top of page

Ortega subraya la labor de las fuerzas armadas de Rusia en la Nicaragua que persigue y castiga

Nunca antes Rusia había estado tan inmersa en la seguridad de un país centroamericano como lo está ahora en el caso de Nicaragua. A pesar de que el mandatario sandinista señaló este lunes que la Policía Nacional es un órgano "para la paz", la condecoración de un alto militar ruso y su participación en las fuerzas armadas explican un capítulo más en la relación entre los regímenes de Daniel Ortega y Vladimir Putin.

Por Jairo Videa | @JairoVidea

Managua, Nicaragua
Daniel Ortega (izquierda) condecora al militar ruso Oleg Anatolyevich Plokhoi en Managua, la noche del lunes 11 de septiembre de 2023 | Fotografía de El 19 Digital por Jairo Cajina
Daniel Ortega (izquierda) condecora al militar ruso Oleg Anatolyevich Plokhoi en Managua, la noche del lunes 11 de septiembre de 2023 | Fotografía de El 19 Digital por Jairo Cajina

Este lunes 11 de septiembre de 2023, en medio de las conmemoraciones regionales por los 202 años de independencia de Centroamérica, en un acto conmemorativo vespertino por el 44 aniversario de la Policía Nacional de Nicaragua, el dictador Daniel Ortega volvió a hacer de las suyas, al confirmar la presencia del coronel general ruso Oleg Anatolyevich Plokhoi en el territorio del país centroamericano, justificando a su vez su estadía como una medida para "enfrentar mejor a los golpistas y terroristas". En medio de este evento de las fuerzas armadas, Ortega también aprovechó para lanzar amenazas a la oposición política y defender, una vez más, su controvertida actuación durante lo momentos más ásperos de la crisis humanitaria, de derechos humanos y política iniciada en abril del año 2018. Además, como era de esperarse, se anunciaron ascensos en la jerarquía policial, destacando el número de mujeres ascendidas, en el primer acto oficial del ente tras su última reforma inconstitucional.


El discurso de Ortega durante el aniversario de la Policía Nacional se centró en la figura del coronel ruso Oleg Anatolyevich Plokhoi, secretario de Estado ruso, director adjunto del Servicio Federal de la Guardia Nacional, y comandante en jefe de la Guardia Nacional de la Federación de Rusia y del Servicio Federal de Tropas de la Guardia Nacional de la Federación de Rusia, quien fue condecorado con la "Medalla de Honor al Mérito Amistad Policial" la noche de este lunes. Esta condecoración se justificó como un reconocimiento al "invaluable apoyo y cooperación brindado a la Policía Nacional".


Plokhoi nació en 1968 en la ciudad ucraniana Kiev. Es ciudadano de la Federación Rusa. Está vinculado directamente con los más altos mandos de las fuerzas armadas alrededor del sanguinario Vladimir Putin (quien al cierre de este texto se reúne en Rusia con Kim Jong-un, el dictador supremo de Corea del Norte). Está sancionado por la Unión Europea, Suiza, Japón, Ucrania, Francia, Bélgica y Nueva Zelanda, y es considerado uno de los funcionarios rusos más ricos, según la revista Forbes, con varios apartamentos y miles de dólares en ingresos anuales.


La presencia de este alto oficial ruso en Nicaragua es otra prueba explícita de la relación entre el régimen sandinista de Ortega y Rusia. Una cooperación que a corto y largo plazo tendrá graves implicaciones en el ámbito regional. Además, según señala un analista político centroamericano consultado bajo anonimato por la Redacción de COYUNTURA, las declaraciones del mandatario, y la elevación del militar Anatolyevich en honores nacionales dentro del cuerpo armado civil, son indicadores "inequívocos" de como Rusia "colabora con el régimen sandinista desde la Policía y otras instancias para reprimir a la ciudadanía, opositores y líderes".


En su discurso, Ortega arremetió contra la oposición, a la que denominó una vez más de "golpista y vendepatria", términos que ha utilizado el oficialismo desde el inicio de la crisis múltiple que vive Nicaragua desde 2018, con el objetivo de referirse a sus críticos. El mandatario, que está en el poder desde el año 2007, acusó a la oposición de difundir "calumnias" y "barbaridades" para engañar al pueblo nicaragüense, justificando también la presencia del coronel ruso como parte de un esfuerzo por "enfrentar mejor a los golpistas y terroristas". "Es una declaración clara sobre injerencia del régimen de Putin en la seguridad pública de Nicaragua, y en asuntos de relevancia nacional y ciudadana. Intervencionismo promovido y coordinado desde el oficialismo", denuncia el analista consultado.


Ortega también hizo hincapié en la rebelión de abril de 2018, durante la cual se aplastaron las protestas ciudadanas con mano policial y paramilitar, con un alto costo en vidas humanas. Mientras el régimen de Ortega y su esposa, la copresidenta Rosario Murillo, alega haber sido víctima de "un intento de golpe de Estado" financiado por supuestos actores internacionales que buscan inestabilidad para Nicaragua, organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informan de graves violaciones a los derechos humanos durante la represión de las protestas. Por otro lado, una misión especial sobre el país centroamericano de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) documentó crímenes de lesa humanidad, asegurando tras sus investigaciones que "las violaciones y crímenes en Nicaragua formaron parte de un plan para eliminar toda disidencia".


La siempre fiel Policía Nacional


Otro de los puntos destacados del evento policial del lunes 11 de septiembre fue la promoción de 33 comisionados a comisionados generales en la Policía Nacional, de los cuales 19 son mujeres. Ortega enfatizó que este ascenso es un "hecho histórico" y defendió que su administración está cumpliendo con el principio de igualdad de género. Sin embargo, es importante señalar que la participación de las mujeres en el régimen sandinista se ha visto limitada en términos de autonomía y toma de decisiones.


De izquierda a derecha: Rosario Murillo, Daniel Ortega, Francisco Díaz y Oleg Anatolyevich Plokhoi la noche del lunes 11 de septiembre de 2023 en Managua, durante el acto oficial de la Policía Nacional | Fotografía de El 19 Digital por Jairo Cajina
De izquierda a derecha: Rosario Murillo, Daniel Ortega, Francisco Díaz y Oleg Anatolyevich Plokhoi la noche del lunes 11 de septiembre de 2023 en Managua, durante el acto oficial de la Policía Nacional | Fotografía de El 19 Digital por Jairo Cajina

Las palabras de Ortega respecto a estas comisionadas generales también incluyeron amenazas hacia la oposición, sugiriendo que estas mujeres podrían tomar medidas enérgicas contra quienes consideren "golpistas" o actores del "terrorismo". No obstante, esta promoción está relacionada con el último movimiento inconstitucional del sandinista desde el Poder Ejecutivo, quien ordenó a la Asamblea Nacional -controlada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)- convertir al órgano policial en una empresa de seguridad partidaria, endureciendo las sanciones contra las y los oficiales que desobedezcan. Ya no es una Policía "profesional, apolítica, apartidista, obediente y no deliberante". Según el nuevo Artículo 97 de la Constitución Política de Nicaragua, ahora es un mero "cuerpo armado, subordinado al presidente de la República".


Fue la primera vez que los altos mandos del reformado cuerpo armado se presentaban junto a sus fuerzas con su nuevo capataz.


La Policía Nacional de Nicaragua, responsable de la seguridad personal de Ortega y Murillo, es objeto de críticas constantes y cada vez más detalladas por su papel en la represión de las protestas civiles y manifestaciones opositoras. También por ser el órgano ejecutor de las órdenes dictatoriales y de seguridad en el país centroamericano. La administración sandinista ha invertido recursos significativos en esta institución, aumentando sus vehículos, instalaciones, miembros y finanzas generales y específicas, lo que genera preguntas y contradicciones sobre la independencia de la Policía y su función en la sociedad nicaragüense.


Según Francisco Díaz Madriz, director general de la Policía Nacional y consuegro de la pareja de mandatarios sandinistas, Nicaragua se presenta como el país "más seguro de Centroamérica y uno de los más seguros de América Latina". Sin embargo, esta afirmación contrasta con los informes de organismos internacionales sobre la situación de los derechos humanos en el país.


El discurso de Daniel Ortega durante el aniversario de la Policía Nacional de Nicaragua revela una vez más la polarización política en el país, así como las tensiones internacionales que rodean a su régimen en cuanto a seguridad y relaciones bilaterales. La presencia de un alto oficial ruso y las amenazas a la oposición plantean más interrogantes sobre el rumbo que está tomando Nicaragua en términos de relaciones exteriores, derechos civiles y militarización. ¿Cuáles son las funciones oficiales de Oleg Anatolyevich Plokhoi en la Policía? ¿Es igual o más profunda la relación del Ejército de Nicaragua con Rusia y con Irán? ¿Qué argumentos les puede quedar a Honduras, El Salvador, Colombia, México y Argentina en cuanto a las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, cuando señalan que su condena representaría "injerencia en asuntos" de terceros?


Por otro lado, la promoción de mujeres en la Policía Nacional, aunque se presenta como un logro en términos de igualdad de género, genera dudas sobre su independencia y su rol en la represión de protestas civiles. La situación en Nicaragua sigue siendo motivo de preocupación para la comunidad internacional, y este evento reciente no hace más que resaltar la complejidad de los desafíos que enfrenta el país en cuanto a seguridad y derechos constitucionales y ciudadanos.


La relación entre Nicaragua y Rusia no es nueva. Su colaboración tampoco. A la fecha, altos funcionarios de ambos regímenes siguen estrechando lazos, con el fin de "aumentar las relaciones y llevarlas a un nivel cualitativamente más alto". En abril de este año aterrizó en Managua el canciller ruso Serguéi Lavrov. Durante su comparecencia, resaltó incalculables acuerdos, y la narrativa del "mundo nuevo" que Rusia y su gran aliado China buscan instaurar en el mundo. También se detallaron las claves que ilustran todo el amor entre Ortega y Putin.


Suscríbase aquí a El Boletín de COYUNTURA y reciba las noticias de la actualidad de Nicaragua, Centroamérica y el mundo.

0 comentarios
⌨️ ¡La meta es llegar a las y los primeros 100 suscriptores!
⌨️  Se parte del grupo de socias y socios que respaldan nuestra misión como medio independiente
📻 La radio en línea y plataforma de podcasts para Centroamérica y su gente
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
Publicidad:
¡La democracia se defiende con periodismo!
Ya disponible el primer episodio
Publicidad:
EN DIRECTOAula Magna
00:00 / 01:04
Aula Magna.gif

AHORA: Programación regular

En cabina: De las 07:00 a las 11:30 a.m.

La radio para Centroamérica, de COYUNTURA

bottom of page