen fue notable durante los primeros días de la rebelión de abril de 2018, representando desde entonces al Movimiento Universitario 19 de Abril, una de las cuatro organizaciones juveniles que integran la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).



En esta entrevista a profundidad, Valle aborda la mayor cantidad de detalles respecto a las estrategias de la ACJD alrededor de la decisión de retirarse de la Coalición Nacional, o no, luego de mantener una participación mínima desde hace algunos meses en dicho espacio. Además, comenta sobre las recientes declaraciones que se han hecho sobre la unidad y sobre el desarrollo de las organizaciones estudiantiles en el país.


¿Puedes compartir cuál ha sido tu postura alrededor de la salida o permanencia de la Alianza en la Coalición?


"He sido clara desde mayo de este año. La estructuración y el fondo bajo el cual está actuando la Coalición Nacional no era algo funcional, no genera una expectativa de alternativa hacia la población y por eso la postura particular del movimiento al cual pertenezco ha sido que la Alianza debe retirarse de la Coalición. Hemos mantenido esa postura, hemos sostenido la base para poder mejorar la estructura que existe, pero es un espacio que no permite ningún tipo de mejora. No ha habido una votación final, solo discusiones y votaciones preliminares".


¿Hasta cuando van a mantener el suspenso?


"Ya hay una fecha estipulada. En el plenario nos comprometimos con la confidencialidad de no decir la fecha, pero sí vamos a estar dando declaraciones una vez que se llegue a la fecha. Va a ser una decisión definitiva, que se ha venido posponiendo por causas mayores. Sabemos que es una decisión muy difícil, que obviamente ha disgustado a muchos sectores de la población, pero se ha tenido que llevar a consulta desde las bases territoriales. Como la estructura ha venido creciendo, con ello la toma de decisiones también va evolucionando, sobre todo los métodos de consulta".


¿Qué va a pasar si deciden quedarse en la Coalición?


"Independientemente de cual sea la posición, ya sea quedarse o continuar, al final, si se decide quedarse, el plenario va a tener que tomar otras decisiones, porque que hasta el momento el plenario ha decidido que la Alianza tenga una participación mínima después que sucedieron las problemáticas con el involucramiento de nuevas organizaciones juveniles dentro de la Coalición y del artículo transitorio".


¿A qué sector le disgustan las posturas de la Alianza?


"Es una cuestión directa de miembros de la Coalición, específicamente la UNAB y del PLC, con una campaña que yo considero bastante agresiva en contra de que si la Alianza se queda o no. Sabemos la importancia de no darles largas a la toma de decisiones y ver cómo se continúa, en cualquiera que sea la decisión".


¿Es honesta la forma de actuar de la Alianza Cívica?


"Sí, lo creo. Particularmente, nosotros como sector juvenil lo hemos sido, aunque nos han señalado de divisionistas, de caprichosos y malcriados, sobre todo porque hay una vinculación directa a nuestra posición del porque no nos han visto, ni nos verán dentro de la Coalición. La ciudadanía pide con justa razón que nos unamos, pero la unidad tiene que ser en torno a propuestas claras de algo que realmente sea potable. Se ha perdido mucho tiempo en discusiones que no son de este momento; ya van más de dos años y medio y no hemos aprendido. Es evidente que hay muchas personas que quieren utilizar todas estas oportunidades de plataformas nuevas para empujar sus intereses.


Como alianza hemos sido bastante francos y lamentablemente eso no le gusta a algunos pares".


¿A ustedes se les critica de haber cambiado de postura sobre la participación de los partidos?


"Sobre el argumento de que nosotros fuimos los que invitamos a los partidos políticos y de que ahora no los toleramos, asumimos que efectivamente nosotros propusimos en los viajes a El Salvador, tanto la Alianza y la Unidad; se dijo que había que ver un involucramiento de los partidos en lo que se imaginaba de la Coalición. Como sector juvenil estábamos claros, pero debería existir una estructura funcional, reglas claras, el vínculo e involucramiento de los partidos. Hemos tratado de ver cómo se mejoran las comunicaciones de manera bilateral, pero tampoco ha habido una apertura".


¿Quién debería ceder para que la Alianza se mantenga y comience a trabajar en la Coalición?


"Es el pleno el que decide, porque es la máxima autoridad en la Alianza Cívica. De que hay problemas de fondo y estructurales en la Coalición, los hay, y si alguien dice lo contrario está mintiendo, porque los hay. No hay un involucramiento real de todas las organizaciones".


Sin embargo, la Alianza tiene una tendencia marcada a retirarse de la Coalición. ¿Me equivoco?


"Sí la hay. Hay una tendencia marcada. Las votaciones que se filtraron, porque se filtraron, de la votación preliminar que hubo, fueron trece votos a favor, seis en contra y una abstención".


Dicho lo cual, ¿esto no deja lugar a una fractura interna en la Alianza?


"No veo cuál es la ruptura. La Alianza ha sido muy diversa en cuanto a sus decisiones. Cada persona dentro del plenario es un tomador de decisión y existen dos métodos: uno por consenso, que es cuando todos estamos de acuerdo, y cuando alguien presenta una objeción pasa a votación. Es un ejercicio democrático pleno.


Y en cuanto a las declaraciones del doctor Ernesto Medina; hemos abordado esto dentro del plenario debido a que llevaba mucho tiempo ausente y hay que ponerlo al día. Desde mayo a la fecha ha asistido a once de cuarenta sesiones, nada más. Hay un destiempo que no le permite conocer mejor las posturas. Respeto que quiera hacer pública sus posiciones, pero no estoy de acuerdo que diga que predomina algo. Si realmente un sector predomina, esa decisión ya se hubiera tomado hace mucho tiempo. Hay un alto umbral que el estatuto de la Alianza no lo permite; cuando hay una decisión sobre el cambio de estrategia, necesita ser aprobada por una mayoría amplia dentro del plenario, para que no exista un avasallamiento de minorías".


¿La salida oficial de la Alianza alimentaría el nivel de desesperanza entre la sociedad que quiere una salida inmediata a la crisis?


"La Alianza debe definirse. Yo no puedo asegurar si se va a salir o no. En este tiempo se han abordado todas las dudas en cuanto a las estrategias para que estemos claros de lo que vamos a hacer y podamos asumir la decisión que salga. Yo no lo veo como algo que genere desesperanza. Cualquiera que sea la decisión se tiene que empezar a caminar dentro de esa estrategia, mientras tanto, se sigue trabajando en el fortalecimiento interno. Siempre estamos viendo cómo funcionamos mejor. La Alianza es un modelo organizacional nuevo y hay mucho que mejorar. Una vez que la decisión se tome, hay un escenario para continuar dentro de la Coalición y hay una estrategia planteada si decidimos salirnos de la Coalición".


¿Por qué no han presentado dicha estrategia?


"Para ambos escenarios hay una estrategia que se está trabajando. Esas decisiones no se pueden tomar como moneda al aire, sería una irresponsabilidad de una organización como la nuestra. El punto de partida para ambas opciones, de las cuales el plenario está consciente, tiene que ver con el fortalecimiento de la Alianza Cívica para poder sobrellevar los escenarios que se avecinan".


¿Qué tipo de escenarios?


"De que si hay reformas o no, la presión para la liberación de los presos políticos, la decisión de ir o no a un escenario electoral dependiendo de las libertades y garantías que existan. Son muchas las decisiones que se van a tener que tomar, y entre más fortalecidos estemos como Alianza vamos a poder tomar las mejores decisiones".


¿Y qué propondrías desde ya para la solución de esos escenarios?


"Tendríamos que empezar por el tipo de concepto de unidad que se ha generado en tanto a que todos estemos metidos en un mismo saco; para trabajar por la liberación de los presos políticos no tenemos que estar en un mismo saco. No se está prestando atención a la estrategia que genere presión para la liberación de los presos; no hay campaña mediática, ni en el diario actuar. Podemos estar unidos alrededor del tema y generar presión.


El tema de las reformas efectivamente no está en nuestras manos, pero se perdieron los esfuerzos que se habían impulsado en torno a que la oposición pudiera tener un documento consensuado con los pasos necesarios para que podamos ir a elecciones libres. La represión se ha recrudecido para impedir la organización, ni siquiera nos permiten salir de la casa para ir a reunirse, y creo que sin garantías no habrá mayor motivación de la población".


En este caso, ¿cuál es el "saco" al que haces referencia?


"El discurso imperante que existe ahorita es que si nada es a través de la Coalición Nacional, no funciona, ese el saco. Es falso. Las organizaciones ya existían antes que la Coalición y la Alianza ya ha venido trabajando en el ámbito internacional con la UNAB y otras organizaciones de la diáspora para empujar las resoluciones de todos estos temas".


Y a groso modo, ¿cómo están las organizaciones juveniles y estudiantiles?


"Los movimientos tienen identidades bastante marcadas. Se ha logrado obtener un sentido de pertenencia a las organizaciones macro en la que cada una se encuentra. Y también hay una libertad enorme de organizaciones juveniles y estudiantiles independientes, que allí es donde hay que trabajar en generar puentes que vayan más allá de las organizaciones grandes. Los movimientos han madurado muchísimo y tienen bases mucho más sólidas y bastante autonomía. Los movimientos surgimos en distintas partes y en distintos contextos, y cada quien se define según su sentido de pertenencia, y cada quien se encuentra en una amplitud dentro de lo que hacen".


Y en particular, ¿cómo está el movimiento que diriges?


"Estamos pasando por un proceso de crecimiento y fortalecimiento. El año pasado fue de muchos cambios para el movimiento; empezamos a reinventarnos para seguir formándonos y creciendo, escuchando las mayores voces que podamos. Más del 60% de los integrantes del MU son estudiantes activos, lo cual nos ha permitido tener mucha mayor amplitud e información de lo que pasa dentro de las universidades; estamos al tanto de todo. Tenemos diversidad de carreras, estudiantes que están en los últimos años de secundaria, jóvenes egresados, jóvenes desempleados, emprendedores. Todo esto nos permite vivir y sentir las dificultades en el día a día".


Respecto a la juventud no organizada, la que fue señalada de apática, ¿ha vuelto al abandono y el desinterés?


"Yo no creo que están dormidos; están expectantes. Lo que pasa es que la oposición no ha salido de su burbuja, y mientras no salga de la burbuja no va a poder tocar al famoso 70% del que se habla. Me incluyo porque nosotros a partir de este año hemos empezado a captar distintas voces, tender puentes y ver cómo nos organizamos mejor entre la diversidad. La juventud ha vivido momentos traumáticos desde el 2018, y entre el trauma y el incremento de la represión, están callados pero están expectantes de una buena propuesta".


De todas las acciones y estrategias que se han emprendido desde el proceso de rebelión cívica, ¿cuál crees que no debería repetirse?


"En las decisiones que se han tomado no habrá ninguna reversión. El problema no son las estrategias, es lo estructural y lo funcional. Esto es nuevo en Nicaragua y en toda América, donde se hace todo el esfuerzo para mejorar los espacios. Creemos que es muy fácil venir y decir 'es que mejor no hubiéramos hecho esto'; lamentablemente, bajo un contexto de represión y la presión de algo nuevo, se toman las decisiones que se toman de acuerdo al conocimiento que se tiene a mano. Yo no cambiaría nada".

¡Ayúdanos a seguir en línea!

"La sociedad tiene derecho a la memoria; el periodismo: el deber de recordar"

D_edited_edited.png

¿QUIÉNES SOMOS? • CONTACTO • APÓYANOS • SUSCRIPCIÓN •  POLÍTICA DE PRIVACIDAD

direccion@coyuntura.co | www.coyuntura.co

© 2020 Coyuntura - Todos los derechos reservados