top of page

Líderes religiosos hacen propaganda electoral para influir en elección presidencial de Guatemala

En Guatemala, la participación de líderes religiosos en la contienda electoral genera controversia, ya que podrían estar infringiendo las normativas electorales al tomar una postura en contra de un candidato presidencial. Sus discursos han despertado acusaciones de propaganda electoral y podrían enfrentar sanciones por querer influir en el resultado de las elecciones de cara al balotaje.

Por Jairo Videa | @JairoVidea

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Ilustración de Coyuntura
Ilustración de Coyuntura

En medio de la incertidumbre generada por el balotaje en Guatemala, donde los nombres de los candidatos para la segunda vuelta presidencial aún no han sido confirmados debido a un amparo provisional emitido por la Corte de Constitucionalidad (CC), surge una polémica en torno a los discursos de líderes religiosos que quieren influir en el resultado de las elecciones y que ha llamado la atención tanto en el ámbito político como en las redes sociales.


Sandra Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y Bernardo Arévalo, del Movimiento Semilla, son los dos candidatos que se enfrentarían en la segunda vuelta electoral, programada para el próximo 20 de agosto. Sin embargo, la participación de Arévalo ha desencadenado reacciones de descontento por parte de líderes religiosos evangélicos, quienes lo han calificado de "comunista" y han argumentado que su agenda política contradice los principios cristianos.


Estos líderes religiosos, cabezas de grandes congregaciones, como Cash Luna, han expresado sus opiniones en los servicios y reuniones religiosas, lo que ha provocado un debate en las redes sociales, con críticas hacia estas posturas. Expertos consultados por la Redacción de COYUNTURA advierten que estos discursos podrían constituir una falta electoral y amerita sanciones por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), ya que estos "pastores" quieren influir en los feligreses y dirigir su voto hacia un determinado partido político. En el caso particular de los últimos días en Guatemala, la opinión "pastoral" está a favor de la exprimera dama, Torres, quien estuvo presa por un caso de corrupción en relación a su campaña electoral de 2015.


"No puedo juzgar a Samuel porque los hijos no le hicieron caso. Ni cambiar el sistema solo porque esos salieron chuecos", señaló recientemente el aclamado pero cuestionado Luna, cabeza de la iglesia evangélica más grande de Guatemala y Centroamérica. "Decime que has hecho primero", cuestionó Luna en torno a Arévalo.


"A algunos no les está gustando esta onda (su discurso). Mis hermanos, si quiere se congrega en otro lado, pero yo tengo un mensaje claro en cuanto al Gobierno", agregó Luna. "Ni siquiera se trata de si Guatemala va a ser derecha o izquierda. Se trata de si va a seguir siendo conservadora, con valores y con principios", gritó el religioso.


El conflicto se intensifica debido a que Guatemala es un Estado laico, tal como lo establece su Constitución Política, lo que implica una separación entre la religión y el Estado. Por lo tanto, resulta inapropiado y poco ético que los líderes religiosos tomen una posición clara respecto a alguna candidatura política. Peor aún, que llamen al voto por una de ellas, usando argumentos conflictivos y hasta falsos.


En los últimos días, otros líderes religiosos han lanzado también discursos desde el púlpito en contra del candidato presidencial Arévalo, del Movimiento Semilla, lo cual intensifica un debate en las redes sociales y los medios al respecto. Los internautas cuestionan estos mensajes, ya que consideran que influyen en el voto hacia la candidata de la UNE, quien ha redirigido su campaña hacia puntos que concuerdan con los principios cristianos, obviando incluso las raíces de la socialdemocracia que tiene su partido político.


Y aunque no se trate de izquierda o de derecha, ni de Adán, ni de Eva, ni de Esteban, es evidente la amplificación del discurso religioso en los días recientes como parte de una cruzada desde la narrativa y lo digital en contra del candidato de Semilla, y la sorpresa que significó su triunfo durante las Elecciones Generales de 2023 en el país centroamericano.


La Alianza Evangélica de Guatemala emitió un comunicado en el que, además de llamar a la población a ejercer su derecho al voto en la segunda vuelta electoral, rechaza cualquier iniciativa o propaganda en contra de los "valores cristianos". Esto ha sido interpretado por los usuarios de redes sociales como un rechazo directo hacia el Movimiento Semilla y su candidato, Arévalo, quien ha subrayado sus posturas y raíces desde la socialdemocracia, muy lejos de los planteamientos autoritarios y contra los derechos humanos y civiles que se le atribuyen a él y a su partido.



La Ley Electoral y de Partidos Políticos (Lepp) establece en su Artículo 219 que la propaganda electoral incluye cualquier actividad realizada durante el proceso electoral con el objetivo de difundir programas de gobierno, captar, estimular o persuadir a los electores. Según algunos abogados y magistrados consultados por medios de comunicación en Guatemala, los discursos de los líderes religiosos que instan a sus feligreses a no votar por un candidato específico, en este caso Arévalo, podrían considerarse como propaganda electoral y constituir una falta según la normativa.


En el artículo 67 de la Lepp, referente a los medios prohibidos, se menciona que no está permitido utilizar creencias religiosas o motivos religiosos para influir en los ciudadanos y hacer que se adhieran o se alejen de partidos políticos o candidaturas específicas. Exmagistrados del TSE han afirmado que los discursos de los líderes religiosos a favor de un partido político caen en el ámbito de la propaganda electoral y que corresponde al Tribunal establecer la sanción correspondiente, de acuerdo con el artículo 88 de la Lepp.


Aquiles Faillace, constitucionalista guatemalteco, señaló a Prensa Libre que cualquier ministro de culto tiene prohibido manifestarse sobre política partidaria, ya que esto constituiría una forma de coacción hacia los electores. Además, destaca que en este momento, mientras los resultados de la primera vuelta aún no son definitivos, no está permitida la propaganda electoral.


El TSE se enfrenta a la difícil tarea de controlar este tipo de faltas en medio de la turbulencia que rodea el proceso electoral, ya que aún se encuentran en la revisión de los escrutinios según lo dictaminado por la CC. Sin embargo, debido a la repercusión de los mensajes de los líderes religiosos en las redes sociales, es probable que el Tribunal tenga conocimiento de la situación y deba emitir una sanción que podría afectar a la organización política que está siendo favorecida por estos mensajes.


La polémica generada por los discursos de los líderes religiosos en Guatemala refuerza la necesidad de mantener una clara separación entre la religión y el Estado, así como el respeto a las normativas electorales que buscan garantizar una competencia justa y equitativa, en medio del milagro que pasó a ser suspenso, que tiene al futuro político y democrático de Guatemala en juego. En un país democrático, la participación ciudadana debe basarse en el análisis de propuestas y programas políticos, y no en influencias religiosas que puedan sesgar el proceso electoral.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad:
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 06:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page